20 de setiembre de 2021 4:06 pm

Lanzan diplomado para ayudar a sanar las heridas afectivas desde la psicología y la fe

Por Cynthia Pérez

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

El Centro de Psicología Católica Areté lanzó el diplomado virtual “Psicoterapia de la Reconciliación”, un abordaje terapéutico que ayudará a los psicólogos clínicos a sanar y reconciliar las heridas afectivas de sus pacientes desde una perspectiva de fe católica.

La psicóloga católica Paola Riveros Maldonado, asociada al Centro Areté y nueva directora del programa “Psicoterapia de la Reconciliación”, señaló que “para que el trabajo terapéutico tenga mejores resultados” es importante acercarse al paciente bajo una mirada integral del ser humano que parta de una “antropología cristiana”.

Riveros Maldonado señaló que el Centro Areté parte de esta visión integral, que permite ver al ser humano “como una persona, hijo de Dios, Unidad inseparable: bio-psico-espiritual, que busca la virtud y la reconciliación”.

Además, destacó que es “fundamental ayudar a los consultantes que llegan al centro desde una psicoterapia integral y católica”, agregó.

Riveros Maldonado explicó que la psicoterapia de la reconciliación “es un modelo de intervención que estamos desarrollando en el Centro Areté”, que tiene como base la “Antropología Cristiana” y emplea “herramientas y técnicas psicológicas” que ayudan al consultante a profundizar en sí mismo para lograr la reconciliación personal.

Gracias esta psicoterapia, indicó, el consultante puede “abrirse al conocimiento de sí mismo, a la aceptación personal, el perdón y la reconciliación, logrando así una integración psíquica que facilite un cambio en sus cuatro relaciones fundamentales: consigo mismo, con los demás, con el mundo y con Dios”.

La psicóloga católica precisó que este abordaje terapéutico “se utiliza en todos los consultantes que busquen, quieran y necesiten de la atención psicológica” y que “sientan que hay situaciones que han generado consecuencias que traen dolor en la actualidad, y busquen sanar aquellas heridas afectivas que le causan sufrimiento”.

Explicó que el objetivo es “ir a la causa última del problema o trastorno psicológico, que son las heridas afectivas o traumas en la historia personal del consultante, de esta manera no solo se busca que la persona mejore o cambie algunas conductas, sino que sane y reconcilie la herida afectiva que está en la base del dolor psíquico que lo aqueja”. 

La psicoterapia de la reconciliación consta de tres etapas: Primero, señaló, “se establece un adecuado vínculo terapéutico, la toma de la historia, reducción de síntomas”; segundo, se trabajan “los rasgos disfuncionales que puedan haber originado el síntoma”; y por último, se inicia la “psicoterapia profunda, donde se da la reconciliación de heridas afectivas”.

Después de esta última etapa, existe una sub-fase que consta de cuatro etapas: “Para poder sanar o reconciliar una herida afectiva, proponemos un proceso de reconciliación personal, que tiene cuatro etapas: reconocimiento, aceptación, y perdón de la herida afectiva y reconciliación con el ofensor”, dijo.

La psicóloga, que tiene más de seis años trabajando en el Centro Areté, dijo que la psicoterapia ha sido “muy fructífera” en su trabajo clínico. “He podido vivir y acompañar a los consultantes a encontrarse consigo mismos, entender lo que les genera dolor y encontrar con ellos el camino a la reconciliación”, dijo.

Por su parte, el magíster en psicología clínica Humberto Del Castillo Drago, director del Centro Areté y uno de los principales impulsores de la psicoterapia de la reconciliación, dijo que “ya son 10 años en los que se viene trabajando en este abordaje terapéutico profundo que busca sanar de raíz, los problemas psicológicos que aquejan a muchas personas”.

Además, dijo que el diplomado virtual tiene el objetivo de formar psicólogos clínicos para que “puedan atender [a sus pacientes] desde la psicoterapia de la reconciliación”; y que los libros “Reconciliación de la Historia Personal” y “Llamados a la Reconciliación” también son muy útiles para profundizar en este abordaje terapéutico.  

Los psicólogos clínicos interesados en más información o en inscribirse en el diplomado que iniciará el 4 de octubre, pueden hacer clic AQUÍ.

El Centro Areté señaló que el público en general que desee profundizar en el tema de la reconciliación personal, puede inscribirse al curso virtual “Aceptación y Perdón, reconciliando heridas afectivas”.

En el curso, “el participante avanzará en la sanación de sus heridas afectivas a través del proceso de reconciliación personal, que tiene 4 fases:  reconocimiento de la herida, aceptación, perdón y reconciliación con el ofensor”.

La psicóloga clínica Mónica Caballero Andrade, facilitadora del curso, dijo que el objetivo es que los participantes “conozcan sobre el proceso de reconciliación de las heridas afectivas, e inicien su propio proceso, trabajando una herida afectiva específica […] para así avanzar en la reconciliación de su historia personal”.

Los interesados en el curso, pueden inscribirse AQUÍ.

El Centro Areté es el primer centro católico de habla hispana creado en el 2012 en Medellín (Colombia), con el objetivo de “desarrollar una psicología integral y católica que ayude a las personas a vivir la virtud, desde una vida reconciliada y saludable” a través de sus distintos cursos, conferencias, diplomados, talleres y atención psicológica de forma virtual y presencial. 

Además del diplomado, el Centro ofrece programas como Psicología en Casa, Escuela Amores, Escuela de Familias Virtuosas, Estamos Contigo, entre otros. También, tiene programas radiales en Santa María la Paz y ofrece una serie de recursos educativos como la serie Areté en EWTN, el blog “Psicología y Virtud”, los “Flash Areté”, y los audios “CRESER”.

Etiquetas: Psicología, Centro Areté, Diplomado, curso virtual, psicólogos católicos, atención psicológica