3 de diciembre de 2021 6:45 pm

Esta es la catedral católica que visitará el Papa Francisco en su viaje a Grecia

Por Cynthia Pérez

Catedral de San Dionisio,en Atenas, Grecia. Crédito: Sitio web de la Catedral de San Dionisio.

Como parte de su viaje apostólico a Grecia, el Papa Francisco se reunirá el 4 de diciembre con la comunidad religiosa y catequistas locales en la Catedral de San Dionisio, en Atenas, basílica católica que también fue visitada por San Juan Pablo II hace más de 20 años.

San Juan Pablo II visitó Grecia como parte de su peregrinación jubilar tras las huellas de San Pablo Apóstol, realizada en mayo de 2001. Ahí, el 4 de mayo, el Santo Padre se reunió con el entonces Arzobispo de Atenas y de toda Grecia para la Iglesia Ortodoxa griega, Su Beatitud Christodoulos, en la Catedral de San Dionisio.

Durante su estancia en Atenas, San Juan Pablo II también pidió perdón a los ortodoxos por los daños causados por los católicos en el saqueo de Constantinopla de 1204. Además, abogó para que se reanude el diálogo teológico entre católicos y ortodoxos e invocó de nuevo la reconciliación y la plena comunión entre los seguidores de Cristo.

Después de 20 años, el Papa Francisco seguirá sus pasos y se reunirá en la misma iglesia con los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y catequistas de Atenas. A continuación, te contamos más sobre este importante y antiguo templo católico.

 La Basílica Catedral de San Dionisio Areopagita, ubicada en una de las partes más céntricas de Atenas, se empezó a construir en 1860 y fue inaugurada el 4 de abril de 1865, luego de completarse todas las obras elementales.

Según el sitio web de la Catedral, el proyecto arquitectónico de la iglesia fue diseñado por el arquitecto alemán Leo Von Klenz, y el arquitecto ateniense Lyssandros Kaftantzoglou se encargó de la ejecución de la obra.

El estilo arquitectónico de la Catedral es una basílica de tres naves. Sobre la entrada de la Catedral se encuentra la galería de órganos, diseñada por el arquitecto Paul Sabto y decorada por el artista F. Abadie. La galería de órganos de madera es una parte integral de la entrada interna del templo.

El órgano fue traído en 1949 desde la antigua Catedral católica de Rodas, como un obsequio de la comunidad franciscana. El instrumento musical fue hecho por Mascioni, un constructor de órganos de Varese, al norte de Italia.

En la zona inferior de la nave central, entre las columnatas, hay cuadros circulares con pinturas sobre lienzo de los doce Apóstoles, elaboradas por Bravi en 1912. Cabe destacar que el fondo de las imágenes está decorado con pan de oro, imitando un mosaico.

El altar mayor y el tabernáculo, realizados por Salvatore Valenti en 1887, son de mármol verde y rojo e incluyen adornos de bronce. Debajo del ábside y sobre el altar mayor hay una gran imagen de San Dionisio elaborada por el artista romano Morani en 1862.

La imagen de San Dionisio fue erigida sobre el altar el día de la inauguración de la Catedral. El frontón con columnas y la decoración que rodea la imagen del santo son de mármol del monte Pentelikon y fueron hechos por el artista ateniense Spyridon Genovezos en 1888.

El ábside del arco del santuario está completamente cubierto por un mural que representa la "Gloria de San Dionisio”, una obra maestra del artista Guglielmo Bilancioni.

Al lado derecho del altar mayor hay un altar más pequeño que tiene una imagen de San José, esposo de la Santísima Virgen María. Esta capilla suele utilizarse de lunes a viernes para la celebración de las Misas diarias.

Al lado izquierdo del altar mayor se ubica el baptisterio, cuya pila es de mármol, y en la parte superior se encuentra una pintura que representa el Bautismo de Jesús.

La Catedral cuenta con diversas estatuas y pinturas. Al ingresar al templo, en la pared izquierda  del templo hay una estatua de Nuestra Señora de Lourdes, rodeada por un dosel de madera de Theofanis Nomikos. También, hay una pintura de la Virgen María a la que los fieles pueden rezar encendiendo una vela a sus pies.

Al costado del altar mariano hay un pequeño altar con un cuadro que representa a San Pablo predicando a los atenienses en el Areópago, que a su vez está acompañada de una pequeña imagen de San Francisco de Asís.

En la pared derecha del templo hay una estatua del Santísimo Corazón de Jesús. A su costado hay un iconostasio tallado en madera por Theofanis Nomikos, que contiene una imagen de Nuestra Señora del Rosario, rodeada de pequeñas imágenes de los hechos de la historia de la salvación.

Además, hay un cuadro de San Antonio de Padua, y otro de San Pedro Apóstol, que está acompañado de una pequeña imagen de Santa Teresa de Lisieux.

El último altar tiene una pintura de Nuestra Señora de los Dolores. Debajo del fresco hay un busto y el emblema del primer obispo católico de Atenas, que fue nombrado tras el restablecimiento de la Arquidiócesis Católica en 1875.

Finalmente, las ventanas de los pasillos derecho e izquierdo del cuerpo principal de la catedral son vidrieras elaboradas por el Real Taller de Munich. Fueron un regalo del Príncipe Regente de Baviera. Las primeras cuatro ventanas fueron colocadas en 1891 y las otras en 1894.

Etiquetas: San Juan Pablo II, catedral, Grecia, Iglesia en Grecia, Viaje del Papa Francisco a Chipre y Grecia 2021, Atenas