11 de noviembre de 2021 1:54 pm

#VeteransDay: Obispo agradece a Dios por haber sido capellán militar en Afganistán e Irak

Por Walter Sánchez Silva

Cuando en Estados Unidos se celebra hoy el Veterans Day o Día de los Veteranos, en el que se rinde homenaje a quienes han servido en las fuerzas armadas, el Obispo de Fairbanks en Alaska, Mons. Chad Zielinski, agradeció a Dios por haberle permitido que sirviera como capellán militar en zonas de guerra como Afganistán e Irak.

“Cuando fui ordenado obispo el 15 de diciembre (de 2014), todavía me sorprendo cuando digo esto, estaba en servicio activo en el ejército, estaba en la base Eielson Air Force y recibí una llamada que iba a poner mi vida de cabeza enormemente”, afirma el Prelado en un video publicado en la cuenta de Twitter de Catholic Extension, una organización de ayuda a los más necesitados en Estados Unidos.

“Pensé que me iban a dar otra misión militar, pero no fue el caso, sino que me dijeron que el Santo Padre quiere que te quedes allí para servir a esta vasta región en el norte de Alaska, y yo no tenía idea de lo que eso significaba”, prosigue el Obispo.

“Yo estaba en mi pequeño mundo militar en Alaska. Creo que lo que me ayudó de ser militar fue que me enviaron tres veces en condiciones difíciles rodeado de circunstancias muy tristes y violentas de combate”.

Para el Obispo, “Dios tomó esa dureza para algo no violento y me dijo: ‘Voy a usarte para servir a la gente en el norte de Alaska’. Me ha pasado muchas veces que estoy en un lugar congelado, portando todavía la mochila de Afganistán, y he pensado cómo Dios usa esto de formas extrañas, en lugares donde hace demasiado frío y no hay agua y muchas otras cosas”.

“La gente aquí es hermosa, es una gran razón para la vida de sacrificio”, resalta, para luego agradecer las generosas donaciones de Catholic Extension.

Mons. Chad Zielinski tiene 57 años. Fue ordenado sacerdote el 8 de junio de 1996. Cinco años después, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, “sintió un llamado especial en su corazón para servir a Dios con su ministerio entre los hombres y mujeres que protegen nuestro país” en la vida militar, indica el sitio web de la Diócesis de Fairbanks.

En 2002 comenzó su servicio como capellán en la base de la Fuerza Aérea de Grand Forks en Dakota del Norte. Entre 2003 y 2005 estuvo en Suffolk (Inglaterra) y luego volvió a Estados Unidos donde fue asignado a una base en Texas.

En 2012 fue llamado a Alaska para servir como capellán en la base Eielson en Fairbanks. En julio de 2013 fue ascendido al rango de mayor.

Estuvo durante tres periodos en zonas de guerra, incluidos Irak y Afganistán. “Supongo que la Iglesia me ha preparado para el ejército y el ejército me ha preparado para la Iglesia. Recibimos órdenes y vamos, ya sean de un general o del Papa", escribió el Prelado.

“Ninguna persona humana podría haber escrito algo como esto. Ciertamente, nunca hubiera pensado en mil años que esto me sucedería a mí, ya que nunca había querido algo como esto”.

Etiquetas: Estados Unidos, Militares, Fuerza Aérea, Base militar, veteranos, Alaska, capellán, ejército