Ex presidenta de Planned Parenthood denuncia que quieren “comprar su silencio”

Leana Wen, ex presidenta de Planned Parenthood / Crédito: Flickr de Bret Simmons (CC BY-ND 2.0)

Washington D.C., 17 Sep. 19 / 06:45 pm (ACI Prensa).- La Dra. Leana Wen, ex presidenta de Planned Parenthood, a quien el directorio despidió en julio en medio de conflictos internos, aún se encuentra en un desacuerdo contractual sobre los términos de su salida, y denunció que se está tratando de “comprar” su silencio.

Según un documento obtenido por The New York Times, Wen dice que Planned Parenthood se niega a pagar su indemnización por despido y pagar el seguro de salud de su familia a menos que acepte una cláusula de limitación de información o de confidencialidad.

El medio informó el sábado 14 de septiembre que Wen había enviado el día 9 una carta de 1.400 palabras a la junta de directores de Planned Parenthood, acusando a la organización de retener su seguro médico obligatorio y el pago de su indemnización si no firmaba el acuerdo de confidencialidad.

The New York Times no ha publicado el texto completo de la carta, y Wen expresó su decepción por la filtración de la carta a la prensa.

“No debería haber disputas con respecto a los términos de mi contrato de trabajo, que están claramente detallados”, dijo en un comunicado.

Melanie Newman, vicepresidenta senior de comunicaciones de Planned Parenthood, calificó las acusaciones de Wen de “desafortunadas, tristes y simplemente falsas”.

“Los abogados que representan a la junta han hecho todos los esfuerzos de buena fe para separarse amigablemente de la Dra. Wen, y están decepcionados de que no hayan podido llegar a una resolución adecuada con respecto a su paquete de indemnización”, dijo.

Según el Times, Newman declaró que Wen se mantuvo en la nómina durante las negociaciones y recibirá un salario hasta mediados de octubre, con beneficios de salud hasta el final de ese mes. Además, dijo que Planned Parenthood le había ofrecido a Wen un año adicional de salario y beneficios médicos.

Wen, excomisionada de Salud de la Ciudad de Baltimore (Estados Unidos), fue nombrada presidenta de Planned Parenthood el 12 de septiembre 2018 para reemplazar a Cecile Richards, que encabezó la organización abortista desde 2006. Fue presidenta hasta el 16 de julio, cuando anunció que su salida fue inesperada y que apenas se había enterado porque la decisión se tomó en una reunión secreta.

“Me voy porque los nuevos presidentes del directorio y yo tenemos diferencias filosóficas sobre la dirección y el futuro de Planned Parenthood”, dijo a través de Twitter.

Según The New York Times, “las personas familiarizadas con su salida dijeron que hubo conflictos internos por su gestión y que el grupo sentía que necesitaba un líder político más agresivo para luchar contra los esfuerzos para reducir el acceso a los abortos”.

Planned Parenthood es el mayor proveedor de abortos en los Estados Unidos. En 2016, la organización realizó aproximadamente uno de cada tres abortos.

Alexis McGill Johnson, miembro del directorio de Planned Parenthood, será la presidenta interina hasta que se nombre un nuevo presidente para fines de 2019.

Wen anunció recientemente su nuevo puesto como profesora invitada en la Universidad George Washington, y también que, junto a su esposo, esperan un bebé.

Abby Johnson, ex directora de Planned Parenthood y convertida en una importante activista provida, dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que Planned Parenthood está “demostrando una vez más sus verdaderas lealtades” y que espera que Wen se revele sobre su experiencia. 

Johnson dejó su puesto como Planned Parenthood y fundó And Then There Were None, una organización que busca ayudar a los trabajadores de clínicas de abortos a abandonar esa industria.

“La Dra. Wen ha sido terriblemente traicionada por Planned Parenthood. Es desgarrador ver a su antiguo empleador arrojarla debajo del autobús porque se atrevió a cuestionar su compromiso con la atención médica real. No valoran a sus empleados porque no valoran a las personas, especialmente a las mujeres embarazadas, a quienes ven más como signos de dólar que como seres humanos”, aseguró Johnson.

La activista provida se ha comunicado públicamente con Wen en Twitter para alentarla a hablar confidencialmente sobre su situación.

“La Dra. Wen no necesita pasar por esta prueba sola. Espero sinceramente que sepa que tiene un aliado en mí, alguien que pasó por una situación similar y que no solo tiene excelentes abogados, sino también una vasta red de apoyo a través de And Then There Were None que la recibiría con los brazos abiertos”, dijo Johnson.

En la última década, Planned Parenthood ha visto disminuir su número de pacientes. También disminuyó la cantidad de sus servicios de exámenes de detección de cáncer, distribución anticonceptivos y servicios prenatales.

Sin embargo, los abortos han aumentado en aproximadamente un 10% desde 2006, a pesar de que la organización tiene menos pacientes.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Aborto, Planned Parenthood, Aborto en Estados Unidos, Leana Wen