15 de diciembre de 2021 4:43 pm

Obispado se pronuncia tras escándalo de audio grabado por sacerdote fallecido recientemente

Por Walter Sánchez Silva

P. Alejandro Casado +. Crédito: De Buena Fe

El Obispado de San Rafael, en la provincia argentina de Mendoza, se pronunció tras “el escándalo y el dolor” suscitados por la difusión anónima de un audio grabado por un sacerdote, fallecido hace unos días, al que se le oye discutir con el Obispo Eduardo María Taussig, quien habla de las razones que llevaron al cierre del Seminario Santa María Madre de Dios.

En un comunicado publicado este 15 de diciembre en De Buena Fe, medio de la Diócesis de San Rafael, se explica que el audio difundido es del encuentro que sostuvieron el 21 de diciembre de 2020 Mons. Taussig y el P. Alejandro Casado, entonces párroco de la parroquia del Carmen en la localidad de Malargüe.

En el encuentro estuvieron como testigos el canciller del Obispado, P. Luis Gutiérrez Drisaldi; y el presidente de la Comisión de Justicia del Obispado, P. Víctor Torres Jordán.

“La grabación la realizó el padre Alejandro Casado sin conocimiento ni advertencia del resto de los presentes en la audiencia. El audio fue publicado anónimamente en las redes luego de la muerte del padre Alejandro, cuando transcurría su velatorio, y ciertamente sin su conocimiento ni aprobación”, indica el comunicado del Obispado de San Rafael.

El P. Casado falleció en la madrugada del 7 de diciembre, a los 57 años, a causa de un cáncer terminal.

El comunicado del Obispado de San Rafael está firmado por el P. José Antonio Álvarez Domínguez, responsable de Comunicación, e indica que el audio “tiene varias ediciones con distintos grados de manipulación, con el claro propósito de generar aversión al Obispo”.

“Quien fuera responsable de dicha publicación ofende, ante todo, la memoria del Pbro. Alejandro Casado”, añade el texto.

En redes sociales circulan dos audios: uno de 7 minutos, publicado en YouTube el 8 de diciembre; y otro de casi 35 minutos de duración, publicado también en YouTube el 9 de diciembre.

En ambos se oye una tensa discusión entre el sacerdote y el obispo, en relación a algunas protestas de los fieles de la parroquia del Carmen por el cierre del Seminario de San Rafael y por la reticencia del sacerdote y sus vicarios a no aceptar la medida de dar la Comunión solo en la mano y no en la boca, como medida por la pandemia del coronavirus.

El comunicado del Obispado señala que “la audiencia del 21 de diciembre de 2020 concluyó con un pedido de perdón del Padre Casado al Obispo por el incumplimiento de su promesa de obediencia realizada, en una audiencia anterior, el 6 de agosto del 2020 y con el compromiso de cumplir y hacer cumplir, en el futuro, las disposiciones vigentes respecto a la distribución de la Comunión, realizado en carta firmada por él que se conserva en su legajo”.

“Esto determinó el cierre del proceso judicial para el cual había sido citado”, agrega el texto.

El comunicado señala que el 26 de noviembre de 2021, el Obispo y el sacerdote se dieron un abrazo de “plena reconciliación fraterna” en el Hospital Español, donde estaba internado el P. Casado. Además, “el Obispo lo confesó (y le dio la bendición papal con indulgencia plenaria) y también le pidió la bendición”.

El comunicado del Obispado indica que la “grave y artera manipulación de la grabación utilizada se suma a otros actos similares provocados anteriormente por quienes, escondidos en un cobarde anonimato, solo provocan dolor, rencor y animosidad que provienen del mal espíritu y la soberbia ofuscada”.

“Sugerimos, para el futuro, no difundir ni dejarse instrumentalizar por quienes manifiestan, con su indigno proceder, no tener las más elementales reglas de respeto y honestidad informativa ni siquiera por los difuntos”, concluye el texto.

El comunicado no hace mención a un hecho ocurrido el 21 de diciembre de 2020 en el Obispado de San Rafael, que involucra al P. Camilo Dib, vicario de la parroquia del P. Casado, que golpeó a Mons. Taussig, lo que le costó ser suspendido de acuerdo a las normas de la Iglesia.

Según un comunicado publicado por el Obispado el 22 de diciembre de 2020, el P. Dib llegó citado por Mons. Taussig, quien le dio la oportunidad de dar su “descargo sobre su participación en los hechos ocurridos en Malargüe, el pasado día 21 de noviembre”.

El 21 de noviembre de 2020 Mons. Taussig visitó la parroquia del Carmen en la localidad de Malargüe y celebró Misa. Sin embargo, la Eucaristía fue interrumpida por laicos y sacerdotes críticos con el cierre del Seminario de San Rafael.

En medio de las críticas al Prelado, con cantos, oraciones y carteles, un desconocido dañó una de las ruedas de su automóvil. Al día siguiente, una caravana de vehículos recorrió San Rafael exigiendo que se revierta la decisión de cerrar el seminario diocesano.

El audio

En el audio de casi 35 minutos difundido en redes sociales, se oye a Mons. Taussig reclamar al P. Casado por su actitud ante las protestas del 21 de noviembre de 2020 en la parroquia del Carmen en Malargüe.

“Es un juicio sobre tu responsabilidad de párroco, padre. Vos sos el párroco y tenés que conducir tu feligresía. Si están haciendo un acto contra el obispo vos tenés que impedirlo, tenés que sacar los carteles” en su contra “y no permitir eso. Tenés que haber dicho ‘esperen a que termine la Misa y no interrumpan la Misa’”.

En el diálogo, el Obispo informa al P. Casado su decisión de suspenderlo de su ministerio y de poner en entredicho a la parroquia durante dos meses. Esta medida supone que los fieles no pueden celebrar ni recibir los sacramentos.

Mons. Taussig explica al sacerdote que esta decisión se debe a que “han desobedecido formalmente las disposiciones del obispo, porque vos no hacés cumplir las disposiciones a tus vicarios, y eres el responsable, porque tus vicarios han hecho… El P. Camilo (Dib) ha estado de manera ostensible y manifiesta alentando y participando del escrache al obispo”.

El sacerdote responde que “no es tan así”, pero Mons. Taussig afirma que “en la parroquia” del Carmen en Malargüe “se sigue dando la Comunión en la boca, a pesar de que no es lo mandado y porque toda la mayor parte de tu comunidad comulga así, y la gente que quiere comulgar en la mano se siente discriminada”.

“Podríamos decir que los otros también se sienten discriminados”, contesta el sacerdote.

El Obispo de San Rafael se refirió a su disposición del 20 de agosto de 2020, que estableció que los sacerdotes que den la Comunión en la boca serían sancionados, por contravenir la indicación -del 12 de junio del mismo año- de los obispos de la provincia de Mendoza de dar la Comunión solo en la mano debido a la pandemia.

En el mensaje del 12 de junio, con el que se iniciaron las tensiones en San Rafael, los obispos de Mendoza señalaron “con insistencia que no hay saludo de la paz y que la comunión se distribuirá solo en la mano. Sacerdotes y fieles deben ser respetuosos de estas exigencias”.

En el tenso diálogo, el P. Casado pregunta “¿si se puede dialogar o es un monólogo?”. Mons. Taussig responde ofreciendo al sacerdote la posibilidad de levantar la suspensión y el entredicho, si es que se compromete por escrito a seguir, con sus vicarios, las indicaciones de dar la Comunión en la mano.

La Eucaristía y las partículas

El P. Casado cuestiona luego al Obispo sobre si esta medida no iría “contra su conciencia”, a lo que el Obispo responde que si se sigue lo indicado por el Vaticano para dar disposiciones temporales como en caso de pandemia, “no hay nada que tenga que tener tu conciencia en duda, escrúpulos, que esta es la voluntad de Dios”.

El sacerdote vuelve a cuestionar al Obispo, esta vez sobre el tema “de las partículas” de la Eucaristía que pueden quedar en la mano del fiel luego de comulgar. Mons. Taussig responde que en esos casos “si la persona ve una partícula la consume, sino eso ya lo decidió un Papa santo, San Juan Pablo II. Si no, estaría diciendo que el Papa se equivocó, que los obispos nos equivocamos y ¿quién sos vos para ponerte por encima de los Papas santos y de todo el episcopado mundial?”.

El diálogo prosigue con un cuestionamiento teológico de ambos sobre si Jesús está presente o no en las “partículas invisibles” de la Eucaristía. “No hay que hacerse problema, en las partículas invisibles no está la presencia de Jesús. Ese es un error teológico”, afirma Mons. Taussig.

“Si son partículas minúsculas que son polvo, si no las ves, no está. Vos tenés que cuidar que las hostias sean buenas y listo”, agrega.

“Te reitero: Eso lo pensó San Pablo VI, lo pensó San Juan Pablo II, lo pensamos todos los obispos del mundo. No sabés vos más que todos ellos”, prosigue el Obispo de San Rafael.

En el audio, el P. Casado afirma que no hizo lo que el Obispo esperaba porque “es muy difícil” actuar “cuando la gente está muy enojada y solo quería hablar con usted” por la decisión del cierre del seminario.

Para el sacerdote, lo ocurrido el 21 de noviembre de 2020 en su parroquia “no fue tan grave”.

“Hasta ahora no he escuchado una palabra tuya de disculpa, como párroco por lo que sucedió”, dice el Obispo, a lo que el P. Casado responde: “Pero ¿por qué me voy a disculpar yo por un problema de la Iglesia que se produce en mi parroquia donde no tengo nada que ver? ¿Por qué tengo yo que pedir disculpas por otros?”.

“Porque es tu parroquia, son tus fieles, son tus vicarios”, le dice el Obispo.

Mons. Taussig ofreció entonces, nuevamente, poner fin a la suspensión y al entredicho si el P. Casado se retractaba por escrito y se comprometía a seguir las disposiciones, algo que el sacerdote finalmente aceptó.

Al cuestionarlo por no haber actuado el 21 de noviembre, el Obispo le dice al sacerdote “debiste haber sacado los carteles porque eso es lo que corresponde a un párroco”, a lo que el P. Casado respondió que “lo que hizo enojar a la gente fue la actitud tuya”.

El cierre del Seminario de San Rafael

“El quilombo (caos) que hicieron por no entender esto nos llevó puesto el seminario. Estoy muy enojado por esto, porque este problema fue lo que llevó puesto el seminario, por las partículas que no se ven o lo que fuere”, afirma el Obispo de San Rafael en el audio.

“¿Se cerró el seminario por este tema?”, pregunta el sacerdote.

“Por las actitudes como vos padre: ver un rector que se pasa tres meses y medio en pica con el obispo y que renuncia por esto fue el detonante del cierre del seminario. Está en el decreto. La rebeldía del clero por este tema es lo que ocasionó el cierre del seminario”, afirmó Mons. Taussig.

“¿Pero no era Roma la que mandaba el cierre del seminario?”, cuestionó el P. Casado.

“Sí, sí, claro”, respondió Mons. Taussig, y agregó: “Escúchame. ¿Vos pensás que Roma no sigue las cosas o que la renuncia del rector no se conoció por todo el mundo? Yo no comuniqué a Roma la renuncia del rector. Se enteraron en Roma y chau”.

El decreto del 25 de julio de 2020, del que habló el Obispo, se refiere a la directiva del Cardenal Beniamino Stella, entonces prefecto de la Congregación para el Clero en el Vaticano, que dice: “Luego de haber aparecido en la prensa la renuncia del anterior rector, Sr. Pbro. Dr. Alejandro Miquel Ciarrochi, es un bien que el Seminario diocesano de San Rafael sea cerrado, teniendo en cuenta que mantener un seminario diocesano no es un derecho absoluto sino cuando esto sea oportuno y conveniente”.

En el audio, el sacerdote admitió haber caído en la desobediencia al haber dado la Comunión en la boca y le pidió “reflexionar” al Obispo, quien le contesta: “Si hubieras obedecido no estaríamos en esta situación y tendríamos el seminario”.

El Seminario Santa María Madre de Dios de San Rafael fue fundado el 25 de marzo de 1984 por Mons. León Kruk. Desde su creación se destacó por su fidelidad a la Iglesia y la recta formación que recibían allí los futuros sacerdotes.

Ante el éxito del seminario y el recelo de otros obispos, existieron presiones para enviar un visitador del Vaticano que llegó del 11 al 14 de junio de 1986.

El resultado fue la confirmación de la obra por parte del Papa San Juan Pablo II.

El 27 de noviembre de 2020 y tras una serie de protestas de los fieles locales, el seminario fue finalmente cerrado.

El cierre del seminario fue anunciado a finales de julio por Mons. Taussig, quien dijo el 7 de agosto de 2020 que la decisión no era suya sino del Vaticano.

Etiquetas: Argentina, Eucaristía, Obispado de San Rafael, comunión en la mano, Seminario de San Rafael, Alejandro Casado