20 de agosto de 2021 11:28 am

Obispos expresan su “grave inquietud” por intento de legalizar eutanasia vía referéndum

Imagen referencial / Crédito: Pexels

Los obispos de Italia manifestaron su “grave inquietud” por la recogida de firmas que se está realizando en el país para despenalizar “el homicidio consentido”, lo que abre las puertas a la eutanasia, que es “la derrota de lo humano”.

Desde abril, los partidarios de aprobar la eutanasia en Italia están recogiendo firmas para pedir al Parlamento que convoque un referéndum sobre la legalización del suicidio asistido.

Los promotores de la campaña de recogida de firmas, el Comité Promotor del Referéndum por la Eutanasia Legal y la Asociación Luca Coscini, indicaron el lunes 16 que actualmente tienen 500 mil firmas y que su intención es llegar a las 750 mil a finales de septiembre.

Con la cifra de 500 mil firmas pueden formalizar una iniciativa ciudadana para solicitar al Parlamento que debata la posible convocatoria del referéndum, por lo que el camino hacia la legalización de la eutanasia está ahora en manos de los diputados y senadores italianos.

Su objetivo es que mediante este referéndum se derogue parcialmente el artículo 579 del Código Penal italiano que establece que “aquel que cause la muerte de un hombre con su consentimiento, será castigado con penas de prisión de seis a quince años”.

Mediante la supresión de este artículo del Código Penal, Italia aprobaría de facto la eutanasia activa.

En su comunicado del 18 de agosto, la Presidencia de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) señaló que los obispos tienen una “grave inquietud” por “la recogida de firmas para el referéndum que despenalice el homicidio consentido, abriendo de facto la puerta a la eutanasia en nuestro país”.

“Aquel que se encuentre en condiciones de extremo sufrimiento debe ser ayudado a gestionar su dolor, a superar la angustia y la desesperación, no a eliminar su vida. Elegir la muerte es la derrota de lo humano, la victoria de una concepción antropológica individualista y nihilista en la que no encuentran espacio ni la esperanza ni las relaciones interpersonales”, aseguraron los obispos italianos en el comunicado de la CEI.

Los obispos se remitieron al documento Samaritanus Bonus, publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe en el año 2020, para recordar que “no hay expresión de compasión en la ayuda a morir, sino que el Magisterio de la Iglesia recuerda que, cuando se acerca el fin de la existencia terrena, la dignidad de la persona humana se presenta como derecho a morir en la mayor serenidad posible y con la dignidad humana y cristiana que le es debida”.

Etiquetas: Vaticano, Italia, Eutanasia, Conferencia Episcopal Italiana