Fiesta en el cielo y la tierra: El Papa canonizó a 5 nuevos santos

Ceremonia de canonización del Cardenal Newman y cuatro beatas. Crédito: Captura de Youtube

VATICANO, 13 Oct. 19 / 03:45 am (ACI Prensa).- El Cardenal Newman ya es santo. San John Henry Newman fue inscrito en el libro de los santos en una multitudinaria Misa celebrada este domingo 13 de octubre en la Plaza de San Pedro del Vaticano presidida por el Papa Francisco en la que también se canonizó a Santa Giuseppina Vanni, Santa Mariam Thresia Chiramel Mankidiyan, Santa Dulce Lopes Pontes y a Santa Marguerite Bays.

Ante decenas de miles de fieles, el Santo Padre escuchó la biografía de los cinco nuevos santos. A continuación, el prefecto de la Congregación para la Cuasa de los Santos, Cardenal Giovanni Angelo Becciu, acompañado de los postuladores que defendieron la causa de canonización, leyó la petición para que procediera a la canonización de los beatos.

“Beatísimo Padre, la Santa Madre iglesia pide que vuestra Santidad inscriba a los Beatos John Henry Newman, Giuseppina Vannini, Mariam Thresia Chiramel Mankidiyan, Dulce Lopes Pontes y Marguerite Bays en el Libro de los Santos y, como tales, sean invocados por todos los cristianos”.

Después, el coro cantó las letanías de los santos en latín: “Sancta Maria, Mater Dei: Ora pro nobis; Sancte Michael: Ora pro nobis; Sancti Angeli Dei: Ora pro nobis…”.

Luego, el Papa Francisco leyó la siguiente fórmula para declarar santos al Cardenal Newman y a las cuatro beatas:

“En honor a la Santísima Trinidad, para exaltación de la fe católica y crecimiento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocando muchas veces la ayuda divina y oído el parecer de numerosos hermanos en el episcopado, declaramos y definimos a los Beatos John Henry Newman, Giuseppina Vannini, Mariam Thresia Chiramel Mankidiyan, Dulce Lopes Pontes y Marguerite Bays y los inscribimos en el Libro de los Santos, y establecemos que en toda la Iglesia sea devotamente honrada entre los Santos. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.

La Misa de canonización se celebró en el exterior de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Junto al altar, situado en lo alto de las escaleras de acceso a la Basílica, había una imagen de la Virgen a cuyos pies se situaron cinco relicarios con las reliquias de los nuevos santos.

Etiquetas: Vaticano, Cardenal Newman, Papa Francisco