13 de septiembre de 2018 4:15 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 13 de septiembre de 2018 4:24 pm

Ampliarán denuncia por incitación al odio a actor que blasfemó contra la Virgen

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Foto: Pixabay.
Foto referencial. Foto: Pixabay.

La Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) ampliará su denuncia contra el actor Willy Toledo no solo por ofensa a los sentimientos religiosos sino también por incitación al odio, al gritarles en los juzgados de Madrid que los “ultracatólicos deberían desaparecer de la faz de la tierra”.

Toledo, que había sido detenido el pasado miércoles 12 de septiembre para asegurar su comparecencia ante el juez por un presunto delito de ofensa a los sentimientos religiosos, ha sido puesto en libertad después de negarse a declarar.

El 5 de julio de 2017, el actor escribió en su perfil de Facebook un mensaje en relación a la detención de tres activistas de Femen que iban a ser juzgadas por “presuntamente organizar la Procesión del Coño Insumiso de Sevilla. Según la energúmena de la jueza, dicha procesión constituye un escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María’. Se les imputa un delito ‘contra los sentimientos religiosos’”.

Toledo proseguía blasfemando contra Dios y el dogma de la perpetua virginidad de Santa María.

En marzo de 2018, la Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) presentó una denuncia contra el actor ante la Fiscalía, al considerar que sus declaraciones podrían constituir un delito contra los sentimientos religiosos.

Toledo declaró que no ha acudido a las citaciones anteriores del juez porque considera que no ha cometido “ningún delito”.

A las puertas de los juzgados, Toledo gritó que los “ultracatólicos deberían desaparecer de la faz de la tierra”, haciendo referencia a la Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC).

Ante esta situación, la AEAC ha asegurado que amplía la denuncia contra Toledo por una presunta incitación al odio y la discriminación.

En un comunicado, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, aseguró que “el respeto a la Ley es fundamental” y señaló que le llama la atención que “siempre que ha tenido la oportunidad, ha atacado a los cristianos en diferentes medios de comunicación. Pero no tiene valor para contestar a las preguntas ni del juez, ni del fiscal ni de la acusación”.

Toledo fue citado a declarar por primera vez en el mes de mayo, pero en vez de acudir a los juzgados dio una rueda de prensa en el centro pastoral San Carlos Borromeo de Vallecas, Madrid, en donde aseguró que no había “cometido ningún delito” y que no “veía la necesidad de comparecer” ante el juez.

En esa ocasión, el Arzobispado de Madrid, al que pertenece el centro pastoral San Carlos Borromeo, rechazó el uso de este lugar y precisó que su función no es “albergar actos de tipo político en los que se confunde fe con ideología”, además remarcó que “no se autorizó la utilización de dependencias de la Iglesia para este acto”.

El 28 de junio de este año Toledo fue citado a declarar por segunda vez. En esa ocasión tampoco acudió, pero sí participó en una manifestación anticristiana y blasfema contra la Virgen María realizada por las calles de Madrid.

Desde la AEAC calificaron estos actos como "obstrucción a la justicia".

Etiquetas: Abogados católicos, blasfemia, Ataque contra la Virgen María, denuncia

Comentarios