13 de abril de 2021 1:50 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 15 de abril de 2021 1:17 pm

Policía inglesa lamenta haber irrumpido en iglesia católica en Viernes Santo

El Arzobispo de Southwark (Inglaterra), Mons. John Wilson, y representantes de la Policía Metropolitana visitaron el domingo 11 de abril la parroquia católica polaca Cristo Rey, al sur de Londres, para expresar su deseo de renovar la colaboración y el compromiso, luego de que agentes policiales interrumpieron la liturgia de Viernes Santo.

El viernes 2 de abril, las fuerzas del orden ordenaron a los feligreses que abandonaran el templo o enfrentarían una multa o posible arresto. Un video publicado en YouTube muestra a un agente policial dirigiéndose a la congregación desde un púlpito en la iglesia, informándoles que el encuentro era “ilegal” bajo las actuales restricciones por la pandemia de coronavirus COVID-19.

“Todos estamos al tanto de los hechos que sucedieron aquí en la tarde del Viernes Santo. La intención de la Policía Metropolitana de Londres es proteger y apoyar a las comunidades para que se mantengan seguras durante la pandemia. Sin embargo, sabemos que muchas personas estaban muy disgustadas por lo que sucedió el Viernes Santo y lo lamentamos profundamente”, dijo el comisario jefe, Andy Wadey, a la congregación después de una Misa el 11 de abril.

“Desde entonces, ha habido una reflexión y un aprendizaje significativos”, indicó el comisario responsable de la intervención.

Wadey dijo que “la Policía Metropolitana realmente desea servirlos y protegerlos de la mejor manera posible. Realmente espero que hoy marque el comienzo de una relación renovada, profunda y duradera, con la parroquia de Cristo Rey, en Balham, y también con las comunidades polacas en general”.

La Arquidiócesis de Southwark declaró el 11 de abril que “junto con la Policía Metropolitana, se ha llevado a cabo un proceso de reflexión que ha dado como resultado el compromiso de todas las partes de trabajar juntas por la curación a través de una colaboración renovada y un compromiso con un espíritu de amistad”.

La parroquia de Cristo Rey señaló el 3 de abril que “la policía excedió enormemente sus poderes al emitir su orden sin una razón adecuada, ya que se cumplieron todos los requisitos del gobierno”.

“Creemos que los funcionarios de la policía del condado han sido mal informados con respecto a las pautas actuales para los lugares de culto, alegando que el motivo de su intervención es la continua prohibición de las celebraciones públicas en los lugares de culto en Londres, debido a la cuarentena introducida desde el 4 de enero de 2021. Lamentamos que los derechos de los fieles hayan sido dañados en un día tan importante para todos los creyentes y que nuestra adoración haya sido profanada”, añadió.

Después de la Misa del 11 de abril, Mons. Wilson dijo que desde el incidente del Viernes Santo “las preocupaciones genuinas de la Misión Católica Polaca y de la comunidad parroquial de Cristo Rey han sido escuchadas directamente por el Servicio de Policía Metropolitana”.

“Todos compartimos el mismo deseo de avanzar en la amistad, trabajando juntos por el bien común. Estamos comprometidos a permitir la libertad de culto para todos, en entornos seguros y protegidos”, dijo.

Indicó que él, Wadey y el comisario Roger Arditti estaban en la Iglesia Cristo Rey ese día por invitación de Mons. Stefan Wylężek, vicario de la misión polaca en Inglaterra y Gales, y Mons. Władysław Wyszowadzki, el párroco.

“Les agradezco su amabilidad y las muy fructíferas conversaciones que hemos tenido junto con la policía la semana pasada”, dijo Mons. Wilson.

Agregó que Arditti y Wadey se reunirán en breve con él y con el clero y los representantes de la parroquia “para comenzar una conversación sobre cómo la comunidad católica polaca en Balham y el Servicio de Policía Metropolitana pueden trabajar para mejorar la comunicación y el compromiso entre ellos”.

Mons. Wyszowadzki comentó que si bien la interrupción de la liturgia del Viernes Santo fue muy dolorosa, “de buena gana extendimos nuestra mano a los representantes de las autoridades policiales para construir una relación más profunda y duradera entre nosotros, basada en el respeto mutuo y la consideración por el derechos de los fieles a practicar libremente su fe”.

En el Reino Unido ha habido 4.373.343 contagios y 127.100 muertes relacionadas con el coronavirus en el país desde que comenzó la pandemia.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Viernes Santo, Inglaterra, Semana Santa, Parroquia, Policía, Iglesia en Inglaterra