Cargando...

Evangelio del día

Evangelio según San Juan, capítulo 19, versículos del 31 al 37

15 de Junio de 2012

La lanzada.

31. Como era la Preparación a la Pascua, para que los cuerpos no quedasen en la cruz durante el sábado - porque era un día grande el de aquel sábado - los judíos pidieron a Pilato que se les quebrase las piernas, y los retirasen.
32. Vinieron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero, y luego del otro que había sido crucificado con El.
33. Mas llegando a Jesús y viendo que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas;
34. pero uno de los soldados le abrió el costado con la lanza, y al instante salió sangre y agua.
35. Y el que vio, ha dado testimonio - y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad - a fin de que vosotros también creáis.
36. Porque esto sucedió para que se cumpliese la Escritura: "Ningún hueso le quebrantaréis".
37. Y también otra Escritura dice: "Volverán los ojos hacia Aquel a quien traspasaron".

COMENTARIO

35. El que lo vio: Juan (21, 24; I Juan 1, 1 - 3).

36. Véase Ex. 12, 46; Núm. 9, 12; S. 33, 21.

37. Refiérese a una profecía que anuncia la conversión final de Israel y que dice: "Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén el espíritu de gracia y de oración, y pondrán sus ojos en Mí a quien traspasaron, y llorarán al que hirieron como se llora a un hijo único, y harán duelo por El como se hace por un primogénito" (Zac. 12, 10). Cf. Apoc. 1, 7.


· Evangelio para todos los días

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente:

Beatificación Monseñor Romero