10 de marzo de 2022 9:07 pm

Sacerdote ucraniano pide rezar a la Virgen de Guadalupe por la paz en Ucrania

Por David Ramos

Imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe en su santuario de Ciudad de México. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.

El P. Dimitro Kiyashko, sacerdote de la Iglesia Ucraniana Greco-Católica, pidió a los devotos implorar a Nuestra Señora de Guadalupe por la pronta paz para Ucrania, atacada en estos días por Rusia.

En el marco de su visita a México para participar en la Cuarta Noche de los Testigos, evento organizado por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), el P. Kiyashko, de 33 años, pidió “en esta santa tierra de México, oración a la Virgen de Guadalupe, porque ahora esta protección es la más importante”.

“Y también pido solidaridad a todo el pueblo de México con el pueblo ucraniano que en este día sufre muchísimo”, expresó.

La Cuarta Noche de los Testigos es una ocasión de oración y testimonios sobre la necesidad y persecución que padece la Iglesia Católica en diversas partes del mundo.

En esta edición, en México participan, además del P. Dimitro Kiyashko, el P. Dieudonne Rizinde Mahirwe de Repúbica Democrática del Congo; y el P. Pénès Célestin, de Haití.

Los tres sacerdotes, de la mano de ACN, compartirán sus testimonios en Guadalajara, Monterrey y Saltillo, del 10 al 12 de marzo.

El P. Kiyashko, que ha desarrollado su ministerio también en Valencia y en Ibiza (España), dijo que “hay regiones en Ucrania donde la situación humanitaria es complicada”, pues “la gente no tiene agua, ni alimentos, ni comida, ni nada, ni tienen ni luz, ni gas en sus casas”.

“Entonces hay regiones donde la gente sufre muchísimo”, señaló.

Los sacerdotes y los obispos, dijo el P. Kiyashko, “están en sus diócesis”.

“Cada sacerdote está en su parroquia, nadie deja a la gente. La Iglesia está con la gente, con su pueblo y nuestra parroquia”.

“Nuestras iglesias ahora funcionan como comedores para la gente que no tiene nada. Nuestras iglesias ahora funcionan como casas para la gente que perdió su casa por la guerra, por los bombardeos”, señaló.

Los templos, dijo, son ahora incluso usados “como búnkeres para la gente. La Iglesia ahora salva no solamente almas, sino que salva también la vida de la gente”.

El sacerdote ucraniano destacó el trabajo de muchas organizaciones y personas de buena voluntad “para apoyar a nuestra gente, para dar alimentos, medicina, ropa, donativos”.

Además, agradeció el gesto del Papa Francisco de enviar a Ucrania al Cardenal Konrad Krajewski, limosnero pontificio; y al Cardenal Michael Czerny, prefecto ad interim del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

“Es una señal muy buena y una respuesta del Papa Francisco: que él está con nosotros, no solamente con palabras, sino con ayuda de verdad, con todo lo que que falte en Ucrania”, dijo.

“Y por eso también, muchísimas gracias al Papa y a toda la Iglesia Católica”, expresó. 

El P. Kiyashko pidió también colaborar con Ayuda a la Iglesia Necesitada, que ha habilitado un sitio web especial para donaciones para Ucrania: ​​https://acn-mexico.org/emergenciaucrania-m

El sacerdote ucraniano alentó también a recurrir a la “oración, porque ahora es nuestra arma”, rezando el Rosario para pedir la “protección de Dios, protección de la Virgen”.

Etiquetas: Ucrania, paz en Ucrania, Guerra en Ucrania, Guerra entre Ucrania y Rusia