16 de noviembre de 2022 5:09 am

Papa Francisco: La desolación da la oportunidad de tener una relación más hermosa con Dios

Por Almudena Martínez-Bordiú

Imagen referencial/Papa Francisco. Crédito:Vatican Media

El Papa Francisco dijo hoy que “la desolación provoca una ‘sacudida del alma’, nos mantiene despiertos, favorece la vigilancia y la humildad y nos protege del viento del capricho”.

El Papa Francisco continuó con su ciclo de catequesis sobre el discernimiento en la Audiencia General que se celebra cada miércoles desde la Plaza de San Pedro del Vaticano. 

Ante los fieles presentes, recordó este 16 de noviembre “lo importante que es leer  lo que se mueve dentro de nosotros, para no tomar decisiones apresuradas”.

El Santo Padre centró su catequesis en la desolación, y explicó que esto también puede ser ocasión de crecimiento.

Aseguró que “si no hay un poco de insatisfacción, de tristeza saludable, una sana capacidad de  habitar en la soledad y de estar con nosotros mismos sin huir, corremos el riesgo de permanecer siempre en  la superficie de las cosas y nunca tomar contacto con el centro de nuestra existencia”.

En esta línea, dijo que “la desolación  provoca una ‘sacudida del alma’, nos mantiene despiertos, favorece la vigilancia y la humildad y nos protege del viento del capricho”.

Además, señaló que “estas son condiciones indispensables para el progreso en la vida, y por tanto en la vida espiritual”.

También invitó a los presentes a evitar la indiferencia y una serenidad perfecta pero “aséptica” y recordó que para muchos santos, como San Agustín de Hipona o Charles de Foucault,  “la inquietud ha sido un impulso decisivo para dar un giro a la  propia vida”.

El Papa Francisco explicó que la desolación es también “una invitación a la gratuidad que nos da la oportunidad de comenzar una relación más hermosa con el Señor”. 

Dijo que, “aunque podría parecer raro e irreal preguntar al Señor: “¿cómo estás?”, “es sin embargo es una manera muy hermosa de entrar en una relación  verdadera, sincera, con su humanidad, con su sufrimiento y también con su singular soledad”. 

Añadió que “nos hace mucho bien aprender a estar con él, sin otro fin, exactamente como nos sucede con las  personas a las que queremos”.

Por último, dijo que quien reza sabe que “los éxitos son imprevisibles” e invitó a los fieles a nunca desanimarse frente a las dificultades, “sino afrontar la prueba con decisión, con la  ayuda de la gracia de dios que nunca nos falla”. 

“Y si escuchamos dentro de nosotros una voz insistente  que quiere distraernos de la oración, aprendamos a desenmascarar como la voz del tentador; y no nos dejemos impresionar: simplemente, ¡hagamos precisamente lo contrario a lo que nos dice!”, concluyó.

Solemnidad de Cristo Rey

Tras su catequesis, el Papa Francisco recordó que el próximo domingo celebramos la solemnidad de Cristo Rey. 

Por ello, pidió confiar “al Señor todas las tribulaciones de nuestro tiempo en la certeza que desde la Cruz Él ha vencido el mal y la muerte”.

Oraciones por Ucrania y víctimas de atentado en Estambul

El Santo Padre dijo haber recibido con dolor y preocupación la noticia de un nuevo y fuerte ataque con misiles sobre Ucrania. 

Lamentó que este ataque “ha causado daño y muerte a infraestructuras civiles” y pidió rezar  “para que el Señor convierta el corazón de quienes todavía promueven la guerra y haga prevalecer para la martirizada Ucrania el deseo de paz”.

Por último, con semblante serio, el Papa pidió oraciones por las víctimas inocentes del ataque terrorista en Estambul.

Etiquetas: audiencia general, Papa Francisco, Catequesis del Papa Francisco, audiencia en el Vaticano