Feria
27 de junio de 2018

Color: Verde

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    II Reyes 22:8-13; 23:1-3
    8 El sumo sacerdote Jilquías dijo al secretario Safán: «He hallado en la Casa de Yahveh el libro de la Ley.» Jilquías entregó el libro a Safán, que lo leyó.
    9 Fue el secretario Safán al rey y le rindió cuentas diciendo: «Tus siervos han fundido el dinero en la Casa y lo han puesto en manos de los que hacen las obras, los encargados de la Casa de Yahveh.»
    10 Después el secretario Safán anunció al rey: «El sacerdote Jilquías me ha entregado un libro.» Y Safán lo leyó en presencia del rey.
    11 Cuando el rey oyó las palabras del libro de la Ley rasgó sus vestiduras.
    12 Y ordenó el rey al sacerdote Jilquías, a Ajicam, hijo de Safán, a Akbor, hijo de Miqueas, al secretario Safán y a Asaías, ministro del rey:
    13 «Id a consultar a Yahveh por mí y por el pueblo y por todo Judá acerca de las palabras de este libro que se ha encontrado, porque es grande la cólera de Yahveh que se ha encendido contra nosotros porque nuestros padres no escucharon las palabras de este libro haciendo lo que está escrito en él.»
    1 El rey hizo convocar a su lado a todos los ancianos de Judá y de Jerusalén,
    2 y subió el rey a la Casa de Yahveh con todos los hombres de Judá y todos los habitantes de Jerusalén; los sacerdotes, los profetas y todo el pueblo desde el menor al mayor; y leyó a sus oídos todas las palabras del libro de la alianza hallado en la Casa de Yahveh.
    3 El rey estaba de pie junto a la columna; hizo en presencia de Yahveh la alianza para andar tras de Yahveh y guardar sus mandamientos, sus testimonios y sus preceptos con todo el corazón y toda el alma, y para poner en vigor las palabras de esta alianza escritas en este libro. Todo el pueblo confirmó la alianza.

  • Salmo responsorial

    Salmo 119:33-37, 40
    33 Enséñame, Yahveh, el camino de tus preceptos, yo lo quiero guardar en recompensa.
    34 Hazme entender, para guardar tu ley y observarla de todo corazón.
    35 Llévame por la senda de tus mandamientos porque mi complacencia tengo en ella.
    36 Inclina mi corazón hacia tus dictámenes, y no a ganancia injusta.
    37 Aparta mis ojos de mirar vanidades, por tu palabra vivifícame.
    40 Mira que deseo tus ordenanzas, hazme vivir por tu justicia.

  • Evangelio

    Mateo 7:15-20
    15 «Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
    16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
    17 Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos.
    18 Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos.
    19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego.
    20 Así que por sus frutos los reconoceréis.

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App