Cargando...

XV semana de tiempo ordinario
20 de julio de 2013

Liturgia de las Horas: 3ra. Semana del Salterio

Color: Blanco

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Éxodo 12:37-42
    37 Los israelitas partieron de Ramsés hacia Sukkot, unos 600.000 hombres de a pie, sin contar los niños.
    38 Salió también con ellos una muchedumbre abigarrada y grandes rebaños de ovejas y vacas.
    39 De la masa que habían sacado de Egipto cocieron tortas ázimas, porque no había fermentado todavía; pues al ser echados de Egipto no pudieron tomar víveres ni provisiones para el camino.
    40 Los israelitas estuvieron en Egipto 430 años.
    41 El mismo día que se cumplían los 430 años, salieron de la tierra de Egipto todos los ejércitos de Yahveh.
    42 Noche de guardia fue ésta para Yahveh, para sacarlos de la tierra de Egipto. Esta misma noche será la noche de guardia en honor de Yahveh para todos los israelitas, por todas sus generaciones.

  • Salmo responsorial

    Salmo 136:1, 23-24, 10-15
    1 ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterno su amor!
    10 Hirió en sus primogénitos a Egipto, porque es eterno su amor;
    11 y sacó a Israel de entre ellos, porque es eterno su amor;
    12 con mano fuerte y tenso brazo, porque es eterno su amor.
    13 El mar de Suf partió en dos, porque es eterno su amor;
    14 por medio a Israel hizo pasar, porque es eterno su amor;
    15 y hundió en él a Faraón con sus huestes, porque es eterno su amor.
    23 En nuestra humillación se acordó de nosotros, porque es eterno su amor;
    24 y nos libró de nuestros adversarios, porque es eterno su amor.

  • Evangelio

    Mateo 12:14-21
    14 Pero los fariseos, en cuanto salieron, se confabularon contra él para ver cómo eliminarle.
    15 Jesús, al saberlo, se retiró de allí. Le siguieron muchos y los curó a todos.
    16 Y les mandó enérgicamente que no le descubrieran;
    17 para que se cumpliera el oráculo del profeta Isaías:
    18 He aquí mi Siervo, a quien elegí, mi Amado, en quien mi alma se complace. Pondré mi Espíritu sobre él, y anunciará el juicio a las naciones.
    19 No disputará ni gritará, ni oirá nadie en las plazas su voz.
    20 La caña cascada no la quebrará, ni apagará la mecha humeante, hasta que lleve a la victoria el juicio:
    21 en su nombre pondrán las naciones su esperanza.

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: