12 de noviembre de 2020 - 10:54 PM

Abogados cristianos piden a EEUU condenar agresiones contra armenios

Redacción ACI Prensa

Bandera de Armenia. Crédito: Pixabay
Bandera de Armenia. Crédito: Pixabay

Un grupo ecuménico de abogados que defiende a cristianos perseguidos pidió a Estados Unidos que condene las agresiones de Turquía y Azerbaiyán contra los armenios, en un conflicto sobre una zona disputada en las montañas del Cáucaso y que ha llevado a la muerte de más de mil armenios en los últimos meses.

En la carta de The Philos Project, un grupo que defiende el pluralismo religioso en Medio Oriente, más de 40 firmantes responsabilizaron a Turquía por su “política exterior increíblemente agresiva y antiestadounidense” y su apoyo a las agresiones de Azerbaiyán contra los armenios.

“Turquía y Azerbaiyán, con una población combinada de 100 millones de personas, están trabajando con terroristas mercenarios para atacar Armenia, que tiene una población de tres millones, en un esfuerzo continuado desde hace un siglo para destruir un estado encerrado, bloqueado y partido que está lleno de sobrevivientes del genocidio”, indica la carta.

“Lo que es peor, es que están usando jets fabricados en Estados Unidos y los dólares de los contribuyentes de ese país para sus políticas genocidas. Azerbaiyán está incluso usando bombas racimo para atacar zonas residenciales, un crimen de guerra documentado por Amnistía Internacional”, prosigue la misiva.

Los firmantes pidieron a Estados Unidos que suspenda la venta de armas a Turquía y Azerbaiyán hasta que cese el conflicto. También solicitaron que el país norteamericano envíe ayuda a Armenia y haga los esfuerzos diplomáticos necesarios para resolver el estatus disputado de la región.

Los firmantes incluyen a Toufic Baaklini, presidente de la Junta de Defensa de Cristianos, y el Obispo Gregory Mansour de la Eparquía de San Marón en Brooklyn.

En el genocidio armenio perpetrado por el Imperio Turco Otomano entre 1894 y 1924 fueron asesinados alrededor de 1.5 millones de armenios.

“El mundo ignoró el genocidio de Turquía contra los armenios y otros cristianos hace un siglo. Sería un trágico error ignorarlo otra vez”, dijo Robert Nicholson, autor de la carta y presidente de The Philos Project.

Más de 1.300 soldados han muerto en el lado armenio desde el pasado 27 de septiembre, cuando Azerbaiyán lanzó una ofensiva para retomar el territorio de Nagorno Karabaj, informó el New York Times.

Turquía apoya a Azerbaiyán en lo que organizaciones humanitarias y cristianas consideran es una campaña de violencia contra los cristianos armenios en el territorio. Las exportaciones militares de Turquía a Azerbaiyán, que incluyen drones, municiones y otras armas, se han multiplicado por seis durante este año, según informó Reuters el mes pasado.

Nagorno Karabaj es un área reconocida por las Naciones Unidas como parte de Azerbaiyán, país musulmán, pero es administrada por armenios que pertenecen a la Iglesia Apostólica Armenia, una de las seis iglesias cristianas que pertenecen a la comunión ortodoxa oriental.

Armenia es la primera nación que adoptó el cristianismo como religión de estado, una decisión tomada en el año 301.

El territorio en disputa, que se reconoce a sí mismo como la república de Artsakh, ha tenido identidad armenia desde hace un milenio, y de ese modo una rica historia cristiana.

El 8 de octubre, militantes atacaron la catedral de la Iglesia Apostólica Armenia en el territorio en disputa, destruyendo parte del techo y dañando las paredes en la catedral de Shusha. Los armenios denunciaron que fuerzas de Azerbaiyán, reforzadas por Turquía, estuvieron detrás del ataque.

La disputa del territorio se remonta al colapso de la Unión Soviética, con una guerra ocurrida entre 1988 y 1994. En 2016 hubo un conflicto de cuatro días con muchas bajas. En el actual enfrentamiento ya hubo varios intentos de cese al fuego sin éxito. Rusia vende armas a ambos bandos del conflicto.

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, se ha posicionado en los últimos años como un líder del mundo musulmán sunita. En julio convirtió la histórica Catedral o Hagia Sofía en mezquita, una medida que diversos analistas sobre libertad religiosa han dicho que puede tener serias consecuencias religiosas y geopolíticas.

Las relaciones de Estados Unidos con Turquía, miembro de la OTAN, se han tensado especialmente luego de la decisión de Turquía de comprar un sistema de defensa antiaéreo ruso en julio de 2019. Desde entonces se cree que varios miembros del congreso estadounidense han bloqueado la venta de armas de Estados Unidos a Turquía, aunque la Administración Trump levantó las sanciones contra el régimen turco en octubre del año pasado.

La Comisión de Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos indicó en octubre que “lamentó saber” del daño de la catedral y pidió “se asegure los lugares de culto y religiosos”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Estados Unidos, Turquía, guerra, Armenia, Azerbaiyán

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios