Cargando...

X semana de tiempo ordinario
12 de junio de 2013

Liturgia de las Horas: 2da. Semana del Salterio

Color: Verde

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    II Corintios 3:4-11
    4 Esta es la confianza que tenemos delante de Dios por Cristo.
    5 No que por nosotros mismos seamos capaces de atribuirnos cosa alguna, como propia nuestra, sino que nuestra capacidad viene de Dios,
    6 el cual nos capacitó para ser ministros de una nueva Alianza, no de la letra, sino del Espíritu. Pues la letra mata mas el Espíritu da vida.
    7 Que si el ministerio de la muerte, grabado con letras sobre tablas de piedra, resultó glorioso hasta el punto de no poder los hijos de Israel fijar su vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, aunque pasajera,
    8 ¡cuánto más glorioso no será el ministerio del Espíritu!
    9 Efectivamente, si el ministerio de la condenación fue glorioso, con mucha más razón lo será el ministerio de la justicia.
    10 Pues en este aspecto, no era gloria aquella glorificación en comparación de esta gloria sobreeminente.
    11 Porque si aquello, que era pasajero, fue glorioso, ¡cuánto más glorioso será lo permanente!

  • Salmo responsorial

    Salmo 99:5-9
    5 Exaltad a Yahveh nuestro Dios, postraos ante el estrado de sus pies: santo es él.
    6 Moisés y Aarón entre sus sacerdotes, Samuel entre aquellos que su nombre invocaban, invocaban a Yahveh y él les respondía.
    7 En la columna de nube les hablaba, ellos guardaban sus dictámenes, la ley que él les dio.
    8 Yahveh, Dios nuestro, tú les respondías, Dios paciente eras para ellos, aunque vengabas sus delitos.
    9 Exaltad a Yahveh nuestro Dios, postraos ante su monte santo: santo es Yahveh, nuestro Dios.

  • Evangelio

    Mateo 5:17-19
    17 «No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.
    18 Sí, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pase una i o una tilde de la Ley sin que todo suceda.
    19 Por tanto, el que traspase uno de estos mandamientos más pequeños y así lo enseñe a los hombres, será el más pequeño en el Reino de los Cielos; en cambio, el que los observe y los enseñe, ése será grande en el Reino de los Cielos.

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: