22 de marzo de 2022 5:10 pm

Jueza pro aborto podría integrar la Corte Suprema de Estados Unidos

Por Diego López Marina

Jueza Ketanji Brown Jackson| Crédito: Wikicago - Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

La candidata a la Corte Suprema de Estados Unidos, Ketanji Brown Jackson, comenzó el segundo día de audiencias para su posible nombramiento, al mismo tiempo que un grupo de senadores y líderes providas expresaron preocupación por su postura a favor del aborto.  

El 21 de marzo marcó el primero de cuatro días de audiencias dirigidas por el Comité Judicial del Senado que interrogará a Jackson, jueza federal nominada el 25 de febrero por el presidente Joe Biden para reemplazar al juez supremo saliente Stephen G. Breyer.

Tanto republicanos como demócratas expresaron interés en interrogar a Jackson sobre el aborto.

Durante el interrogatorio del 22 de marzo, la senadora Diane Feinstein le preguntó sobre el aborto. Jackson dijo que las sentencias de Roe vs. Wade de 1973 y de Planned Parenthood vs. Casey de 1992 son “ley establecida de la Corte Suprema sobre el derecho a interrumpir un embarazo” y que “establecieron un marco que la Corte ha reafirmado”.

Actualmente, se espera que la Corte Suprema emita un fallo sobre el caso Dobbs v. Jackson Women's Health Organization, el cual podría revertir el fallo de Roe v. Wade, que abrió las puertas al aborto legal en todo el país en 1973.

El caso Dobbs involucra una ley del estado de Mississippi que restringe la mayoría de abortos posteriores a las 15 semanas de gestación. Esta podría dar a los estados más libertad para proteger a los bebés de los abortos o anular Roe v. Wade por completo.

En la audiencia del 22 de marzo, el senador republicano John Cornyn de Texas quería saber “por qué los grupos de dinero oscuro a favor del aborto como Demand Justice y los grupos antirreligiosos por la libertad están invirtiendo millones de dólares en una campaña pública” en apoyo de Jackson. Demand Justice, un grupo progresista que no revela a sus donantes, apoya la “reforma” y la “ampliación”, o la adición de más jueces a la Corte Suprema.

También de Texas, el senador republicano Ted Cruz esbozó una lista de temas para preguntarle a Jackson: libertad de expresión, la Segunda Enmienda, elección de escuela, aumento de las tasas de criminalidad y libertad religiosa, así como “el derecho a la vida”.

“¿Protegerá un juez los derechos de las personas, los derechos de las legislaturas estatales para promulgar leyes que protejan la vida inocente, la vida no nacida, detener abominaciones como el aborto por nacimiento parcial”, preguntó, “o la jueza verá su trabajo como un súper legislador, anulando todos esos derechos?

Los líderes provida también han expresado su preocupación por el pasado de Jackson con respecto al aborto. 

Además de contar con el apoyo de grupos abortistas para su nominación, Jackson fue coautora de un informe amicus curiae en 2001 en apoyo de una ley de Massachusetts que creaba una “zona de amortiguamiento” que impedía que los consejeros provida se acercaran a las mujeres fuera de las clínicas de aborto, según apunta el grupo provida Susan B. Anthony List.  

Los clientes anteriores de Jackson incluyen grupos a favor del aborto como NARAL y el Abortion Access Project of Massachusetts.

Jackson también trabajó para el juez supremo saliente, Breyer, cuando este emitió una opinión en el caso Stenberg v. Carhart, mismo que anuló una ley de Nebraska que prohibía el aborto por “nacimiento parcial”, advirtieron otros líderes católicos y provida.

En un tuit, Lila Rose, presidenta y fundadora de la plataforma provida Live Action, dijo “deberíamos escuchar más sobre su activismo [Jackson] en nombre de la industria del aborto y en contra de los derechos de libertad de expresión de los estadounidenses provida esta semana”.

“Pero por ahora recuerden esto: no existe el derecho al aborto en la Constitución. Por el contrario, existe el derecho a la igualdad de trato ante la ley para todos. Comprendamos que debería ser lo mínimo que se le pida a un posible juez en el Tribunal más alto de nuestra nación”, acotó.

“Joe Biden está cumpliendo su promesa de nombrar solo jueces que apoyen el régimen de aborto a pedido de Roe v. Wade hasta el nacimiento”, dijo la presidenta de Susan B. Anthony List, Marjorie Dannenfelser en un reciente comunicado de prensa.

“Ketanji Brown Jackson está respaldada por muchos de los grupos proaborto más radicales de Estados Unidos. Ella está registrada oponiéndose a los derechos de libertad de expresión de los defensores provida que suplican salvar vidas fuera de los centros de aborto y apoya la afirmación falsa de que el aborto es 'atención médica'”, dijo

Dannenfelser agregó: “No tenemos dudas de que trabajará con la administración más proaborto de la historia para consagrar el aborto a pedido en la ley en todo el país”.

La March for Life (Marcha por la Vida) también advirtió a los provida en Twitter sobre el historial de Jackson.

“La Marcha por la Vida se opone a la nominación anticipada del presidente Biden de la jueza Ketanji Brown Jackson para la Corte Suprema de los Estados Unidos en base a su historial de activismo judicial. Sabemos que será un voto confiable para la extrema izquierda y la agenda de aborto radical de la administración Biden”, dijo el grupo provida. 

“Instamos a los miembros del Senado a defender a las madres y los nonatos más vulnerables de nuestra nación al rechazar a esta candidata extrema, y alentamos la nominación de un juez que honrará nuestra Constitución y el derecho a la vida”, concluyó.

Después de las audiencias a Jackson, el comité del Senado llevará a cabo una votación que, si se aprueba, enviará la nominación de Jackson al Senado para su consideración. 

Los demócratas quieren terminar el proceso de confirmación antes del 11 de abril, cuando comienza el receso de Semana Santa.

Etiquetas: Aborto, Estados Unidos, Corte Suprema, Aborto en Estados Unidos, Roe vs Wade, jueza, proaborto, Dobbs vs Jackson, Ketanji Brown Jackson