9 de setiembre de 2003 - 2:09 PM

Alternativas para el cubano no deben ser la sumisión o el exilio, afirma líder católico

Redacción ACI Prensa

Alternativas para el cubano no deben ser la sumisión o el exilio, afirma líder católico

El director de la revista “Vitral” y miembro del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, Dagoberto Valdéz, escribió un artículo sobre la situación actual y el futuro de la mayoría de cubanos y afirmó que “desde hace más de cuatro décadas, existe una alternativa fatal y falsa: o te adaptas o te vas”. En el editorial de la revista Nº 56 , Valdéz explica que “este adaptarse no significa, en este caso, el necesario proceso por el que todo ser humano se adecua a las circunstancias dentro de un rango de libertad y bajo su total responsabilidad. ‘Adaptarsequiere decir aquí, renunciar a tu propia visión del mundo para acatar la presentada oficialmente como única verdadera y válida”.

“Adaptarse quiere también decir domesticar nuestra conciencia y doblegar nuestra voluntad porque no se puede pensar libremente, expresarlo sin miedo y actuar en consecuencia”, afirmó el líder católico y agregó que “por tanto la disyuntiva inducida se traduce en: te reprimes o te vas: doblegas tu conciencia o te marchas del país. Debemos decirlo: estas alternativas, además de falsas, son injustas”.

Cuba es de todos los cubanos –continuó, y para todos los cubanos. Nuestros padres fundadores, desde Varela y Martí lo dejaron claro. Quienes excluyen a parte, sea grande o pequeña, de los cubanos, están negando un derecho sagrado: el derecho a tener Patria, a tener raíces nacionales, a ser parte de la comunidad donde se ha nacido y crecido”.

Emigración

Valdéz resaltó que “es necesario preguntarse con toda honestidad: ¿Por qué se han marchado tantos cubanos en estos últimos 40 años? ¿Por qué esta fiebre de emigrar ha durado más de cuarenta años cuando se supone que ya los logros están a la vista de todos?”

“Evidentemente algo está fallando en esto. Es necesario ir al fondo del problema. Todos sabemos bien que ese tipo de emigración ha desangrado al país de parte de sus hijos que pudieran estar trabajando aquí”, afirmó Valdéz y añadió que “se argumentan diferentes razones como las penurias económicas, la ausencia de libertades, la pérdida de esperanzas en el futuro, la represión cívica y de conciencia, el miedo a no se sabe qué va a pasar, la sensación de que está perdiendo la vida”, entre otros.

El director de “Vitral” manifestó luego que “si hay voluntad de hacer este análisis profundo del problema migratorio de Cuba entonces los demás problemas que también son reales tendrían otro sentido y otro contenido, o sencillamente no tendrían sentido ni razón de ser”.

Asimismo, Valdéz propuso que “una nueva visión de la política migratoria en Cuba, para Cuba y desde otros países, es necesario diseñarla sobre los principios universalmente establecidos:

  • Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país;

  • Nadie podrá ser arbitrariamente privado del derecho a entrar en su propio país”.

“Quiera Dios que en Cuba pueda llegarse pronto a un tratamiento normal y sereno, justo y proporcionado del problema migratorio. Que sus causas profundas se comiencen a solucionar entre todos, que los acuerdos migratorios con todos los demás países no se manipulen para fines de política exterior, que viajar no sea un escape de la insoportable situación interna y que los que viajen sean tratados como seres humanos con el debido respeto y dignidad, tanto por el país de origen como por el país que los acoge”, agregó.

Finalmente, el líder católico explicó que “Cuba debe revertir su situación y pasar de ser un país del que la gente se quiere ir a un país donde los cubanos quieran quedarse, encuentren oportunidades para desarrollarse en él, ellos y sus familias. Que Cuba sea un país donde muchas personas del resto del mundo deseen venir en busca de progreso, de bienestar, de un proyecto de vida digno, sano y fraterno, donde mucha gente encuentre un hogar nacional abierto, laborioso y en paz”.

“Este sería uno de los signos de que, verdaderamente, algo ha cambiado en Cuba, porque no basta con que algo se mueva en éste y otros temas. Es necesario moverse para cambiar. Cambiar pacíficamente, gradualmente, pero de verdad”, concluyó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios