8 de octubre de 2014 7:02 am

Jesús debe brillar en las familias también ante dificultades, dicen Obispos en el Sínodo

Por Martha Calderón

Foto: Istockphoto

Dos Obispos de Centroamérica que participan en el Sínodo de la Familia 2014 que se realiza del 5 al 19 de octubre en el Vaticano, señalaron que a pesar de las dificultades que pueda pasar al familia, el amor reinará en ella si se tiene a Jesús como centro, y comentaron que una familia sana y fuerte es una Iglesia fiel a lo que Jesús pide.

En  declaraciones brindadas a Radio Vaticana, el Obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey (República Dominicana),  Mons. Gregorio Peña Rodríguez, destacó que “la familia debe ser el centro de la sociedad y Jesucristo el centro de la familia”.

Mons. Peña hizo referencia al mensaje del Papa Francisco en la vigilia de oración celebrada en la Plaza de San Pedro el pasado sábado 4 de octubre, un día antes del inicio del Sínodo, el Prelado dijo que en “la familia debe reinar el amor desde la perspectiva y la mirada del maestro: Jesús”. y enfatizó que “el matrimonio es dos personas que deciden amarse en cristo y deciden una vida unidos en el amor para siempre”.

Afirmó además que en República Dominicana se trabajará con el material que se recoja del Sínodo, con el fin de orientar, ayudar y orar con la familia. Alentó que “todos los problemas son superables si Cristo está de eje”.

Por otro lado, el Arzobispo de Panamá y Presidente de la Conferencia Episcopal de ese país, Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, declaró también a Radio Vaticana, que el Sínodo es “esperanzador, es una corriente de agua fresca para la institución más importante que es la familia”.

Haciendo eco a las Palabras del Santo Padre en la inauguración del Sínodo, Mons, Ulloa destacó que “no tengamos miedo de dialogar, de expresar lo que sentimos y que juntos podamos encontrar soluciones”.

El Prelado resaltó la presencia de expertos en el Sínodo que ayudará a ir “vislumbrando una luz más clara para la familia(...), que es la institución más importante no sólo de la Iglesia sino del mundo. Familia sana sociedad sana, familia fuerte, sociedad fuerte e Iglesia esperanzadora, e Iglesia fiel a lo que Jesús quiere”.

Señaló que uno de los grandes retos que se tiene en su país es fortalecer la familia, “más del 70% de los hijos en Panamá son fuera del matrimonio” por tanto se debe “trabajar sobre las necesidades de la institucionalidad de la familia y sobre todo una familia que sea escuela de verdaderos valores”.

Mons. Ulloa invitó a valorar “el regalo que Dios nos ha dado de poder pertenecer a una familia” porque es ahí “donde el Señor quiere que podamos tener la más grande experiencia de amor”,  finalizó. 

Etiquetas: Sínodo de la Familia