12 de agosto de 2014 9:28 am

Iglesia en España lamenta muerte de sacerdote de San Juan de Dios afectado por ébola

Obras Misionales Pontificias ha enviado un comunicado en el que muestra su dolor y envía su pésame a la familia del P. Miguel Pajares fallecido hoy por ébola. “En nombre de los 13.000 misioneros y misioneras españoles, se une a la oración y al dolor  de la Orden Hospitalaria san Juan de Dios y de los familiares del Hermano Miguel Pajares, que ha entregado su vida al servicio de la evangelización”, declara el comunicado de OMP.

Según precisan en la carta, “la enfermedad del ébola ha sido la causa próxima de su muerte, pero la causa última ha sido su entrega a Dios sirviendo a los más pobres, en los últimos y excluidos”.

Además explican que “la vida y la muerte del Hermano Miguel es un indicador más de la donación radical que contemplamos en cada uno de nuestros misioneros esparcidos por los cinco continentes”.

En ese sentido desde Obras Misionales Pontificias afirman que la muerte del P. Pajares merece “el reconocimiento unánime de todos los españoles” y también es “una oportunidad para recordar a tantos otros que de manera más discreta y silenciosa entregan su vida en la misión. Allí han quedado sus cuerpos y sus vidas rodeados de la cercanía y el acompañamiento de las gentes a las que han entregado la existencia y del dolor de quienes les vieron partir para la misión”.

OMP también ha asegurado en el comunicado que se trata de “una nueva oportunidad para reconocer la labor humanitaria y evangelizadores de estos testigos de la fe”. “Las circunstancias que han concurrido en la enfermedad y el traslado del Hermano Miguel Pajares desde Liberia a España han desvelado la solidaridad del pueblo español con los misioneros y la rápida y eficaz implicación del Estado para poder ayudarle con los medios a su alcance”, precisa el comunicado.

La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias, en nombre del Arzobispo de Toledo y Primado de España Mons. Braulio Rodríguez Plaza, quien es presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y de Cooperación con las Iglesias han enviado también su pésame por el fallecimiento del P. Pajares a su familia y a la orden de San Juan de Dios.

“Desde la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo se quiere reconocer todos los años de trabajo y dedicación a la Misión del Hermano Miguel Pájares. Una dedicación que siempre ha estado afianzada en el Señor y desde Él ha trabajado para evangelizar y dar a conocer día a día la Palabra del Señor”, explican en una nota enviada a los medios de comunicación.

El P. Pajares nació en el pueblo de La Iglesuela, en Toledo, de ahí que sea la dirección de Misiones de su diócesis quien en nombre de toda la Iglesia manifieste su pésame y el dolor por la pérdida. “Hoy es un día difícil para su familia, para su comunidad parroquial de nacimiento, La Iglesuela, para su comunidad religiosa, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, para todos los que han apoyado en estos días la recuperación del Hermano Miguel Pájares”, afirman, pero recuerdan que “ante la dificultad nunca debemos olvidar la fortaleza desde la fe, la esperanza, en la que se ha fundamentado el trabajo misionero del Padre Pájares desde que se pusiera en las manos del Señor para transmitir día a día el Evangelio”.

De esta manera,  el comunicado de la diócesis de Toledo asegura que “desde ese reconocimiento, y encomendando todas oraciones para el eterno descanso del Hermano Miguel Pájares, la Delegación Diocesana de Misiones quiere pedir, de manera particular, que no olvidemos a África y, en general, a todos los territorios de Misión. Ellos necesitan de nuestra oración, nuestro apoyo y nuestra colaboración”.

“Ellos necesitan de la oración, en particular, para día a día ofrecer lo mejor al Señor, como así lo ha hecho el Hermano Miguel Pajares, hasta su fallecimiento, demostrando la firme confianza en el Señor y en su Palabra”.

El P. Miguel Pajares, Hermano de San Juan de Dios, ha sido el primer español que ha muerto afectado por el virus del ébola. El P. Pajares nació en el pueblo de La Iglesuela, en Toledo hace 75 años. Ingresó en la Orden de San Juan de Dios a los 12 años, estudió enfermería y se ordenó sacerdote. Estuvo 18 años como misionero en países como Irlanda y Ghana, desde 2007 trabajaba en Liberia donde ejercía de ser capellán del hospital que la orden tiene en Monrovia.
Desde que fue a vivir a Liberia el P. Pajares perdió 12 kilos de peso por las difíciles condiciones de vida en este país.

El religioso había visitado su pueblo natal en Toledo el pasado junio y tenía pensado volver a España a principios de septiembre para quedarse en el país ya que llevaba varios años jubilado.

El sacerdote contrajo la enfermedad cuando cuidaba del Hermano de San Juan de Dios Patrick Shamdze, que también murió por ébola.
 

Etiquetas: Sacerdote héroe, Ébola