"Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2)

Últimas Noticias:



Noticias del Tercer día de la JMJ
18 agosto 2005


El Papa en Alemania: Existencia humana es peregrinación

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- El Papa Benedicto XVI llegó hacia el mediodía al aeropuerto de Colonia-Bonn y en el discurso que dirigió a los presentes afirmó que “no se puede perder esta oportunidad para profundizar en el sentido de la existencia humana como 'peregrinación' realizada con la guía de la 'estrella' en busca de Dios”, recordando el ejemplo de los Reyes Magos, cuyas reliquias están en la Catedral de Colonia.

“Con inmensa alegría me encuentro hoy, por vez primera después de mi elección a la Cátedra de Pedro, en mi querida patria, Alemania. Agradezco a Dios con viva emoción que me haya concedido iniciar las visitas pastorales fuera de los confines de Italia viniendo precisamente a la nación que me ha visto nacer. Vengo a Colonia con ocasión de la XX Jornada Mundial de la Juventud, que desde hace tiempo mi Predecesor, el inolvidable Papa Juan Pablo II, había programado y predispuesto”, dijo el Pontífice al iniciar su alocución.

Posteriormente, el Santo Padre saludó a los miembros de la jerarquía de la Iglesia en Alemania presentes como el Arzobispo de Colonia, Cardenal Joachim Meisner, y a las autoridades civiles que lo recibieron como el Presidente de Alemania, Horst Köhler.

“Doy las gracias a todos los que han prestado una colaboración eficiente y generosa para organizar este acontecimiento eclesial de alcance mundial. Pienso en las parroquias, los institutos religiosos, las asociaciones, las organizaciones civiles y las personas privadas, apreciando la sensibilidad demostrada al dar una cálida y adecuada hospitalidad a los millares de peregrinos que han venido desde todos los continentes”, afirmó Benedicto XVI.

El Papa recordó que la “Iglesia que vive en Alemania, así como toda la población de la República Federal Alemana, pueden enorgullecerse de una amplia y enraizada tradición de apertura mundial, como lo demuestran también las numerosas iniciativas de solidaridad, especialmente en favor de los países en desarrollo”.

Benedicto XVI indicó también que “nos preparamos a vivir en Colonia la Jornada Mundial de la Juventud. El encuentro de muchos jóvenes con el Sucesor de Pedro es un signo de la vitalidad de la Iglesia. Me siento dichoso de estar entre los jóvenes, de apoyar su fe y de animar su esperanza. Al mismo tiempo, estoy seguro de recibir algo de los jóvenes, sobre todo de su entusiasmo, de su sensibilidad y de su disponibilidad para afrontar los desafíos del futuro”.

“Además de los intensos momentos de oración –prosiguió el Santo Padre– de reflexión y de fiesta con los jóvenes y con cuantos participarán en las múltiples manifestaciones programadas, tendré la oportunidad de encontrarme con los Obispos, a los cuales dirijo ya desde ahora mi saludo fraterno. Veré luego a los representantes de las otras Iglesias y Comunidades eclesiales, visitaré la Sinagoga para encontrar a la comunidad judía, y acogeré también a los representantes de algunas comunidades islámicas. Se trata de encuentros importantes para impulsar el camino de diálogo y cooperación en el empeño común de construir un futuro más justo y fraterno, que sea realmente digno del ser humano”.

El Papa también remarcó que la comunidad eclesial y la Ciudad de Colonia están especialmente vinculadas a la memoria de estas figuras emblemáticas. “Como los Magos, todos los creyentes, y particularmente los jóvenes, están llamados a afrontar el camino de la vida buscando la verdad, la justicia y el amor” y agregó que este es “un camino cuya meta definitiva se puede alcanzar sólo mediante el encuentro con Cristo, un encuentro que no tiene lugar sin la fe”.

Seguidamente, el Santo Padre recordó a una serie de santos alemanes que enriquecen la historia eclesial de este país, que pueden ser tomados como modelos por los jóvenes en esta jornada como “San Bonifacio, Santa Úrsula, San Alberto Magno y, en tiempos más recientes, en santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) y en el beato Adolph Kolping”.

Finalmente, el Papa rogó para que la “Virgen María, que mostró al Niño Jesús a los Magos cuando llegaron a Belén para adorar al Salvador, continúe intercediendo por nosotros, así como desde siglos vela sobre el Pueblo de Alemania Que Dios bendiga a los aquí presentes, y también a todos los peregrinos y a los habitantes del País. Que Dios proteja la República Federal de Alemania”. 

 


Arzobispo de Sevilla: JMJ Colonia 2005 es experiencia de una Iglesia viva y joven

BONN, 18 Ago. 05 (ACI).- El Arzobispo de Sevilla, Cardenal Carlos Amigo Vallejo, afirmó que su experiencia hasta el momento de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Colonia 2005 es “ante todo una experiencia de una Iglesia viva y joven”.

En diálogo con ACI Prensa, el Purpurado señaló que “nuestra Iglesia es viva y joven. No solamente porque haya un ambiente juvenil, sino porque hay actitudes de esperanza, de posibilidad y sobre todo una actitud de fe. Decir 'con Cristo nosotros podemos seguir adelante y ni somos gente confundida ni somos unos locos'. Y si somos unos locos somos locos pero convencidos del amor de Jesucristo y creo que esto es lo que estamos experimentando”.

En cuanto a los peregrinos españoles que asisten a este JMJ, el Cardenal indicó que “deben ser testimonio de Cristo con sus obras y palabras. Si hemos venido a Colonia y nos hemos encontrado con Pedro, el Vicario de Cristo, pues tenemos que llevar aquello que hemos visto y oído. El mensaje de Jesucristo, totalmente actualizado” y añadió que “no solamente es posible seguir a Jesucristo sino que es Cristo quien nos acompaña a nosotros y esta es nuestra gran seguridad”.

El Arzobispo también se refirió a la situación de los jóvenes de los países latinoamericanos. “Conozco varios de esos países y no sólo porque sé que existen sino porque he estado ahí en distintas realizaciones pastorales, incluida también Lima. He estado también en varias ocasiones allí”.

“Lo primero que hay que decir –prosiguió– es que América Latina es muy grande y que la situación de México o de Bolivia no es igual a la de Argentina o Brasil o Perú. Hay varios elementos comunes. Son países jóvenes porque sus poblaciones son jóvenes”.

Para el Arzobispo de Sevilla, esta juventud tiene “como un desencanto” por cosas que esperaban probablemente y no han recibido. “Y este desencanto no cabe en un joven. No puede desencantarse una persona que no se ha encantado. No puede desenamorarse una persona que todavía no se ha enamorado. No cabe. Hay posibilidades enormes. La juventud de América Latina tiene una responsabilidad muy grande. Muchas veces piensa en emigrar y lo que debe pensar es construir su país”, finalizó el Purpurado.

 


Card. Amigo exhorta a jóvenes a adorar Eucaristía como presencia real de Cristo

BONN, 18 Ago. 05 (ACI).- El Arzobispo de Sevilla, Cardenal Carlos Amigo Vallejo, exhortó a los jóvenes a adorar la Eucaristía porque ella es la presencia “real, verdadera y sustancial de Jesucristo”, durante su catequesis pronunciada en la iglesia Santa María Godesburg de esta ciudad.

Ante cientos de jóvenes de España, Argentina y Curazao, entre otros países de donde provenían los presentes; el Purpurado instó a los asistentes a no aceptar un mundo como el que vivimos y transformarlo a partir del encuentro personal con el Creador. “Dios pone su misericordia en el corazón de los hombres. Si el mundo es creado por Dios, entonces éste tiene su huella metida en sus entrañas. Y a nosotros como cristianos también nos toca llegar hasta esas entrañas”, aseveró el Cardenal.

Del mismo modo, el Arzobispo de Sevilla recordó que todos debemos ser templos del Espíritu Santo. Pero para hacer eso, primero es necesario “que hagamos vacío en nuestras almas, sacar el egoísmo y la envidia que lo llena todo y luego llenarnos de Cristo. Así podremos ser luego templos del Espíritu Santo y llenarnos de sus dones. Los dones de Dios son gatuitos y Dios se los da a quien los pide”.

El Purpurado también recordó que durante varios años fue obispo de Tanger en Marruecos y como tal “celebraba la Eucaristía no sólo para mí” sino también para los “tres millones de habitantes de mi diócesis. Nosotros participamos de la Eucaristía no sólo por nosotros sino también por los demás; y cuando la adoramos nos unimos a Cristo”.

Al finalizar su catequesis, el Cardenal hizo dos preguntas a los presentes para resumir y dejar más claras algunas de las ideas planteadas durante su plática. “¿Cuál es tu peor defecto? ¿Acaso alguna cosa relacionada con el egoísmo que no te deja compartir? ¿Acaso alguna cosa del sexo? O de repente andas caminando por la calle esperando que todos te miren y digan: '¡Pues mira qué señora esa!' Pues yo te digo que tu mayor defecto es el miedo a Jesucristo. Y te digo también que tu mayor virtud es la posbilidad que tienes de querer a Cristo con todas las fuerzas del alma”.

 


Benedicto XVI en Colonia: Sólo con Cristo se abren las puertas de la vida

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- Durante su primer encuentro con los jóvenes venidos de todas partes del mundo para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realiza en esta ciudad, el Papa Benedicto XVI señaló que “sólo con Cristo se abren las puertas de la vida” y recordó que “Cristo no quita nada sino que lo da todo”.

A bordo de un barco que se desplazó por el río Rhin rumbo a la Catedral de Colonia y ante el saludo de cientos de miles de jóvenes en las orillas, el Santo Padre señaló que Cristo “no quita nada de lo que hay de hermoso y grande en vosotros, sino que lleva todo a la perfección para la gloria de Dios, la felicidad de los hombres y la salvación del mundo”.

Saludó a los jóvenes y les dijo que se han hecho “peregrinos tras los Magos de Oriente. Siguiendo sus huellas, queréis descubrir a Jesús. Habéis aceptado emprender el camino para llegar también vosotros a contemplar, personal y comunitariamente, el rostro de Dios manifestado en el niño acostado en el pesebre”.

Seguidamente, el Pontífice afirmó que “como vosotros, también yo me he puesto en camino para, con vosotros, arrodillarme ante la blanca Hostia consagrada, en la que los ojos de la fe reconocen la presencia real del Salvador del mundo. Todos juntos seguiremos meditando sobre el tema de esta Jornada Mundial del Juventud: 'Venimos a adorarlo' (Mt 2,2)”.

“Saludo particularmente –continuó el Santo Padre– a los que han venido de Oriente, como los Magos. Representáis a las incontables muchedumbres de nuestros hermanos y hermanas de la humanidad que esperan, sin saberlo, que aparezca en su cielo la estrella que los conduzca a Cristo, Luz de las Gentes, para encontrar en Él la respuesta que sacie la sed de sus corazones. Saludo con afecto también a los que estáis aquí y no habéis recibido el bautismo, a los que no conocéis todavía a Cristo o no os reconocéis en la Iglesia. Precisamente a vosotros os invitaba de modo particular a este encuentro el Papa Juan Pablo II; os agradezco que hayáis decidido venir a Colonia”.

El Pontífice precisó que durante estos días es posible para los jóvenes “recobrar la experiencia vibrante de la oración como diálogo con Dios, del que sabemos que nos ama y al que, a la vez, queremos amar. Quisiera decir a todos insistentemente: abrid vuestro corazón a Dios, dejad sorprenderos por Cristo. Dadle el 'derecho a hablaros' durante estos días. Abrid las puertas de vuestra libertad a su amor misericordioso. Presentad vuestras alegrías y vuestras penas a Cristo, dejando que Él ilumine con su luz vuestra mente y acaricie con su gracia vuestro corazón”.

“En estos días benditos de alegría y deseo de compartir –prosiguió– haced la experiencia liberadora de la Iglesia como lugar de la misericordia y de la ternura de Dios para con los hombres. En la Iglesia y mediante la Iglesia llegaréis a Cristo que os espera”.

Asimismo, Benedicto XVI recordó a Juan Pablo II y aseguró que “este gran Papa ha sabido entender los desafíos que se presentan a los jóvenes de hoy y, confirmando su confianza en ellos, no ha dudado en incitarlos a proclamar con valentía el Evangelio y ser constructores intrépidos de la civilización de la verdad, del amor y de la paz. Ahora me corresponde a mí recoger esta extraordinaria herencia espiritual que nos ha dejado el Papa Juan Pablo II”.

“Todos juntos –siguió– tenemos el cometido de llevar a la práctica sus enseñanzas. Con este compromiso estamos aquí, en Colonia, peregrinos tras las huellas de los Magos. Mateo refiere en su Evangelio la pregunta que ardía en el corazón de los Magos: '¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido?' (Mt 2, 2). Su búsqueda era el motivo por el cual emprendieron el largo viaje hasta Jerusalén. Por eso soportaron fatigas y sacrificios, sin ceder al desaliento y a la tentación de volver atrás. Ésta era la única pregunta que hacían cuando estaban cerca de la meta”.

El Pontífice explicó que, como los Reyes Magos, “hemos venido a Colonia porque hemos sentido en el corazón, si bien de forma diversa, la misma pregunta que inducía a los hombres de Oriente a ponerse en camino.¿Dónde encuentro los criterios para mi vida; dónde los criterios para colaborar de modo responsable en la edificación del presente y del futuro de nuestro mundo? ¿De quién puedo fiarme; a quién confiarme? ¿Dónde está aquél que puede darme la respuesta satisfactoria a los anhelos del corazón? Hacerse estas preguntas significa además buscar a Alguien que ni se engaña ni puede engañar, y que por eso es capaz de ofrecer una certidumbre tan firme, que merece la pena vivir por ella y, si fuera preciso, también morir por ella”.

El Papa resaltó que nosotros debemos optar para entrar en la experiencia de la Eucaristía. “En efecto, en cada Misa, el encuentro con la Palabra de Dios nos introduce en la participación del misterio de la cruz y resurrección de Cristo y de este modo nos introduce en la Mesa eucarística, en la unión con Cristo”, subrayó.

“En el altar está presente al que los Magos vieron acostado entre pajas: Cristo, el Pan vivo bajado del cielo para dar la vida al mundo, el verdadero Cordero que da su propia vida para la salvación de la humanidad. Iluminados por la Palabra, siempre es en Belén –la 'Casa del pan'– donde podremos tener ese encuentro sobrecogedor con la indecible grandeza de un Dios que se ha humillado hasta el punto hacerse ver en el pesebre y de darse como alimento sobre el altar”, resaltó el Santo Padre.

“Durante estas jornadas, en este Año de la Eucaristía, contemplaremos con el mismo asombro a Cristo presente en el Tabernáculo de la misericordia, en el Sacramento del altar. Queridos jóvenes, la felicidad que buscáis, la felicidad que tenéis derecho de saborear, tiene un nombre, un rostro: el de Jesús de Nazareth, oculto en la Eucaristía. Sólo Él da plenitud de vida a la humanidad. Decid, con María, vuestro «sí» al Dios que quiere entregarse a vosotros”, expresó el Papa.

“Que vuestra presencia –indicó el Pontífice– en esta ciudad sea el primer signo de anuncio del Evangelio mediante el testimonio de vuestro comportamiento y alegría de vivir. Hagamos surgir de nuestro corazón un himno de alabanza y acción de gracias al Padre por tantos bienes que nos ha dado y por el don de la fe que celebraremos juntos, manifestándolo al mundo desde esta tierra del centro de Europa, de una Europa que debe mucho al Evangelio y a los que han dado testimonio de él a lo largo de los siglos”.

Al finalizar su discurso, el Papa comentó que iría en peregrinación a la Catedral de Colonia y comentó que “las reliquias nos conducen a Dios mismo; en efecto, es Él quien, con la fuerza de su gracia, da a seres frágiles la valentía de testimoniarlo ante del mundo. Cuando la Iglesia nos invita a venerar los restos mortales de los mártires y de los santos, no olvida que, en definitiva, se trata de pobres huesos humanos, pero huesos que pertenecían a personas en las que se ha posado la potencia trascendente de Dios”.

“Las reliquias de los santos son huellas de la presencia invisible pero real que ilumina las tinieblas del mundo, manifestando el Reino de los cielos que habita dentro de nosotros. Ellas proclaman, con nosotros y por nosotros: 'Maranatha' – 'Ven, Señor Jesús'. Queridos, con estas palabras os saludo y os cito para la vigilia del sábado por la tarde. A todos, ¡hasta luego!”, concluyó el Santo Padre.

Puede leer el mensaje completo en
http://www.aciprensa.com/Docum/benedictoxvi/documento.php?id=49

 


Jóvenes del mundo reciben a Benedicto XVI con fiesta en el Rhin

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- Cientos de miles de jóvenes que se apostaron en las orillas del río Rhin desde tempranas horas de la mañana –algunos desde anoche– celebraron su primer encuentro con el Papa Benedicto XVI en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Colonia 2005.

Para esta gran fiesta de encuentro con el sucesor de Pedro, se debió cerrar el puente que cruza el río Rhin y une dos importantes estaciones de tren de la ciudad. Nadie podía cruzar a pie o en tren el puente hasta que terminase la celebración con el Papa.

Se pudo observar una gran delegación de jóvenes dentro de la embarcación en la que iba el Santo Padre; y cinco embarcaciones más pequeñas, cada una representando a uno de los continentes, en donde los ocupantes estaban vestidos con trajes típicos representativos de cada una de las regiones de sus respectivos países.

Una nota característica del multitudinario encuentro fue la gran cantidad de banderas de países de todo el mundo, sobresaliendo, entre otras, las de Alemania e Italia, que son las delegaciones más grandes de esta JMJ: 105 mil jóvenes germanos y 100 mil italianos, aproximadamente, participan de este evento mundial.

El ambiente festivo fue la nota característica de este encuentro y los jóvenes no se cansaban de aplaudir y dar vivas al Santo Padre a su paso por el río Rhin, cuyo recorrido estuvo siempre flanqueado por un mar humano de jóvenes en ambas márgenes.

Puede leer el mensaje completo que el Santo Padre dirigió a los jóvenes a su paso por el río Rhin en
http://www.aciprensa.com/Docum/benedictoxvi/documento.php?id=49

 


Benedicto XVI pide "nuevo Pentecostés" desde Catedral de Colonia

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- Luego de rezar ante el altar mayor de la Catedral de Colonia, detrás del cual se encuentran las reliquias de los Reyes Magos, el Santo Padre dijo que “hoy corresponde a vosotros la tarea de vivir el aliento universal de la Iglesia. Dejaos inflamar por el fuego del Espíritu, para que un nuevo Pentecostés renueve vuestros corazones”.

El Santo Padre agradeció a los responsables de la buena marcha de la JMJ Colonia 2005 y resaltó que “la ciudad de Colonia no sería lo que es sin los Reyes Magos, que tanto han influido en su historia, su cultura y su fe. En cierto sentido, la Iglesia celebra aquí todo el año la fiesta de la Epifanía. Por eso, antes de dirigirme a vosotros delante de esta magnífica catedral, he querido recogerme unos instantes en oración ante el relicario de los tres Reyes Magos, dando gracias a Dios por su testimonio de fe, de esperanza y de amor”.

“En su peregrinación por Europa –continuó el Papa– las reliquias de los Magos han dejado huellas evidentes, que aún hoy permanecen en los nombres de lugares y en la devoción popular. Los habitantes de Colonia han hecho fabricar para las reliquias de los Rey Magos el relicario más precioso de todo el mundo cristiano y, como si no bastara, han levantado sobre él un relicario más grande todavía, como es esta estupenda catedral gótica que, después de los desperfectos de la guerra, ha vuelto a presentarse a los ojos de los visitantes en todo el esplendor de su belleza”. “Junto con Jerusalén la «Ciudad Santa», con Roma la «Ciudad Eterna», con Santiago de Compostela en España, gracias a los Magos, Colonia se ha ido convirtiendo a lo largo de los siglos en uno de los lugares de peregrinación más importantes del occidente cristiano”, añadió.

El Pontífice recordó a algunos de los santos alemanes que han marcado a Colonia como Santa Ursula, San Bonifacio, San Alberto Magno y más recientemente Edith Stein. “Con éstos y con todos los demás santos, conocidos o desconocidos, descubrimos el rostro más íntimo y más verdadero de esta ciudad y tomamos conciencia del patrimonio de valores que las generaciones cristianas que nos han precedido nos han confiado. Es un patrimonio muy rico. Hemos de estar a su altura. Es una responsabilidad que nos recuerdan hasta las piedras de los antiguos edificios de la ciudad”.

Benedicto XVI también saludó a los representantes de las diversas confesiones cristianas y de las otras religiones. “Doy gracias a todos por su presencia en Colonia con ocasión de este gran encuentro, esperando que ello haga progresar en el camino de la reconciliación y la unidad entre los hombres. En efecto, Colonia no sólo nos habla de Europa, sino que nos abre a la universalidad de la Iglesia y del mundo. Aquí está uno de los tres Magos que ha sido representado como un rey negro y, por lo tanto, como el representante del continente africano”.

El Pontífice destacó la apertura universalista de Colonia al mundo e indicó que “esta apertura se ha confirmado en tiempos recientes por grandes iniciativas caritativas, como Misereor, Adveniat, Missio y Renovabis. Estas obras, surgidas también en Colonia, hacen presente la caridad de Cristo en todos los continentes”.

“Que por vuestra mediación, “vuestros coetáneos de todas las partes de la tierra lleguen a reconocer en Cristo la verdadera respuesta a sus esperanzas y se abran a acoger al Verbo de Dios encarnado, que ha muerto y resucitado para la salvación del mundo”, concluyó el Papa. 

Puede leer el mensaje completo en
http://www.aciprensa.com/Docum/benedictoxvi/documento.php?id=50

 


Obispo español destaca preocupación apostólica de jóvenes latinoamericanos

DUSSELDORF, 18 Ago. 05 (ACI).- El Obispo Auxiliar de Madrid, Mons. César Franco, indicó que la participación de los jóvenes de América Latina está “llena de entusiasmo y de fervor, es gente preparada y preocupada por el apostolado”.

En entrevista concedida a ACI Prensa, luego de su primera catequesis dada en Düsseldorf, el Prelado español afirmó que “acabamos de empezar la Jornada Mundial de la Juventud ayer y puedo decir lo mismo de lo que he dicho de los jóvenes de América Latina. Una participación intensa de los jóvenes de las Iglesias aquí en Europa. Más no puedo afirmarlo con seguridad porque no he tenido ese encuentro del tú a tú que si he tenido con los jóvenes aquí en esta parroquia. En las preguntas, ahí es donde aparecen las inquietudes”.

Para el Prelado español, “las inquietudes que motivan a los jóvenes como su realización son las mismas que las de otras jornadas” y necesitan ser respondidas.

 


Jóvenes hispanohablantes viven intensamente la JMJ en Colonia

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- Colonia amaneció el jueves inundada de jóvenes de todo el mundo que en un ambiente particularmente festivo esperaron para dar la bienvenida al Papa Benedicto XVI.

Para Oscar Bogarin, encargado de una numerosa delegación de paraguayos, la Jornada es una gran experiencia de fe. “Como grupo hemos tenido momentos muy fuertes y personalmente también”, comentó emocionado. “Sentimos que esta jornada tiene algo muy particular, tiene a dos Papas: uno en el cielo cuidándonos y otro a quien vamos a conocer ahora”, añadió.

Evangelizar a tantas personas que han perdido la fe o que no la tienen, motivó a Jorge Suárez, también de Paraguay, a viajar a Colonia para así conocer más a Cristo, encontrarse con Él y transmitirlo con fidelidad a todas las personas que se crucen en su camino.

Elena Jiménez, una entusiasta española busca profundizar más en la fe en Jesucristo, ser una mejor cristiana, comprometerse más intensamente con la Iglesia y como dijo Juan Pablo II en Toronto “ser los centinelas del mañana y evangelizar”.

Alejandra Liranza vino desde Cuba para descubrir el mensaje que tiene el Señor para ella a través de las palabras del Papa Benedicto XV y anhela ser una mejor cristiana y transmitir esa experiencia inolvidable y única a los demás.

“En realidad he venido en búsqueda de Jesucristo y hasta ahora esta siendo una de las mejores experiencias que he tenido”, aseguró María del Carmen Maldonado de Ecuador.

“Estar en Colonia es maravilloso, se ve la experiencia de Dios en todo lado. Para nosotros que venimos de América Latina el tener este recibimiento, esta acogida aquí en Alemania, una país en el que pensábamos que no esta presente Dios,  lo hemos visto, los estamos viviendo cada día”, agregó Carlos Martínez, también de Ecuador.

 


Arzobispo de Santiago de Compostela: “No somos turistas, somos peregrinos”

WUPERTAL, 18 Ago. 05 (ACI).- En su catequesis de hoy, el Arzobispo de Santiago de Compostela, Mons. Julián Barrio, exhortó a los jóvenes presentes “a ser peregrinos y asumir la actitud que le es propia para poder acoger, confiar y discernir”.

En diálogo con ACI Prensa, el Prelado indicó que “los jóvenes deben tener las actitudes del peregrino, que son: acogida, confianza, esperanza y actitud de saber reconocer y discernir los signos a través de los cuales el Señor quiere iluminar en estos momentos el camino que cada uno debe recorrer para darle sentido a su vida”.

“Ésa es la preocupación –prosiguió– que los jóvenes y que todos debemos tener pues cuando ya nos vamos acercando a estos días cumbres, que si bien son de celebración, se han visto también precedidas por una actitud de reflexión y oración que es fundamental  a la hora de entender lo que significan las jornadas mundiales de la juventud”.

Reflexionando en torno a “ser peregrinos” Mons. Barrio manifestó que la peregrinación es un signo, una clave a través de la cual tenemos que interpretar toda la realidad de nuestra vida, “desde el momento en que nacemos ya iniciamos ese camino de peregrinación hacia la casa de Dios nuestro Padre”. 

“No somos turistas de la fe, somos peregrinos de la fe, y eso significa ir descubriendo día a día ese horizonte nuevo de la novedad de Dios que nos tiene que dar a todos nosotros, esa confianza y esperanza para ir afrontando las dificultades que encontremos en la vida, teniendo siempre presente la meta a la cual tenemos  que llegar, aquella de donde viene la luz y la fuerza para ir superándolas”, indicó.

Mons. Barrio resaltó la figura de Abraham como modelo inicial de peregrino pues, deja todo y oyendo la voz del Señor, confiándose a Él, va en la búsqueda de una realidad que él no conocía.

“Le pasó también a los Reyes Magos que inicialmente se ven orientados por una estrella y en un momento determinado ella desparece, allí encontramos un aspecto muy bonito y es que a veces nosotros debemos de ayudarnos de los demás a la hora de orientarnos en el camino que emprendemos para  llegar a la meta que nos hemos fijado, eso si, con un gran discernimiento como lo hicieron los Reyes Magos a la hora de ir avanzando hasta llegar a encontrar a Jesús para ofrecerle los dones que le habían llevado y adorarle”, agregó.

 


Arzobispo de La Habana: “JMJ revela el ser de cada uno en medio de muchos”

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- Desde Colonia, el Arzobispo de La Habana, Cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino manifestó que las Jornadas Mundiales de la Juventud más que “una gran participación gregaria que producen emoción en un momento, logran en cada uno de los asistentes, una interiorización personal”.

En entrevista concedida a ACI Prensa, el Purpurado indicó que “no hay nada semejante a esto en ninguno de los otros eventos multitudinarios que puede haber en el mundo, nada que se parezca a esto y hemos visto en cada jornada la seriedad de la catequesis, la participación de la gente a pesar del cansancio”.

A diferencia de los conciertos juveniles, las protestas o las fiestas, en las JMJ “siempre que hay un ser cada uno en medio de muchos y serlo muy personalmente y muy profundamente. Yo creo que queda el ser humano y el ser católico muy balanceado porque la Iglesia Católica es la Iglesia que es la misma en todas partes y se congrega en un momento dado, pero no es solamente de manera masiva, es también una actitud personal”, precisó el Purpurado.

El Arzobispo de La Habana consideró que “no hay que detenerse nunca ante las críticas, como no se detuvo nunca Juan Pablo II”.

 


Arzobispo español asegura que estilo de celebrar Eucaristía refleja vida de comunidad

COLONIA, 18 Ago. 05 (ACI).- Al impartir este jueves una catequesis a los jóvenes peregrinos de habla hispana reunidos en la ciudad alemana de Wuppertal con ocasión de la XX Jornada Mundial de la Juventud, el Arzobispo de Santiago de Compostela,  Mons. Julián Barrio Barrio, pidió buscar el encuentro con Jesucristo en la Eucaristía y manifestó que el estilo con que la celebra refleja su manera de vivir.

“Sin temor a equivocarme, puedo hacer la afirmación de que en la celebración de la Eucaristía se refleja la vida, la estructura y la acción de la comunidad, hasta tal punto que aquí es adecuado aquel dicho de: ‘Dime cómo celebra la eucaristía una comunidad y te diré cómo vive esa misma comunidad’”, dijo el Prelado ante cientos de jóvenes de España, América Latina y otros lugares del mundo.

Para el Arzobispo, “el estilo de celebrar es sin duda el estilo de vivir y viceversa. Por ello la manera de participar y desempeñar sus ministerios los fieles en la asamblea eucarística manifestará la manera de participar y desempeñar estos ministerios en la vida comunitaria; manifestará la plenitud del encuentro del fiel cristiano con Jesús”.

En la catequesis, “Encontrarse con Cristo en la Eucaristía”, el Prelado señaló que ésta “no es ningún instrumento de la gracia reducido al individuo, sino que es el sacramento de la comunidad eclesial, es communio, comunión, no sólo en el sentido de la última parte de la santa misa, sino que es un acontecimiento litúrgico de comunión, que es celebrado por el ministerio de la Iglesia y que a su vez actúa sobre la comunión de la Iglesia”.

Para el Arzobispo es evidente que “la participación en la eucaristía ha mejorado en los últimos años”, favorecida por la renovación litúrgica la renovación eucarística. Sin embargo, apuntó, los significativos cambios que se han dado “no son sino indicativos y que falta aún mucho camino por recorrer, porque el ideal está lejos”.

“Existe el peligro real de que junto a la participación se extiende a veces una desfiguración de funciones; junto al sentido comunitario, un olvido de la celebración del misterio de la real presencia y del sacrificio de la cruz; junto a la acción y al gesto, una pérdida del valor del silencio, de la contemplación y del culto, cuando no una nueva pasividad y automatismo ritualista”, explicó.

La catequesis, “Encontrarse con Cristo en la Eucaristía. Vieron al niño con María su madre, y postrándose ante Él le adoraron (Mt 2,11)" fue ofrecida hoy en simultáneo por nueve prelados españoles en diversas ciudades alemanas.

Además del Arzobispo de Santiago, reflexionaron sobre el mismo tema los Cardenales Antonio María Rouco (Leverkusen) y Carlos Amigo Vallejo (Bonn), y los arzobispos y obispos Lluis Martínez Sistach (Bedburg), Francisco Javier Martínez (Erftstadt), Jaume Pujol (Düsseldorf ), Manuel Ureña (Colonia), Ricardo Blázquez (Monheim am Rhein) y Eugenio Romero (Elsdorf).



| Recomienda esta página |

| Menú del Especial | Jornadas anteriores | Benedicto XVI | Juan Pablo II | Página Princial de ACI Prensa |