San Damián de Veuster (de Molokai), Presbítero (Memoria Libre)
10 de mayo de 2021

Color: Blanco

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera Lectura

    Hechos 16:11-15

    11Nos embarcamos en Tróada y fuimos derechos a Samotracia, y al día siguiente a Neápolis; 12de allí pasamos a Filipos, que es una de las principales ciudades de la demarcación de Macedonia, y colonia. En esta ciudad nos detuvimos algunos días. 13El sábado salimos fuera de la puerta, a la orilla de un río, donde suponíamos que habría un sitio para orar. Nos sentamos y empezamos a hablar a las mujeres que habían concurrido. 14Una de ellas, llamada Lidia, vendedora de púrpura, natural de la ciudad de Tiatira, y que adoraba a Dios, nos escuchaba. El Señor le abrió el corazón para que se adhiriese a las palabras de Pablo. 15Cuando ella y los de su casa recibieron el bautismo, suplicó: «Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid y quedaos en mi casa.» Y nos obligó a ir.

  • Salmo Responsorial

    Salmo 149:1-6, 9

    1¡Aleluya! ¡Cantad a Yahveh un cantar nuevo: su alabanza en la asamblea de sus amigos! 2¡Regocíjese Israel en su hacedor, los hijos de Sión exulten en su rey; 3alaben su nombre con la danza, con tamboril y cítara salmodien para él! 4Porque Yahveh en su pueblo se complace, adorna de salvación a los humildes. 5Exalten de gloria sus amigos, desde su lecho griten de alegría: 6los elogios de Dios en su garganta, y en su mano la espada de dos filos; 9para aplicarles la sentencia escrita: ¡será un honor para todos sus amigos!

  • Evangelio

    Juan 15:26--16:4

    15 26Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí. 27Pero también vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio. 16 1Os he dicho esto para que no os escandalicéis. 2Os expulsarán de las sinagogas. E incluso llegará la hora en que todo el que os mate piense que da culto a Dios. 3Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. 4Os he dicho esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que ya os lo había dicho. «No os dije esto desde el principio porque estaba yo con vosotros.

Comentarios