31 de marzo de 2020 9:36 am

Esta religiosa en proceso de beatificación inspira proyectos de ayuda en África

Madre Kevin Kearny (izq) y las religiosas de las Hermanitas de San Francisco de Asís (dcha). Crédito: Hermanitas de San Francisco de Asís.

Las religiosas de la Congregación Hermanitas de San Francisco de Asís están presentes en Uganda, Tanzania y Kenia; donde llevan a cabo numerosos proyectos de ayuda a los más necesitados siguiendo el espíritu de su fundadora Madre Kevin Kearny, una religiosa irlandesa en proceso de beatificación desde el año 2016, cuyo principal deseo era llegar a los más pobres y necesitados. 

La Madre Kevin Kearny llegó a Uganda en el año 1902 y en 1923 fundó esta congregación en la que actualmente hay más de 700 religiosas.

Entre los proyectos que llevan a cabo estas religiosas en Tanzania se encuentra el “Mama Kevina Hope Center”, un centro para niños con discapacidades tanto físicas como mentales.

En Mama Kevina asisten a más de 240 niños anualmente, 34 de ellos residen en el centro y el resto acude a las llamadas “semanas terapéuticas”, en las que una vez al mes durante 15 días asisten con sus padres para recibir formación para poder tratarles mejor en todos los aspectos y que consigan el máximo de autonomía posible.

Las religiosas acuden a las aldeas para dar a conocer este centro y el programa a las familias con hijos con diversas discapacidades e invitarles a acudir a sus talleres.

Ante la alta demanda, la Congregación Hermanitas de San Francisco de Asís necesita ampliar el centro, especialmente la sala de fisioterapia, y la cobertura de la educación de los niños que residen en el local, ya que proceden de familias sin recursos.

Estas religiosas también tienen un comedor social en Kijenge, una de las zonas más pobres de Tanzania, que se fundó en septiembre de 2002 con el fin de alimentar a los niños más necesitados de la zona.

Por el momento cada día 91 niños comen allí una vez al día, pero además se les ayuda con apoyo escolar para que realicen sus tareas y puedan seguir sus estudios, así se evita que estén en la calle donde pueden ser secuestrados o recibir malas influencias.

Ante la bajísima tasa de escolarización en estudios secundarios en Tanzania, y especialmente entre las niñas, estas religiosas fundaron en el año 2007 la Mother Kevin Secondary School para ayudar a que las jóvenes puedan continuar su formación. Además, destinado a la promoción de la mujer, comenzaron los Santa Monica Women Group, con las que, siguiendo el ejemplo de Mother Kevin, se apoya a las mujeres.

Por eso quieren comenzar una pequeña granja de cerdos y una producción de jabones y aceites que, en ambos casos, les servirán tanto para el pequeño comercio como para el autoabastecimiento.

Más información sobre sus proyectos y cómo ayudarles AQUÍ.

Etiquetas: África, Religiosas, Iglesia en África, beatificación, necesitados