19 de agosto de 2021 10:17 am

Fieles celebran al Beato Ceferino Namuncurá con una novena desde sus hogares

Por Giselle Vargas

Los fieles y devotos del Beato Ceferino Namuncurá caminan hacia la celebración de su nacimiento el próximo 26 de agosto con una novena dedicada en su honor.

Como una forma de cuidar a las personas ante posibles contagios por COVID-19, la Diócesis de Viedma suspendió la tradicional peregrinación al Santuario de Chimpay, lugar donde nació el beato mapuche.

Sin embargo, para vivir con intensidad este tiempo de oración, el 17 de agosto se inició la novena bajo el lema “Con Ceferino misionero, ser hermano es lo primero”.

Durante los nueve días se reflexionará sobre las actitudes y enseñanzas del beato para fortalecer la vida personal y comunitaria.

En una carta a los fieles, el Obispo de Viedma, Mons. Esteban Laxague, afirmó que aún desde las casas, las ermitas en las rutas y senderos o desde la capilla del barrio “¡viviremos seguramente un inolvidable cumpleaños de Ceferino!”.

Por ello, Mons. Laxague invitó a preguntarse qué es “lo que Ceferino nos confía como pueblo” y “¿Qué significa vivir como hermano?”.

“Elegir siempre salir de sí mismo para buscar el bien de los demás, ser para los demás. Elegir el bien común, el bien social, antes que el bienestar de uno. Reconocer en cada persona su grandeza, su dignidad, sus talentos”, expresó.

“Descubrir y valorar al otro en su diversidad. Cada persona es un don para el mundo. No aislarse, ni replegarse sobre uno mismo, ni acumular rencores ante las heridas recibidas, buscar siempre el camino del perdón y del reencuentro; buscar la verdadera alegría por la huella del compartir con los demás, del dar y darnos, y no en un encierro egoísta” describió.

“La Virgencita de Nazaret que sale ‘sin demora’ al encuentro de su prima Isabel para ayudarla, nos empuje a andar caminos de encuentro. Solo así construiremos esa Patria de hermanos que tanto anhelamos”, concluyó el Obispo de Viedma.

Breve biografía

Ceferino fue el sexto hijo del cacique Manuel Namuncurá. Nació el 26 de agosto de 1886 en Chimpay.

En 1987 pidió al P. Domingo Milanesio que lo llevara a estudiar para poder enseñar la fe a los miembros de su pueblo. De esta forma, llegó en 1902 a Viedma y luego a Italia, donde conoció al Papa Pío X.

En marzo de 1905 enfermó de tuberculosis y falleció el 11 de mayo de ese mismo año, a los 18 años de edad.

Fue beatificado en Chimpay el 11 de noviembre de 2007 por el Cardenal Tarcisio Bertone, entonces secretario de Estado del Vaticano y enviado por Benedicto XVI para la beatificación.

El milagro atribuido a la intercesión del beato mapuche fue la curación de una mujer argentina que tenía un cáncer de útero.

La beneficiaria es natural de Córdoba y tenía 24 años cuando ocurrió el milagro.

La fiesta litúrgica de Ceferino es el 26 de agosto.

Etiquetas: Ceferino Namuncurá, beato, Novena, celebraci