22 de mayo de 2013 12:05 pm

Amar a Dios y al prójimo es ver en cada uno el rostro de Jesús y servirlo, dice el Papa

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Amar a Dios y al prójimo es ver en cada uno el rostro de Jesús y servirlo, dice el Papa

El Papa Francisco visitó ayer por la tarde la Casa Dono di María en Roma, confiada a las hermanas misioneras de la Caridad, fundadas por la Beata Madre Teresa de Calcuta, y explicó en su discurso que amar a Dios y al prójimo es ver en cada persona el rostro de Jesús para servirlo.

En el lugar, que celebra 25 años de fundación desde que el Beato Juan Pablo II se lo diera a las hermanas de la Caridad, el Papa dijo a las religiosas que "con vuestro servicio cotidiano son la mano de Dios que sacia el hambre de todo viviente".

La Casa alberga a 25 mujeres y da de comer a 60 hombres. "Ustedes -dijo el Papa a las hermanas- hacen visible el amor de la Iglesia por los pobres". "En estos años, cuántas veces se han acercado a quien tiene necesidad, como el buen samaritano", "¡cuántas heridas, especialmente espirituales, han sanado!"

En un clima de alegría con cantos y con una guirnalda sobre el cuello, al estilo de la India en donde se fundó la congregación, el Papa saludó uno a uno a los presentes, comenzando por quienes son atendidos allí. Esto es algo "entre beatos" y la "santidad que pasa", dijo el Pontífice en relación a la inauguración hecha por Juan Pablo II y la Madre Teresa.

El Santo Padre dijo a los huéspedes que si bien ellos reciben atención en la Casa, "ustedes también son un don para esta casa y para la Iglesia. Ustedes nos dicen que amar a Dios y al prójimo no es algo abstracto, sino profundamente concreto: quiere decir ver en toda persona el rostro del Señor a quien se debe servir y servirlo concretamente. Y ustedes son, queridos hermanos y hermanas, el rostro de Jesús".

"Ustedes dan la posibilidad, a cuantos operan en este lugar, de servir a Jesús en quien está en dificultad, en quien necesita ayuda", añadió el Papa.

"Debemos recuperar el sentido del don" con la solidaridad y la gratuidad; y alertó que "un capitalismo salvaje ha enseñado la lógica del provecho a todo costo, sin mirar a las personas. Los resultados son la crisis que estamos viviendo", dijo Francisco.

"Esta Casa es un lugar que educa en la caridad, una ‘escuela’ de caridad, que enseña a andar al encuentro de toda persona, no por provecho, sino por amor. La música -digámoslo así- de esta Casa es el amor".

El Papa dijo además, recordando el nombre del lugar, que María hizo de su vida un incesante don de Dios porque amaba al Señor. Esto es un estímulo "para vivir la caridad hacia el prójimo no por una especie de deber social, sino partiendo del amor de Dios".

"Para nosotros los cristianos el amor por el prójimo nace del amor de Dios y es su más límpida expresión. Aquí se busca amar al prójimo, pero también dejarse amar por el prójimo", agregó.

Etiquetas: Madre Teresa de Calcuta, Papa Francisco, pobres

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios