Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.

Hace pocos días un grupo de académicos y sacerdotes publicó una “corrección filial” (Correctio Filialis) al Papa, acusándolo de apoyar “directa o indirectamente” siete herejías.

Baste decir que el Papa nunca ha dicho cosa alguna de las que se le acusan. Y ese es todo el interés que se le debe dar al documento en cuestión.

Pero la seriedad del documento ha quedado por el piso tras la revelación de un dato muy importante: alguien -¿quién?, es la inquietud- ingresó el nombre de Alejandro Bermúdez, Director de ACI Prensa, como uno de los firmantes.

Si quiere saber la posición de Alejandro Bermúdez, puede escuchar su claro y contundente Punto de Vista de este 27 de septiembre AQUÍ.

Pero no sería la única firma falsa.

En declaraciones al blog católico One Peter Five, Joseph Shaw, vocero de la “corrección filial”, dijo que las falsificaciones afectan a “un pequeño número de nombres”.

Eso es más de uno. ¿Dos?, ¿tres?, ¿cuántos de los firmantes son inventados? Difícil saber. Pero los firmantes falsos no lo hicieron solos, sino con el consentimiento de algún administrador del sitio web.

Me explico. Como un experimento sencillo, ingresé el nombre Clark Kent –sí, Superman- como firmante de la corrección. Fui pronto informado por la web que la firma del guardián de Metrópolis ingresaría a una lista de moderación.

Hasta este momento, Kent no aparece como firmante de la “corrección filial”. ¿Pero por qué Bermúdez sí? ¿Cómo hacen quienes dirigen este sitio web para filtrar los firmantes verdaderos de los falsos?

Las sombras se hacen cada vez más grandes sobre un documento que pretendió ser la salvación doctrinal de la Iglesia.

Etiquetas: , ,