15 de mayo de 2022 4:20 pm

Sacerdote recuerda con una foto al primero de más de 40 bebés que rescató del aborto

Por Diego López Marina

Bebé rescatado por la Asociación de las Bienaventuranzas en el 2008 | Crédito: Asociación de las Bienaventuranzas

El P. Omar Sánchez, director de la Asociación de las Bienaventuranzas, una institución católica que acoge a cientos de niños y ancianos pobres y discapacitados en Perú, publicó la fotografía del primer bebé que rescató del aborto, hace 14 años, y que hoy es un adolescente sano y feliz.

“¡Y pensar que esta fue nuestra primera cuna y nuestro primer bebé rescatado de un aborto! Ya van más de 40 [bebés salvados] en estos 14 años. [Foto del] 2008, 14 años atrás”, escribió en la cuenta de Facebook de la Asociación de las Bienaventuranzas. 

En una entrevista concedida a ACI Prensa, el P. Omar contó que en aquel entonces todavía no contaban con una cuna y por eso el bebé fue puesto allí temporalmente.

“Cuando empezamos la obra de la Bienaventuranzas no teníamos nada, salvo javas de plástico que nos regalaron para recoger verduras. Fue en una de esas javas en la que lo pusimos a él, donde dormía”, narró.

El P. Omar, también secretario general de Cáritas Lurín, quiso contar a ACI Prensa la historia del bebé de la foto, que pese a ser abandonado por su madre biológica, fue adoptado por una familia peruana.

“La madre de este niño llegó el 2008, estaba embarazada. La madre había decidido abortar y fue a un abortorio clandestino de Lima, pero en la puerta se desanimó. Lo pensó bien tras ser aconsejada por unas amigas”, dijo.


P. Omar Sánchez | Crédito: P. Omar

Las amigas resultaron ser catequistas de la parroquia Santa María de Tablada de Lurín, donde el P. Omar servía. Entonces, ellas llevaron a la mujer embarazada para que converse con él.

“En el diálogo yo le ofrecí el acompañamiento de una psicóloga y el acompañamiento espiritual. Le dije que cuando naciera su niño ella tomaría la decisión de quedárselo o darlo en adopción. También le ofrecimos cuidar al bebé y ayudarla para que terminara la educación básica y luego siga una carrera técnica para salir adelante”, contó.

“Ella aceptó no abortar después de orar mucho con ella –continuó el sacerdote–. En el acompañamiento espiritual, ella decidió bautizarse, confirmarse, recibir la Primera Comunión, y decidió quedarse hasta el nacimiento de su hijo”.

“Cuando llegó el día, ella se fue y lo dejó con nosotros. No hemos sabido nada más de ella”, dijo.

El P. Omar recordó que la Asociación inició el trámite regular con el Estado peruano para albergar al menor, pero luego se hizo un proceso de acogimiento familiar para que el bebé sea cuidado durante dos años por una familia peruana.

El Estado certificó que el niño había sido tratado como un hijo y luego la pareja de esposos hizo el trámite de adopción de una forma más breve al proceso regular.

“Hoy es un niño precioso de 14 años que está en el colegio. Tiene una familia maravillosa que lo ama profundamente, está lleno de vida, tiene un futuro”, narró.

“¡No los maten, dénmelos a mí!”

El P. Omar es un fiel seguidor de la frase “¡No los maten, dénmelos a mí!”, súplica constante de la Madre Teresa de Calcuta.

“Recibo muchos ataques de quienes me dicen: ‘¿acaso usted va a tener a todos los niños que van a ser abortados?’; y yo les digo que sí, que Dios va a proveer y que no va faltar. Porque no faltó nunca cuando teníamos un niño y ahora que tenemos 300 tampoco falta”, aseguró.

Según el sacerdote, quien hace menos de un mes recibió una milagrosa curación de cáncer, la Providencia “es el rubro más seguro” que tiene.

“Yo sé que si recibo 1.000 niños que quieren ser abortados, Dios va a proveer para ellos”, subrayó.

P. Omar Sánchez. Crédito: P. Omar Buenaventura / Madre Teresa de Calcuta. Crédito: Wikipedia / Dominio público

El caso del bebé llamado “Jesús” que sobrevivió a 4 intentos de aborto

El P. Omar también recordó al segundo bebé que rescató la Asociación de las Bienaventuranzas, el cual sobrevivió a cuatro intentos de aborto.

“Al cuarto intento de aborto, el niño salió vivo del vientre, antes de los seis meses de gestación. La madre fugó y el padre decidió quedarse al lado de su hijo”, dijo.

“El bebé fue operado del corazón y luego el padre lo llevó a la casa de la abuela materna, que ya cuidaba a cuatro nietas de dos hijas. Tiempo después el padre recibió una pena de cárcel de 25 años por robo agravado”, contó.

El P. Omar dijo que la abuela del niño salía a pedir dinero en la calle, hasta que un día, gracias a una mujer católica, la anciana fue derivada a la Asociación de las Bienaventuranzas.

“Este niño también llegó en el 2008, a los dos meses del primero. Hoy Jesús tiene 14 años, tiene parálisis cerebral, y es un niño hermoso que vive con nosotros debido a que la abuela materna no tiene capacidad para mantenerlo”, señaló.

El adolescente, indicó el sacerdote, ahora “asiste al colegio, ayuda en nuestro biohuerto, hace sus terapias, es feliz”.

“Él cumple su misión. Mucha gente ha dejado el egoísmo por la generosidad y la solidaridad por venir a esta obra. Cuánta gente se ha convertido. Cuánta gente ha venido a buscar un trabajo y ahora ha descubierto una misión”, expresó.

Según el Padre Omar, “cuando alguien dice que estos chicos son un gasto, es porque no conocen la misión que ellos tienen en este mundo”.

“Yo mismo cuando estoy cansado, con problemas, voy al cuarto de los pequeños –muchos de ellos con parálisis, retardo mental y síndrome de Down–, los miro, ellos vienen, juegan conmigo, se ríen conmigo, y recibo un viento fresco que me levanta el espíritu”, añadió.

Ayuda a las madres embarazadas

El sacerdote contó que los otros acercamientos de madres en situación vulnerable y en peligro de abortar “fueron similares” al primer niño que recibieron en la Asociación. También contó que algunos de los niños rescatados del aborto nacieron con discapacidades.

“Los niños que hemos rescatado del aborto son porque las mujeres se han acercado a nosotros buscando ayuda. Porque muchas veces lo primero que escuchan, inclusive en su entorno familiar, es que aborten”, narró a ACI Prensa.

El P. Omar explicó que a todas las mujeres embarazadas les ofrecen “ayuda integral, desde la psicología hasta la parte espiritual”.

“Las ayudamos a entender que el aborto no es el camino, ayudarlas a saber que pueden ser madres y sostener a sus hijos”, dijo.

“Nosotros, como asociación, gracias a las donaciones, pagamos los estudios superiores técnicos de 7 chicas y luego las ayudamos a armar un pequeño negocio. Ellas mismas se dan cuenta que pueden sostener a sus hijos con esfuerzo y con trabajo”, agregó.

También contó que “algunas han logrado establecer una pareja estable y han contraído matrimonio”.

“Me siento agradecido y bendecido por Dios por la misión que nos ha encomendado como equipo en la Asociación de las Bienaventuranzas”, concluyó.

El P. Omar reveló que siempre ora pidiendo la intercesión de Santa Teresa de Calcuta, San Francisco de Asís, San Vicente de Paúl, San Josemaría Escrivá, el Beato Álvaro del Portillo y San Rafael Arnáiz.

Para ayudar a la labor de la Asociación de las Bienaventuranzas puede ingresar AQUÍ

Etiquetas: Aborto, Perú, Defensa de la vida, bebés, Asociación de las Bienaventuranzas, P. Omar Sánchez Portillo