8 de abril de 2018 7:37 am

Las Iglesias orientales, los gitanos y los pueblos en dificultad en el corazón del Papa

El Papa Francisco saluda a los fieles desde el papamóvil. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

Antes del rezo del Regina Colei desde la plaza de San Pedro, en el día del domingo de la Divina Misericordia, el Papa Francisco deseó que “el Señor resucitado los llene de luz y de paz, y consuele a las comunidades que viven en situaciones particularmente difíciles”.

El Papa también agradeció la presencia de los Misioneros de la Misericordia, que desde hoy y hasta el 11 de abril participan en un encuentro organizado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Francisco también saludó a “nuestros hermanos y hermanas de las Iglesias Orientales que hoy, según el calendario juliano, celebran la Solemnidad de Pascua”. “El Señor resucitado los llene de luz y de paz, y consuele a las comunidades que viven en situaciones particularmente difíciles”.

Por otro lado, dirigió un saludo especial a los gitanos presentes en la Plaza de San Pedro con ocasión de su Día Internacional, el “Romanò Dives”.

“Deseo paz y hermandad a los miembros de estos antiguos pueblos y auguro que este día favorezca la cultura del encuentro, con la voluntad de conocerse y respetarse recíprocamente. Es este el camino que lleva a una verdadera integración”.

“Oren por mí y oremos juntos por vuestros hermanos refugiados sirios”, concluyó.

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco, Iglesias orientales, Regina Coeli, Divina Misericordia