2 de julio de 2022 10:57 am

Religiosos de Cuba se solidarizan con Misioneras de la Caridad expulsadas de Nicaragua

Por Eduardo Berdejo

Imagen referencial. Crédito: Daniel Ibáñez (ACI)

La Conferencia de Religiosas y Religiosos en Cuba expresó su indignación “ante la expulsión de Nicaragua de las religiosas Misioneras de la Caridad”, ordenado por el régimen de Daniel Ortega y aprobado el miércoles por la Asamblea Nacional.

En un post publicado ayer viernes en su página de Facebook, la organización religiosa manifestó su “indignación ante la expulsión de Nicaragua de las religiosas Misioneras de la Caridad, que con su entrega incondicional velan y cuidan de los más pobres y vulnerables”.

“Confiamos en Cristo Resucitado que la verdad, el amor y la justicia triunfarán”, añadió la organización, que congrega a religiosos cubanos y de otras nacionalidades.

El miércoles 29 de junio la Asamblea Nacional aprobó la disolución de 101 organizaciones no gubernamentales (ONG), entre las que se encuentra la Asociación Misioneras de la Caridad.

El pedido de cierre fue presentado el 22 de junio por el legislador Filiberto Rodríguez, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido del presidente Daniel Ortega y que tiene una amplia mayoría en el Parlamento.

La medida fue aprobada sin debate por los 75 legisladores sandinistas, junto con sus aliados. De los otros 16 miembros de la Asamblea, uno se ausentó y el resto se abstuvo de votar.

En la ciudad de Granada, la congregación fundada por la Madre Teresa de Calcuta administraba el Hogar Inmaculado Corazón de María, en el que acogían a adolescentes abandonados o víctimas de abusos. En la capital, Managua, las religiosas dirigían un asilo de ancianos.

Además, desarrollaban en el país un proyecto de reforzamiento escolar a menores en situación de riesgo y administraban una guardería para niños pobres, mayormente hijos de madres solteras y vendedoras ambulantes.

Entre otras cosas, el régimen sandinista acusa a las misioneras de no estar acreditadas para funcionar como guardería y asilo de ancianos, y de no tener permiso para realizar reforzamiento de aprendizaje.

Asimismo, según el Gobierno, los saldos de ingresos por donaciones no coincidían con los informes presentados.

Otro motivo del régimen es que la nueva ley que regula a las ONG, y que está vigente desde hace dos meses, señala que máximo el 25% de los miembros de las juntas directivas pueden ser extranjeros.

En el caso de la Asociación Misioneras de la Caridad, la totalidad de la Junta Directiva son ciudadanas de otras nacionalidades.

La agencia EFE informó que las religiosas han comenzado a abandonar el país luego de ser notificadas por el régimen sandinista, que gobierna el país desde enero de 2007.

Entre las 101 organizaciones que deberán cerrar, están la Fundación Católica de Ayuda al Desarrollo Humano de los Nicaragüenses, la Fundación Espiritualidad para Niños de Nicaragua, la Fundación Maternal Mi Infancia y la Asociación Casa de Atención a Niños de Diriomito.

Con la norma aprobada el miércoles, son 758 las ONG declaradas ilegales en Nicaragua a pedido del Gobierno de Ortega.

Etiquetas: Cuba, Libertad religiosa, Nicaragua, Iglesia en Nicaragua, Misioneras de la Caridad, Daniel Ortega, persecución religiosa, Conferencia Cubana de Religiosos y Religiosas