22 de abril de 2022 9:38 pm

Sacerdote sobrevive a brutal accidente y habla de su “resurrección” en Pascua

Por Walter Sánchez Silva

P. Dale Kinzler. Crédito: Diócesis de Fargo

El P. Dale Kinzler es un sacerdote de la Diócesis de Fargo en el estado de Dakota del Norte en Estados Unidos, que en septiembre de 2021 sufrió un brutal accidente de tránsito que lo dejó seriamente herido. Ahora, tras seis meses de rehabilitación física, comparte cómo ha sido su “resurrección” en este tiempo de Pascua.

Según relata el National Catholic Register, el 14 de septiembre de 2021 el sacerdote de 72 años regresaba de dar la Comunión en una de sus cuatro parroquias rurales cuando un tráiler que venía en dirección contraria, y que al parecer se pasó una señal de alto, se estrelló contra el vehículo que conducía el P. Kinzler.

El sacerdote resaltó lo providencial de esa fecha, en la que la Iglesia celebra la fiesta de la exaltación de la Santa Cruz, y lo que pasó en el accidente al percatarse “cómo iba quedando yo debajo del tráiler y pensé en un segundo: ‘¿Así voy a morir, Señor? ¡Aún no estoy listo!”.

Como resultado del accidente su pierna derecha quedó partida en dos, tuvo un desgarro en el tendón izquierdo del músculo cuádriceps y en la rodilla izquierda. También sufrió varios golpes en el cuerpo y tenía dificultad para respirar.

El auto del P. Kinzler quedó destrozado y una fotografía compartida en redes sociales hizo pensar a algunos que el sacerdote sobrevivió “de milagro”.

El presbítero explicó que mientras era llevado a un hospital de Fargo, aún con algo de conciencia, rezó el Rosario usando los dedos como cuentas. “Trataba de mantener mi mente alejada del dolor”, mientras iba recitando los avemarías.

Algunos días después del accidente, el P. Kinzler fue llevado a un hospital de rehabilitación. Su hermano Don comentó que “es sorprendente que alguien de más de 70 años tenga esa apertura, casi de niño, y se pregunte: ‘¿Qué tiene Dios planeado para mí ahora?’”.

La rehabilitación permitió que, con algunas ayudas como una silla adaptada para él, el sacerdote pudiera caminar y volver a celebrar Misa desde el 31 de octubre en el St. George’s Catholic Church en Cooperstown

Chris y Gina Ahlers, una pareja de esposos amigos del sacerdote, narró lo preocupados que estaban cuando ocurrió el accidente. “Fue uno de esos momentos en los que el mundo se me congeló”, dijo la mujer.

Con ellos, el sacerdote compartió la idea de escribir el libro “A tres pies de la muerte”, que es la distancia a la que quedó de ser aplastado por las ruedas del tráiler, para compartir “cuán bendecido se sentía por seguir vivo”.

“Su recuperación es tan sorprendente como el estado en el que quedó su auto. Hace seis meses estuvo en un accidente horrible y ahora camina. Realmente es como Superman”, comentó Gina.

El sacerdote cree que realmente es un milagro que aún pueda caminar y que el accidente lo ha hecho más compasivo con quienes tienen problemas físicos. “Muchos cargan una cruz más grande que la mía”, dijo.

La terapia física concluyó en marzo y el sacerdote se prepara para participar en una carrera de ciclismo a finales de este mes.

Sobre el accidente, el P. Kinzler comentó que el accidente “ha servido como una gran sacudida, para recordar que necesitamos ser muy serios, y urgentemente, con nuestra vida espiritual”.

Al celebrar la Misa de Pascua, el sacerdote dijo que ahora es consciente de su propia “resurrección”.

“En Pascua, vemos el gran milagro que Jesucristo nos dio al resucitar de entre los muertos, haciendo posible que podamos vivir con Él para siempre”, subrayó.

“Eso ciertamente me ha tocado y espero que todos que nuestro llamado a la vida eterna es lo que Dios quiere para todos nosotros”, resaltó el sacerdote.

El P. Dale Kinzler fue ordenado sacerdote el 2 de junio de 1974, Domingo de Pentecostés, en la St. Aloysius Catholic Church. En 2024 celebrará sus bodas de oro sacerdotales.

Etiquetas: Estados Unidos, sacerdote, Milagro, Oración, Rosario, Pascua, accidente, accidente de tránsito