27 de junio de 2022 7:15 pm

Sacerdote advierte de estos 3 tipos de pecados muy comunes en el mundo actual

Por David Ramos

El P. Eduardo Hayen Cuarón, director del semanario Presencia de la Diócesis mexicana de Ciudad Juárez, advirtió recientemente sobre tres “tipos de pecados” que eran “muy comunes en los días del Profeta Amós y que “tienen que ver con nuestro tiempo”.

En un video publicado a través de Twitter, el P. Hayen Cuarón señaló que “si leemos el libro del Profeta Amós, en el capítulo 2, nos daremos cuenta de que el profeta denuncia tres tipos de pecados muy comunes en el pueblo de Israel en aquel tiempo”.

“Primero, denuncia el pecado de la idolatría, el pecado de sustituir a Dios con ídolos, un pecado religioso”, dijo.

“El segundo pecado que denuncia el profeta es la falta de amor al prójimo o la explotación a los demás. Un pecado, pues, que clama al cielo porque llevaba a sacar el máximo provecho de las personas explotadas”, continuó.

Luego, el P. Hayen Cuarón señaló que “el tercer pecado” señalado por el Profeta Amós es “es el pecado del desorden sexual. El padre y el hijo compartían la cama con la misma mujer”.

Tres pecados que el profeta denuncia y que son también pecados de nuestro tiempo”, advirtió.

El sacerdote mexicano recordó luego que el 24 de junio la Corte Suprema de Estados Unidos derogó el fallo del caso Roe vs. Wade, con el que se abrió las puertas al aborto legal en 1973.

El P. Hayen Cuarón aseguró que esta decisión de la Corte Suprema “nos alegra profundamente, porque nos damos cuenta de la necesidad que tenemos del amor al prójimo para poder construir una sociedad justa y fraterna”.

Es necesario respetar la vida humana desde el vientre materno, acogerla, promoverla, defenderla. Pero también hemos de orar para que los legisladores de los Estados ahora creen políticas públicas que permitan proteger la vida desde su concepción, y así favorecer a los matrimonios y a las familias”.

El sacerdote mexicano alentó a recordar “a tantas personas que han sido sacrificadas por el aborto. Son almas que confiamos a la misericordia de Dios y, por supuesto, pedimos también por sus mamás, por sus papás, para que ellos, que los abortaron, puedan ser perdonados y puedan ser sanados en la Misericordia Divina esos corazones”.

Pidamos también por el por el movimiento provida, porque gracias a este movimiento la ley de aborto ha sido derogada, y este movimiento se coloca en la línea histórica de la abolición de la esclavitud y los derechos civiles en los Estados Unidos”. 

Al finalizar su mensaje, el P. Eduardo Hayen Cuarón alentó a los católicos a darse cuenta “de que nuestra sociedad, como la del Profeta Amós, debe ser restaurada también contra el pecado de la idolatría y contra los desórdenes sexuales, porque todo está relacionado”.

“Si lo hacemos así, si nos convertimos a Dios, podremos crear una sociedad justa, fraterna y más cristiana”, concluyó.

Etiquetas: México, Iglesia Católica, Iglesia en México, Pecado, pecados