9 de junio de 2020 - 6:33 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 9 de junio de 2020 8:46 pm

Advierten irregularidades en absolución de acusada de asesinar a su bebé en El Salvador

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial. Foto: Flickr Inorganica (CC-BY-2.0).
Imagen referencial. Foto: Flickr Inorganica (CC-BY-2.0).

Evelyn Hernández, acusada de asesinar a su bebé recién nacido arrojándolo a una fosa séptica, fue absuelta este 8 de junio en medio de festejos de los promotores del aborto en El Salvador y denuncias de irregularidades por parte de los defensores de la vida.

La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto en El Salvador publicó en sus redes sociales que “¡Logramos #JusticiaParaEvelyn!” y saludó “la decisión de confirmar su inocencia”.

El aborto en El Salvador está completamente prohibido y la Constitución reconoce “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

La investigación realizada por la Fiscalía salvadoreña concluyó que Evelyn Hernández no fue víctima de violación, como aseguran distintas plataformas promotoras del aborto, sino que quedó embarazada tras tener relaciones sexuales consentidas con su pareja.

En un informe publicado en su sitio web, la Fiscalía aseguró que existen “suficientes pruebas pericial, documental y testimonial, que la incriminada actuó con dolo, en contra de la vida de su hijo”.

El cuerpo de su bebé, indicó, fue encontrado el 6 de abril de 2016, entre 12 y 24 horas después de haber nacido.

El informe forense determinó que el niño nació vivo y que falleció a causa de haber aspirado material fitógeno, que no es más que heces fecales”, señaló la Fiscalía salvadoreña.

Evelyn Hernández fue condenada en 2017 a 30 años por el asesinato de su bebé. En febrero de 2019 la Corte Suprema de Justicia de El Salvador anuló el fallo y ordenó un nuevo juicio.

En el marco del nuevo juicio, en agosto de 2019 el Tribunal de Sentencia de Cojutepeque absolvió a Hernández. El fallo fue apelado por la Fiscalía General de la República, pero fue confirmado por la Cámara de la Segunda Sección del Centro de Cojutepeque el 8 de junio.

La Fiscalía tendrá diez días después de ser notificada para apelar nuevamente el fallo absolutorio.

A través de Twitter, la presidenta de la Fundación Sí a la Vida, Julia Regina de Cardenal, exigió a la prensa que no repita “la propaganda abortera” al presentar a los casos de mujeres condenadas por homicidios como si se tratara de abortos.

No hay ni una mujer presa por aborto en El Salvador”, aseguró, y subrayó que los casos utilizados por los promotores de la despenalización del aborto son de “condenadas por matar a sus hijos recién nacidos, no por aborto”.

En diálogo con ACI Prensa, Sara Larín, fundadora de VIDA SV, aseguró que el de Evelyn “es otro caso de homicidio agravado de un recién nacido que los grupos proaborto en El Salvador utilizan para mentir diciendo que se trató de un aborto y que supuestamente ella desconocía de su embarazo”.

“Las fundaciones provida  hemos desmentido este relato en reiteradas ocasiones con la documentación oficial”, señaló.

Larín señaló que “el bebé de Evelyn era un niño de término, esto es importante decirlo, pues la víctima era un bebito completamente formado, grande, que por ciencia médica y sentido común, tuvo que nacer mediante un parto”.

“La doctora que testificó como perito en el caso describió en la sentencia que era imposible tener a un bebé tan grande parada sobre una letrina, que Evelyn necesariamente tuvo que parir acostada y después de dar a luz lanzarlo a la fosa séptica, vivo. Necesariamente tuvo que nacer vivo, pues la causa de muerte fue que murió ahogado en heces fecales”.

“Es decir el niño respiró y murió abandonado en la oscuridad, desnudo, en el frío y en medio de la inmundicia”, añadió.

Para Larín “este crimen hacia una vida humana indefensa quedó en impunidad debido al fraude político-jurídico orquestado por la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, quienes estratégicamente buscan acercarse a jueces, fiscales y políticos para que estos tomen decisiones que favorezcan las posturas de los abogados que defienden los casos que manipulan para legalizar el aborto en El Salvador”.

“En el fallo absolutorio del caso Evelyn existieron muchas irregularidades”, aseguró, y denunció que “la prensa internacional llenó los titulares afirmando que se trataba de aborto, mintiendo deliberadamente sin investigar ni confrontar los datos con los informes legales”.

La fundadora de VIDA SV denunció también la “presión política y mediática” ejercida por las delegaciones diplomáticas de Alemania y Canadá.

Sin embargo, para Larín “lo más fraudulento de este caso es la innegable corrupción de la jueza que firmó la sentencia absolutoria, la abogada Doris Luz Rivas”, presidenta de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador”.

“La magistrada acompañó la discusión de estos casos junto a Bertha María De León, abogada de Evelyn, en un foro organizado por Revista Factum y la Embajada de España”, dijo.

“El hecho de que la jueza se reuniera con una de las partes interesadas de los procesos, que tuvo que conocer a través del recurso de casación, violó de manera flagrante el principio de imparcialidad contemplado en la Constitución y el Código Procesal Penal de la República de El Salvador”, señaló.

Para Larín, la jueza “se tenía que recusar de conocer del caso. Pero falló a favor de Evelyn para complacer los intereses de los colectivos feministas que utilizan a los embajadores para influir políticamente en la decisión de los jueces”.

Etiquetas: Aborto, No al Aborto, El Salvador, Defensa de la vida, Aborto en El Salvador

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios