Evangelio del día

Evangelio según San Lucas, capítulo 9, versículos del 28 al 36

28 de Febrero de 2010

Semana II del Tiempo de Cuaresma

LA GLORIOSA TRANSFIGURACION


28. Pasaron como ocho días después de estas palabras, y, tomando a Pedro, Juan y Santiago, subió a la montaña para orar.
29. Y mientras oraba, la figura de su rostro se hizo otra y su vestido se puso de una claridad deslumbradora.
30. Y he aquí a dos hombres hablando con Él: eran Moisés y Elías,
31. los cuales, apareciendo en gloria, hablaban del éxodo suyo que Él iba a verificar en Jerusalén.
32. Pedro y sus compañeros estaban agobiados de sueño, mas habiéndose despertado, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban a su lado.
33. Y en el momento en que se separaban de Él, dijo Pedro a Jesús: "Maestro, bueno es para nosotros estarnos aquí; hagamos, pues, tres pabellones, uno para Ti, uno para Moisés, y uno para Elías", sin saber lo que decía.
34. Mientras él decía esto, se hizo una nube que los envolvió en sombra. Y se asustaron al entrar en la nube.
35. Y desde la nube una voz se hizo oír: "Éste es mi Hijo el Elegido: escuchadle a Él".
36. Y al hacerse oír la voz, Jesús se encontraba solo. Guardaron, pues, silencio; y a nadie dijeron, por entonces, cosa alguna de lo que habían visto.



COMENTARIO

28 ss. Véase Mat. 17, 1 - 8; Marc. 9, 2 s.

31. El éxodo: su muerte (cf. II Pedr. 1, 15), como el nacimiento es llamado entrada en Hech. 13, 24 (cf. Sab. 3, 2; 7, 6). Jesús solía hablar de su partida y a veces los judíos pensaban que se iría a los gentiles (Juan 7, 33 - 36; 8, 21 s.).

35. Escuchadle: Véase Mat. 17, 5; Marc. 9, 6 y nota. "Como si dijera: Yo no tengo más verdades que revelar, ni más cosas que manifestar. Que si antes hablaba, era prometiendo a Cristo; mas ahora el que me preguntase y quisiese que yo algo le revelase, sería en alguna manera pedirme otra vez a Cristo, y pedirme más verdades, que ya están dadas en Él" (S. Juan de la Cruz).

Comentarios