22 de junio de 2018 2:15 pm

Aldeas cristianas renacen lentamente a más de año y medio de liberación del ISIS

Redacción ACI Prensa

Qaraqosh / Wikipedia (Dominio Público)
Qaraqosh / Wikipedia (Dominio Público)

A más de un año y medio de ser liberadas del control de los terroristas del Estado Islámico (ISIS), las aldeas cristianas de la Llanura de Nínive (Irak) están “renaciendo lentamente” gracias al regreso de los fieles y la reconstrucción, afirmó el Obispo Auxiliar de Bagdad, Mons. Mons. Basilio Yaldo.

En una reciente entrevista concedida a Vatican News, el prelado caldeo indicó que hasta la fecha “han regresado unas seis mil familias a las aldeas en la Llanura de Nínive, pero aún hay muchas personas que tienen miedo de volver a sus casas”.

Afirmó que las localidades de la zona “están renaciendo lentamente. Aún hay mucho que hacer”.

“Aún hay un clima de incertidumbre, no hay seguridad y sobre todo faltan escuelas, hospitales, agua y electricidad.

En otros casos también se necesita reconstruir el tejido social y económico. Necesitamos una intervención urbanística y de reestructuración. El acceso a muchos pueblos está bloqueado por la falta de carreteras”, explicó.

También señaló que el mayor deseo de las familias cristianas “es trabajar” para recuperar “su vida como era antes” de la invasión del ISIS a mediados del 2014.

Mons. Yaldo dijo que la falta de empleo “genera una sombra sobre el futuro del renacimiento de toda la zona. La reconstrucción y la reanudación de las actividades son los factores clave para el regreso de cientos de miles de exiliados”.

“No hay un futuro claro para las personas en estas aldeas. Cada día suceden cosas que no permiten entender cuál será el destino de estos pueblos. A cuatro años del surgimiento del ISIS y a un año de su derrota militar, el futuro continúa siendo incierto para nosotros. Necesitamos que el Gobierno intervenga”, manifestó el Obispo Auxiliar de Bagdad.

El Estado Islámico fue expulsado de Mosul -la segunda ciudad más importante de Irak- en junio de 2017 y esto llevó a la caída del grupo terrorista en la región.

Mons. Yaldo señaló que “la presencia de los cristianos en Medio Oriente es fundamental porque ellos han construido la cultura de estas tierras. También porque se volvieron importantes en las últimas elecciones políticas en el pasado mes de mayo”.

“Todos los partidos querían tener al menos un miembro cristiano. Esto se debía a que las personas son conscientes de que los cristianos son gente buena y pacífica”, dijo a Vatican News.

En mayo de 2017 se inició la aplicación de un “Plan Marshall” de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) para rescatar la zona. Los trabajos son dirigidos por el Comité de Reconstrucción de Nínive, integrado por la Iglesia Católica-Caldea, la Iglesia Siro-Católica y la Iglesia Sirio-Ortodoxa junto con ACN.

Hasta la fecha se han reconstruido más de tres mil casas de las 13 mil que resultaron afectadas y las aldeas más beneficiadas han sido Bartella, Karamlesh y Qaraqosh.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Irak, Estado Islámico, Llanura del Nínive, Iglesia en Irak

Comentarios