12 de julio de 2018 11:14 am

Advierten que será un "grave error" aprobar medidas contra asignatura de Religión

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Foto: Pixabay.
Foto referencial. Foto: Pixabay.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, anunció que la asignatura de Religión dejará de ser “computable con efectos académicos”, se eliminarán los colegios que separan por sexos y se implantará una asignatura obligatoria sobre valores cívicos, unas decisiones que han sido calificadas de “grave error” por la Federación de Escuelas Católicas.

Ante el Congreso de los Diputados el miércoles 11 de junio, Celaá confirmó que la asignatura de Religión dejará de contar para la media de los alumnos, y que creará una materia de valores éticos y cívicos que será obligatoria y que estará centrada en los “derechos humanos” y las “virtudes cívico-democráticas”.

También mostró su rechazo hacia los colegios que separan físicamente a niños y niñas y aseguró que abrirá un “tiempo de diálogo” con estos centros, pues en su opinión contravienen “los principios generales de la educación inclusiva y la coeducación”.

Respuesta desde Escuelas Católicas

Luis Centeno, portavoz de Escuelas Católicas, la mayor federación en España de centros educativos católicos, aseguró a ACI Prensa que las declaraciones de la ministra “han resultado sorprendentes y desalentadoras” porque están lejos de “acercar posturas y favorecer lo que ella misma propuso en su toma de investidura, buscar puntos de encuentro para intentar de nuevo un pacto educativo”.

“Estas declaraciones reafirman que el Gobierno del PSOE desea modificar, según sus propias ideas, aspectos importantes de la Ley de Educación, en contra del consenso y sin dedicar un mínimo tiempo al diálogo con las organizaciones ni buscar apoyos y consensos de la mayoría de la comunidad educativa”, afirmó el portavoz de Escuelas Católicas.

“Están cayendo en el mismo error que achacaban al PP, cuando aprobó de manera solitaria la LOMCE”, destacó Centeno a ACI Prensa y calificó de “grave error” ese intento de modificación unilateral.

Centeno pidió un diálogo “sincero y constructivo con la comunidad educativa y especialmente con la enseñanza concertada”.

Los Obispos españoles responden

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española también expresó su preocupación por las declaraciones de la ministra sobre la educación concertada y la clase de religión.

Los obispos españoles recordaron que los derechos a la libertad religiosa y a la educación son “inalienables a la persona humana, reflejados en la Constitución española y en los tratados internacionales a los que España se ha adherido”.

“Los padres tienen derecho a elegir el modelo educativo que desean para sus hijos. El sistema educativo, que engloba la educación pública, concertada y privada, es un sistema consolidado en nuestro ordenamiento, que respeta la libertad de elección de los padres”, asegura una nota enviada por el Comité Ejecutivo de la CEE.

Además subrayan que la asignatura de Religión debe tener una “consideración adecuada en el sistema educativo” ya que es “necesaria para una formación integral de la persona, según la libre decisión de los padres y no puede ser sustituida por una ética del Estado impuesta por los poderes públicos”.

Asimismo, ante estas decisiones tomadas de manera unilateral por el Gobierno de Pedro Sánchez, los obispos recuerdan el papel de la transición española que se plasmó en la Constitución de 1978 “con el consenso de todas las formaciones políticas y sociales”.

Por eso pidieron que el espíritu de la Constitución “no sea ahora despreciado, minusvalorado o transformado por iniciativas que dificulten la necesaria concordia que exige la cohesión social”.  

Etiquetas: España, Educación, Educación Católica, PSOE, Escuelas públicas, escuela católica, Asignatura de Religión, colegio

Comentarios