4 de mayo de 2016 5:49 am

“La Iglesia nunca podrá cambiar la forma de dispensar los sacramentos”

Por Blanca Ruiz

Cardenal Gerhard Ludwig Müller, Prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe. Foto: Daniel Ibañez.

El Prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal Gerhard Ludwig Müller, visitó Madrid (España) para presentar su libro “Informe sobre la esperanza” en donde explica que “la Iglesia nunca gozará de autoridad alguna para dispensar de los sacramentos en aras de una presunta visión compasiva”, por lo que no podrá “conceder segundas nupcias mientras vive todavía el primer cónyuge”.

En su libro el Cardenal reflexiona sobre el matrimonio, la ideología de género, los divorciados y vueltos a casar o el aborto. En ese sentido destacó que ningún Papa puede cambiar el orden de la administración de los sacramentos.

Durante la rueda de prensa habló sobre la “contradicción” entre estar divorciado y volverse a casar y querer comulgar.

Precisó: "No es posible (vivir en gracia de Dios en situación de pecado). La Iglesia no tiene potestad de cambiar el derecho divino, no puede cambiar la indisolubilidad del matrimonio. No se puede decir sí a Jesucristo en la Eucaristía y no en el matrimonio. Es una contradicción objetiva".

Sobre el acercamiento a las familias en situación irregular que refleja la exhortación del Papa Francisco sobre la familia 'Amoris Laetitia’, el Cardenal subrayó que cuando una persona está "en pecado mortal" tiene que recibir el sacramento de la penitencia y que esto "no lo puede cambiar el Papa ni un concilio ecuménico".

Por otra parte el Prefecto explicó que el Papa pide a la Iglesia pensar cómo integrar a estas personas que “a pesar de vivir una situación incorrecta quieren acercarse a la Iglesia”, pero advirtió de las “interpretaciones falsas” que van “más allá del dogma de la Iglesia”.

En ese sentido precisó que en el caso de los divorciados vueltos a casar éstos deben “separarse del esposo ilegítimo” o que vivan con él en “perfecta castidad” ya que no es justificable “una situación contraria a la ley divina”.

El Cardenal Müller destacó el estilo “pastoral y cercano a la gente” del Papa Francisco, y subrayó que el libro ha sido realizado “con gran dedicación al Papa”, por eso pidió que no se malinterpretaran sus palabras y que no se “inventen contradicciones” entre los Pontífices.

Por su parte, el Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro, y al hilo del título del libro del Cardenal Müller, destacó la esperanza que la Iglesia puede ofrecer al hombre actual.

También te puede interesar: