9 de enero de 2020 - 4:03 PM

4 millones de fieles asisten a procesión del Nazareno Negro en Filipinas

Redacción ACI Prensa

Este 9 de enero, cuatro millones de católicos se reunieron en Manila (Filipinas) para participar de la procesión del “Nazareno Negro”, una representación de Cristo que llegó al país asiático desde México y es considerada una de las manifestaciones de fe más grandes del continente.

Como cada año, la escultura es llevada desde la iglesia de San Nicolás de Tolentino, su lugar de origen, a la parroquia de Quiapo donde concluye la novena iniciada el 31 de diciembre. Entre oraciones, millones de fieles se acercan a pedir “una gracia o un milagro personal”, según señala Asia News.

La escultura representa a Jesús inclinado bajo el peso de la cruz. Fue llevada a Manila por un sacerdote agustino español en 1607 desde México. Según la tradición, durante el viaje el barco sufrió un incendio, pero la imagen sobrevivió milagrosamente a la tragedia y asumió el color negro. La procesión recuerda el primer traslado de la estatua, que tuvo lugar el 9 de enero de 1767.

Este año, los organizadores señalaron que la procesión convocó a cuatro millones de fieles, quienes fueron guiados por el Arzobispo de Manila y nuevo prefecto de la Congregación para la Evangelización de los pueblos, Cardenal Luis Antonio Tagle.

El Arzobispo pidió oraciones por la paz, “por la seguridad de nuestros hermanos en Oriente Medio, para que se disuelva el deseo de destruir al prójimo y el deseo de venganza”, frente a las tensiones bélicas entre Estados Unidos e Irán.

Durante la homilía de la Misa previa a la procesión, el Cardenal Tagle pidió a la multitud un momento de silencio por la paz en Oriente Medio, especialmente luego que el Gobierno filipino ordenó evacuar a más de mil trabajadores que están en Irak, según señala Asia News.

Para garantizar la seguridad de los fieles, que durante el recorrido de siete kilómetros intentan acercarse a la imagen para tocarla como acto de devoción, la policía trabaja para liberar el camino delante de la plataforma sobre la cual se coloca al “Nazareno Negro”.

En ese sentido, para evitar problemas de seguridad, las autoridades han reforzado las medidas. Según la Cruz Roja de Filipinas se han asistido a unas 291 personas afectadas.

La policía informó que se desplegaron más de doce mil agentes para garantizar la seguridad, mientras que las redes de telefonía móvil fueron desactivadas como precaución para evitar algún atentado explosivo activado a distancia.

Etiquetas: Filipinas, Asia, procesión, Iglesia en Filipinas, Nazareno Negro

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios