4 de abril de 2008 2:24 pm

"Solo donde hay vida hay esperanza", afirma Obispo español

El Obispo de Huesca y Jaca, Mons. Jesús Sanz Montes, afirmó en su carta pastoral de esta semana que "sólo donde hay familia habrá vida, y sólo donde hay vida nuestro mundo tendrá esperanza".

El Prelado de esta provincia al norte de España afirmó que "la ley del aborto debe ser abolida" y exhortó a crear "una nueva cultura donde las familias acojan y promuevan la vida".

Mons. Sanz subrayó que "ningún católico, ni en el ámbito privado ni público, puede admitir en ningún caso prácticas como el aborto, la eutanasia o la producción, congelación y manipulación de embriones humanos". Invitó asimismo a los fieles a rezar para que el Señor "ilumine la conciencia de los políticos".

Destacó que los últimos avances científicos muestran con claridad y "cada vez con más fuerza que desde la fecundación tenemos una nueva vida humana, original e irrepetible, con una historia y un destino únicos".

El Obispo de Huesca y de Jaca recordó finalmente las palabras del Siervo de Dios Juan Pablo II que definen el aborto como "una gravísima violación del orden moral", como también la declaración de los obispos españoles de la Subcomisión episcopal para la familia y la defensa de la vida, quienes afirmaron que "la sociedad española se ha sentido conmovida por ciertas prácticas abortivas y la crueldad de los medios utilizados para ocultarlas".