24 de febrero de 2022 9:14 pm

Obispo exhorta al Gobierno defender el derecho a la vida del “homicidio” del aborto

Por Cynthia Pérez

Mons. Francisco Antonio Ceballos Escobar, Obispo de Riohacha (Colombia) y presidente del Departamento de Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia, criticó duramente a la Corte Constitucional por aprobar el aborto y la eutanasia en su país, y llamó al Gobierno a defender el “derecho inviolable” a la vida desde su concepción hasta su fin natural.

El 24 de febrero, la Diócesis de Riohacha compartió en su canal de YouTube un video donde Mons. Ceballos criticó a la Corte Constitucional de Colombia por aprobar el aborto hasta las 6 semanas de embarazo.

El Prelado señaló que “en la infancia aprendimos que la vida es un don de Dios” y que “se respeta desde su concepción hasta la muerte natural”. “Es importante reafirmar que el quinto mandamiento de la ley de Dios [‘No matarás’] está vigente y que el artículo 11 de la Constitución [que ampara y protege la vida] no ha sido derogado” en Colombia, dijo.

“Hasta ahora los seres humanos siempre hemos admitido el valor objetivo, inalienable y supremo de la vida humana”, dijo. “Sin embargo, en estos tiempos posmodernos de gran confusión en materia de principios morales, a causa del relativismo en que vivimos, surgen ideas en contra de la vida”, advirtió.

El Prelado explicó que estas ideas contrarias a la vida “parecen no entender, contradicen y hasta niegan lo que siempre ha gozado de claridad en la consciencia humana, que matar a otro ser humano es un acto intrínsecamente malo”.

En ese sentido, denunció que se usen eufemismos para enmascarar el aborto, que es un asesinato, y lamentó que esta realidad genere una gran confusión en la sociedad.

“Es que matar es matar y un homicidio es un homicidio, aunque la vileza del acto pretenda revestirse de una elegancia que tiene el ropaje de palabras y expresiones novedosas”, dijo.

“Así de claro, no existe un llamado a interrupción voluntaria del embarazo, sino un aborto. No existe un legrado, sino un aborto por el que voluntariamente se pone fin a una vida humana”, subrayó.

“Ahora la Corte se quita la máscara y despenaliza el aborto hasta los seis meses de edad gestacional del bebé, desconociendo la razón natural y la embriología humana que afirma como ciencia que ese individuo pertenece a la raza humana y, como tal, es sujeto de derechos y se debe respetar”, señaló.

Al respecto, dijo que la Corte Constitucional no solo está yendo en contra de la ciencia, sino del sentido común y la razón. “Ya decía Tertuliano: ‘¿Cómo no podrá llegar a ser aquel que está en camino de serlo?, y el Papa Francisco: ‘La sola razón es suficiente para reconocer el valor inviolable de cualquier vida humana’”, dijo.

Mons. Ceballos también recordó que la Corte Constitucional no solo despenalizó el aborto hasta los seis meses de vida gestacional, sino también la eutanasia. Al respecto, afirmó que “definitivamente nos ha tocado vivir un momento histórico de gran confusión en materia de principios morales”.

Finalmente, el Prelado exhortó al Gobierno que reconozca que se ha cometido un grave mal y que actúe para proteger el derecho constitucional a la vida en todas sus etapas.

“Si el Estado está empeñado en custodiar y promover la dignidad de la persona, tiene que cumplir con su deber constitucional de defender la vida como derecho inviolable como reza la constitución colombiana, pero desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, dijo.

“Es que cuando uno mata a otro incurre objetivamente en culpa grave, aunque los sabios del momento, los legisladores o las altas cortes justifiquen o despenalicen el acto. Sí, la vida humana se respeta desde la concepción hasta la muerte natural”, concluyó.

El 21 de febrero, la Corte Constitucional de Colombia aprobó la despenalización del aborto hasta las 24 semanas de embarazo. El fallo del alto tribunal se dio por 5 votos a 4 en una sesión extraordinaria marcada por el plantón provida “El Silencio de los inocentes” y manifestaciones de grupos feministas en las afueras de la Corte en Bogotá.

La decisión de la Corte generó duras críticas por parte de organizaciones a favor de la defensa del derecho a la vida, así como del presidente de Colombia, Iván Duque, y de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

“Estamos ante una decisión que atañe a toda la sociedad colombiana y cinco personas no pueden plantearle a una nación algo tan atroz como permitir que se interrumpa una vida hasta los seis meses de gestación”, dijo el presidente Iván Duque el 22 de febrero.

Ese mismo día, los obispos de Colombia recordaron que “el aborto directo es un acto inmoral y una práctica violenta contraria a la vida” y que no respetar el derecho constitucional a la vida desde la concepción “es una afrenta a la dignidad humana”.

En julio de 2021, la Corte Constitucional permitió que los enfermos no terminales accedan a la eutanasia, una medida que según sus críticos abre el camino para que personas que “padecen enfermedades crónicas e incluso alguna depresión psicológica” también accedan a esta práctica.

Etiquetas: Aborto, no nacidos, Obispo, Colombia, Eutanasia, derecho a la vida, Aborto en Colombia