Cargando...

Martes VIII semana de tiempo ordinario
28 de mayo de 2013

Liturgia de las Horas: 4ta. Semana del Salterio

Color: Verde

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Eclesiástico 35:1-12
    1 Observar la ley es hacer muchas ofrendas, atender a los mandamientos es hacer sacrificios de comunión.
    2 Devolver favor es hacer oblación de flor de harina, hacer limosna es ofrecer sacrificios de alabanza.
    3 Apartarse del mal es complacer al Señor, sacrificio de expiación apartarse de la injusticia.
    4 No te presentes ante el Señor con las manos vacías, pues todo esto es lo que prescribe el mandamiento.
    5 La ofrenda del justo unge el altar, su buen olor sube ante el Altísimo.
    6 El sacrificio del justo es aceptado, su memorial no se olvidará.
    7 Con ojo generoso glorifica al Señor, y no escatimes las primicias de tus manos.
    8 En todos tus dones pon tu rostro alegre, con contento consagra los diezmos.
    9 Da al Altísimo como él te ha dado a ti, con ojo generoso, con arreglo a tus medios.
    10 Porque el Señor sabe pagar, y te devolverá siete veces más.
    11 No trates de corromperle con presentes, porque no los acepta, no te apoyes en sacrificio injusto.
    12 Porque el Señor es juez, y no cuenta para él la gloria de nadie.

  • Salmo responsorial

    Salmo 50:5-8, 14, 23
    5 «¡Congregad a mis fieles ante mí, los que mi alianza con sacrificio concertaron!»
    6 Anuncian los cielos su justicia, porque es Dios mismo el juez.
    7 «Escucha, pueblo mío, que hablo yo, Israel, yo atestiguo contra ti, yo, Dios, tu Dios.
    8 «No es por tus sacrificios por lo que te acuso: ¡están siempre ante mí tus holocaustos!
    14 «Sacrificio ofrece a Dios de acción de gracias, cumple tus votos al Altísimo;
    23 El que ofrece sacrificios de acción de gracias me da gloria, al hombre recto le mostraré la salvación de Dios.»

  • Evangelio

    Marcos 10:28-31
    28 Pedro se puso a decirle: «Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.»
    29 Jesús dijo: «Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el Evangelio,
    30 quedará sin recibir el ciento por uno: ahora al presente, casas, hermnanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna.
    31 Pero muchos primeros serán últimos y los últimos, primeros.»

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: