25 de abril de 2014 12:25 am

Los niños de la posguerra confundían al Papa Juan XXIII con Papá Noel

Juan XXIII

El Papa Juan XXIII, que será canonizado este domingo 27 de abril, era conocido como el “Papa bueno” por su gran carisma y llegó a ser confundido con San Nicolás o Papá Noel por los niños de su época.

El 23 de abril, en una conferencia de prensa organizada por la Oficina de Prensa del Vaticano, Mons. Battista Pansa, uno de los más reconocidos expertos en la vida del beato,  señaló que lo primero que hizo el pontífice después ser elegido en 1958, fue visitar a los niños y a los enfermos.

Uno de los primeros destinos que eligió fue el Hospital Pediátrico Bambino Gesù de Roma, donde debido a su peso, su sotana roja, y el gorro rojo de pompón blanco que vestía, los niños lo confundieron con Papá Noel.

El cuerpo de Juan XXIII, quien será canonizado el próximo 27 de abril en la Plaza de San Pedro del Vaticano, se encuentra en una urna de cristal situada en la Basílica de San Pedro. Su vestimenta sigue siendo parecida a la de Papá Noel: una sotana de color rojo y su característico sombrero papal.

¿Por qué el Cardenal Roncalli eligió el nombre de Juan XXIII?

Mons. Pansa refirió que cada pontífice tiene una historia especial que le hizo elegir su nombre papal. Antes de convertirse en pontífice, el Cardenal Giuseppe Roncalli, era patriarca de Venecia, pero después de un Cónclave que duró tres días, decidió llamarse Juan por dos motivos muy especiales para él: “Era el de la Iglesia donde fue bautizado en su lugar de origen, Soto Il Monte; y el nombre de la Catedral de Roma, la Catedral del Papa: San Juan de Letrán”.

Mons. Pansa, también dijo que una expresión que puede resumir la vida de este Papa es: “El arte del encuentro”. “El Papa Juan llevaba dentro de él una gran experiencia en esto, ya que conoció de cerca a los obreros”, añadió.

La revolución del Concilio Vaticano II

Por otro lado, el experto señaló que el 4 de enero de 1959 en la Basílica San Pablo Extramuros, por primera vez, el Papa Juan XXIII comunicó que quería llevar a cabo el Concilio Vaticano II. “Fue la primera vez que en cientos de años un pontífice salía de Roma, y visitó el santuario de Loreto y Asís”.

Anteriormente los Concilios se habían celebrado para reaccionar ante una herejía  o grupos separados de la Iglesia Católica. “De modo que el Concilio Vaticano II fue el primero de la historia que no iba en contra de nadie”. Al final el Concilio comenzó el 11 de octubre de 1962, y aunque Juan XXIII no vivió para verlo concluir -murió un año después- cambió la historia de la Iglesia hacia una visión más misericordiosa de Dios y que hoy continúa el Papa Francisco.

Etiquetas: San Juan XXIII, Canonización de Juan XXIII, #2PopeSaints