1 de noviembre de 2005 - 2:46 PM

Agnosticismo y laicismo pretenden eliminar a la Iglesia del espacio público

Redacción ACI Prensa

Agnosticismo y laicismo pretenden eliminar a la Iglesia del espacio público

El Obispo de Sant Feliu de Llobregat, Mons. Agustí Cortés, reivindicó el principio de laicidad a la vez que criticó que el laicismo y el agnosticismo nieguen el espacio de la Iglesia en la sociedad laica y plural.

"La Iglesia reivindica, no en exclusiva, su espacio religioso en nuestra sociedad laica y plural. Este espacio, que incluye las creencias que irrenunciablemente todos necesitamos y el cuestionamiento del sentido de la vida que no se puede ahogar, es olvidado por algunos planteamientos del agnosticismo y del laicismo", señaló el Prelado.

Mons. Cortés señaló que "la Iglesia Católica, no en exclusiva, pretende el espacio de la fe cristiana" y explicó que "la religión cristiana no es una religión tal como se entiende en general el concepto de religión porque el cristianismo tiene en su seno una fuerza secularizante que nos configura una manera de ser en el mundo como levadura transformadora".

"Hay, por una parte, una confluencia entre la búsqueda humana de Dios, la historia humana que construye estructuras, sociedad y política y, por otra parte, la manifestación de Dios. Gaudium et spes, documento del Vaticano II, lo sintetiza así: Jesucristo es la plenitud de la humanidad", añadió el Obispo de la diócesis catalana.

Por eso mismo, concluyó el Obispo, “desde las raíces del propio ser cristiano hay un rechazo radical de lo que denominamos fundamentalismo", precisando que éste “es la negación de la razón y de la búsqueda humana".

Al explicar el principio de laicidad, Mons. Cortés aludió a las palabras de Jesús "dad al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios", afirmando que con ellas "se afirma el principio fundamental de la laicidad y la secularidad propios del Evangelio. Es un principio absolutamente revolucionario en la historia de las religiones".

Precisando que laicidad no es laicismo, Mons. Cortés advirtió que "si el césar, o cualquier realidad humana, pretende ser Dios, dominando la conciencia de los ciudadanos, se convierte en un ídolo" e indicó que “es misión de la Iglesia denunciar esta idolatría incluso si esta pretensión nace de una institución religiosa o, por qué no decirlo, de la Iglesia Católica".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios