29 de junio de 2012 10:30 am

Perú: Cinco miembros del Sodalicio de Vida Cristiana reciben ordenación sacerdotal

En una celebración presidida por el Arzobispo metropolitano de Piura y Tumbes, Mons. José Antonio Eguren, en la Parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación en Lima (Perú), cinco miembros del Sodalicio de Vida Cristiana fueron ordenados sacerdotes el 28 de junio.

Los nuevos sacerdotes sodálites son el P. Christian Yamanija Yraha y P. Gianfranco Castellanos Melzi, ambos del Perú; el P. Alberto Hadad Sánchez y el P. Andrés Echavarría Machado, de Colombia, y el P. Fernando Timotheo da Costa Genú, de Brasil.

Mons. Eguren fue acompañado en la celebración por el Obispo Prelado de Ayaviri, Mons. Kay Schmalhausen Panizo, y el Obispo Auxiliar de Lima, Mons. Raúl Chau Quispe, entre numerosos sacerdotes del Sodalicio y amigos de esta familia espiritual.

A la ceremonia asistieron el Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana, Eduardo Regal Villa, y los Superiores Regionales de Perú, Brasil y Colombia.

En su homilía, Mons. Eguren expresó la alegría, tanto para la comunidad sodálite como para toda la Iglesia, que produce contar con nuevos sacerdotes que quieran ser otros Cristos.

Asimismo, recordó que hace cerca de 30 años el Cardenal Juan Landázuri Ricketts, entonces Arzobispo de Lima, se dirigió a los miembros del Sodalicio animándoles y exhortándoles “a que sigáis siendo el árbol bueno en la Iglesia y en vuestros ambientes, a fin de que el mundo crea en Aquél que os ha enviado y que sostiene vuestros esfuerzos”.

“Os animo y exhorto a que mantengáis siempre viva la llama de vuestro entusiasmo en el servicio del Señor; la llama de vuestro característico amor a María, Estrella de la Evangelización”, dijo el Cardenal en esa ocasión.

Mons. Eguren indicó a los nuevos sacerdotes que “el estar cada día en contacto con la santidad de Dios, les va a exigir trabajar responsable y ardorosamente por ser santos. Un sacerdote que no aspire diaria y responsablemente a ser santo, que no coopere activamente con la gracia recibida en el Sacramento del Orden y con aquella que el Señor diariamente le da, no sirve”.

“Cristo necesita hoy sacerdotes maduros, viriles, capaces de cultivar una auténtica paternidad espiritual. La Iglesia necesita sacerdotes santos y santificadores. Sólo así serán testigos creíbles y promotores de santidad entre sus hermanos”.

El Arzobispo les recordó a los jóvenes sacerdotes que “no se olviden que los verdaderos frutos pastorales nacen de la santidad del sacerdote”.

Los nuevos presbíteros expresaron su anhelo de responder fielmente a Cristo y de llevarlo a los demás.

“Dios nos ha llamado desde siempre y nosotros hemos respondido con un firme ‘Sí’”, señaló el P. Gianfranco Castellanos, que radica en la comunidad sodálite de Piura.

El P. Fernando Genú regresa a Río de Janeiro a servir en la parroquia Nossa Senhora da Guia, mientras que el P. Christian Yamanija, de ascendencia japonesa, servirá como sacerdote en Lima.

El P. Alberto Hadad regresa a la capital de Colombia, Bogotá, a servir en el apostolado que realiza el Sodalicio con el Movimiento de Vida Cristiana en esa ciudad; mientras que el P. Andrés Echavarría trabajará en las casas de formación del Sodalicio en el Perú.

El Sodalicio de Vida Cristiana es una Sociedad de Vida Apostólica, conformada por laicos y sacerdotes. Fue aprobada definitivamente en 1997 por el Beato Juan Pablo II y está presente con comunidades en América y Europa.

Su espiritualidad se ha difundido en los cinco continentes, conformando la Familia Sodálite, a través de sus ramas de consagrados, del Movimiento de Vida Cristiana y de otras asociaciones que comparten la espiritualidad sodálite.

Etiquetas: Sacerdocio, Sodalitium Christianae Vitae