19 de octubre de 2018 12:20 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 23 de octubre de 2018 10:53 am

Aguar la doctrina moral de la Iglesia no atraerá a jóvenes, dice Cardenal

Redacción ACI Prensa

Cardenal Robert Sarah. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Cardenal Robert Sarah. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, señaló que “aguar” la doctrina moral católica, también en el campo de la sexualidad, no logrará atraer a los jóvenes.

Según el Catholic Herald, en su intervención el 16 de octubre en el Sínodo de los Jóvenes que se realiza en el Vaticano, el Purpurado africano afirmó que la Iglesia y sus pastores deben “proponer valientemente el ideal cristiano que corresponde a la doctrina moral católica y no aguarlo, escondiendo la verdad para atraer a los jóvenes al seno de la Iglesia”.

El Cardenal recordó que, antes del inicio del Sínodo, algunos jóvenes pidieron a la Iglesia ser clara en su enseñanza sobre “algunas cuestiones que son particularmente cercanas a sus corazones: la libertad en todos los aspectos y no solo en las relaciones sexuales, la no discriminación basada en la orientación sexual, la igualdad entre hombres y mujeres también en la Iglesia, etc.”.

Sin embargo, otros “piden no solo un debate que sea abierto y sin prejuicios, sino un cambio radical, un verdadero giro de 180 grados en la Iglesia y sus enseñanzas en estas áreas”.

Si bien la enseñanza de la Iglesia puede no ser compartida por todos, reconoció el Cardenal, nadie puede decir que no es clara.

“En particular, en el ampliamente discutido tema de la homosexualidad, la doctrina de la Iglesia es clara: Los numerales del 2357 al 2359 del Catecismo y dos documentos de la Congregación para la Doctrina de la Fe: ‘Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, 1986´ y ‘Algunas consideraciones acerca de la respuesta a propuestas legislativas sobre la no discriminación de las personas homosexuales, 1992’”.

“Que el contenido de estos documentos no sea compartido por la gente a quienes se refieren es otro tema, pero la Iglesia no puede ser acusada de falta de claridad”, resaltó el Cardenal.

Sin embargo, puede haber “una falta de claridad de parte de algunos pastores al explicar la doctrina” lo que requiere “un profundo examen de conciencia”.

El Prefecto recordó la historia del joven rico del Evangelio a quien el Señor le pide vender todo, dárselo a los pobres y seguirlo. “Jesús no aligeró ninguno de sus requerimientos en su llamado” y tampoco debería hacerlo la Iglesia, explicó el Cardenal.

Los jóvenes, continuó, tiene un alto grado de sanas ambiciones en cuanto a la “justicia, la transparencia en la lucha contra la corrupción y en el respeto por la dignidad humana”. “Minusvalorar el alto idealismo de los jóvenes” es un grave error y una falta de respeto que “cierra la puerta a un proceso real de crecimiento, madurez y santidad”.

“Al respetar y promover el idealismo de los jóvenes se puede lograr que se conviertan en el recurso más preciado de una sociedad que quiere crecer y mejorar”, destacó la autoridad vaticana.

Etiquetas: jóvenes, doctrina, Sínodo, Sínodo de los Obispos 2018, Sínodo de los jóvenes

Comentarios