Cargando...

Sábado VII semana de tiempo ordinario
25 de mayo de 2013

Liturgia de las Horas: 3ra. Semana del Salterio

Color: Blanco

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Eclesiástico 17:1-15
    1 De la tierra creó el Señor al hombre, y de nuevo le hizo volver a ella.
    2 Días contados le dio y tiempo fijo, y dioles también poder sobre las cosas de la tierra.
    3 De una fuerza como la suya los revistió, a su imagen los hizo.
    4 Sobre toda carne impuso su temor para que dominara a fieras y volátiles.
    6 Les formó lengua, ojos, oídos, y un corazón para pensar.
    7 De saber e inteligencia los llenó, les enseñó el bien y el mal.
    8 Puso su ojo en sus corazones, para mostrarles la grandeza de sus obras.
    10 Por eso su santo nombre alabarán, contando la grandeza de sus obras.
    11 Aun les añadió el saber, la ley de vida dioles en herencia.
    12 Alianza eterna estableció con ellos, y sus juicios les enseñó.
    13 Los ojos de ellos vieron la grandeza de su gloria, la gloria de su voz oyeron sus oídos.
    14 Y les dijo: «Guardaos de toda iniquidad», y a cada cual le dio órdenes respecto de su prójimo.
    15 Sus caminos están ante él en todo tiempo, no se ocultan a sus ojos.

  • Salmo responsorial

    Salmo 103:13-18
    13 Cual la ternura de un padre para con sus hijos, así de tierno es Yahveh para quienes le temen;
    14 que él sabe de qué estamos plasmados, se acuerda de que somos polvo.
    15 ¡El hombre! Como la hierba son sus días, como la flor del campo, así florece;
    16 pasa por él un soplo, y ya no existe, ni el lugar donde estuvo vuelve a conocerle.
    17 Mas el amor de Yahveh desde siempre hasta siempre para los que le temen, y su justicia para los hijos de sus hijos,
    18 para aquellos que guardan su alianza, y se acuerdan de cumplir sus mandatos.

  • Evangelio

    Marcos 10:13-16
    13 Le presentaban unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían.
    14 Mas Jesús, al ver esto, se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios.
    15 Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él.»
    16 Y abrazaba a los niños, y los bendecía poniendo las manos sobre ellos.

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: