13 de agosto de 2022 12:49 pm

¿Por qué los masones impidieron a los pastorcitos ver a la Virgen de Fátima un día como hoy?

Por Walter Sánchez Silva

Virgen de Fátima. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El 13 de agosto de 1917, hace 105 años, los pastorcitos Lucía dos Santos, y los primos San Francisco y Santa Jacinto Marto no pudieron ver a la Virgen de Fátima porque fueron retenidos por un alcalde masón.

Arturo de Oliveira Santos, alcalde de Ourem, era también un católico que había apostatado de su fe y que quería que los pastorcitos le contaran el secreto que les confió la Virgen de Fátima.

Para eso ideó un plan que le permitiera retenerlos e impedirles ver a la Madre de Dios.

El masón les ofreció un auto para que se trasladaran de forma segura entre la multitud que los acompañaba en cada aparición.

De Oliveira Santos les dijo a los niños que el párroco de Cova de Iría quería verlos y los llevó hasta la casa parroquial. Allí les reveló su engaño y los amenazó de muerte para forzarlos a hablar.

Los encerró luego en una celda con delincuentes para que le dijeran el secreto pero nada hizo que los videntes hablaran. Nunca cedieron, pese a que los amenazó con matarlos en una caldera con aceite hirviendo.

Como había sucedido en otros meses, una multitud esperaba a los niños en el lugar de las apariciones, pero nunca llegaron porque se los impidió el alcalde, que finalmente los dejó ir el 15 de agosto, el día de la fiesta de la Asunción de la Virgen María.

Dado que los pastorcitos no pudieron ver a la Virgen de Fátima el 13 de agosto, el encuentro se dio el 19 en un lugar llamado Valinhos.

“Vengan otra vez a Cova da Iria el trece del mes que viene, mi hija, y continúen rezando el Rosario todos los días. El último día yo haré un milagro para que todos crean”, les dijo ese día la Virgen de Fátima.

Las otras apariciones de la Virgen de Fátima

La primera aparición ocurrió el 13 de mayo de 1917. Ese día la Madre de Dios les dijo que volvería cada día 13 de los siguientes meses, siempre a la misma hora.

En su segunda aparición, el 13 de junio, la Virgen de Fátima les dijo que Francisco y Jacinta morirían pronto y que Lucía viviría para dar testimonio de las apariciones. Sor Lucía Dos Santos falleció el 13 de febrero de 2005.

El 13 de julio, en la tercera aparición, a la pequeña Lucía se le reveló el secreto de Fátima.

Luego de los sucesos de agosto, los pastorcitos volvieron a ver a la Virgen María el 13 de septiembre en Cova de Iría.

La sexta y última aparición de la Virgen de Fátima ocurrió el 13 de octubre de 1917. Ese día ocurrió el llamado “Milagro del sol”, ante miles de personas presentes.

Luego de una intensa lluvia, se disiparon las nubes y se pudo ver al sol que parecía un disco de plata. Sus rayos tomaron diferentes colores y se le vio en una especie de “danza”.

También pareció que caía sobre las miles de personas, que se pusieron de rodillas.

Etiquetas: Virgen de Fátima, Sor Lucía, Pastorcitos de Fátima, Santa Jacinta Marto y San Francisco Marto, San Francisco Marto