15 de enero de 2022 12:31 pm

Ecuador: Obispos piden a legisladores defender vida de víctimas de abuso y de sus bebés

Por Diego López Marina

Imagen referencial / Crédito: Unsplash

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) pidió a los asambleístas “un adecuado balance” entre la defensa de la vida desde la concepción y el derecho de las mujeres víctimas de abuso sexual, en medio del debate del nuevo proyecto de ley de aborto por violación.

“Ilustres asambleístas, apelamos a su razonabilidad y buena voluntad, de tal forma que el proyecto de ley garantice las ‘condiciones y requisitos para que exista un adecuado balance entre la protección de la vida desde la concepción y los derechos constitucionales de las mujeres víctimas de violación’, tal como señala la Corte Constitucional”, indicaron los obispos en una carta publicada el 13 de enero.

Desde el pasado 10 de enero, la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional está revisando los artículos del proyecto de ley titulado “Ley Orgánica que garantiza la interrupción voluntaria del embarazo para niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violación”, que luego de ser aprobado, será entregado al Pleno del Congreso para que sea debatido.

El texto del proyecto señala que el aborto en casos de violación debe aplicarse en un plazo máximo de 28 semanas de gestación para mayores 18 años y sin plazo para menores de edad o mujeres discapacitadas.

La propuesta legislativa fue presentada por la Defensoría del Pueblo en cumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional de abril de 2021, en la que además de despenalizar el aborto, dispuso a la Defensoría preparar el proyecto de ley en cuestión.

No obstante, los obispos ecuatorianos recordaron que “la Corte Constitucional ordenó a la Defensoría del Pueblo y, luego, a la Asamblea Nacional a establecer las ‘condiciones y requisitos para que exista un adecuado balance entre la protección de la vida desde la concepción y los derechos constitucionales de las mujeres víctimas de violación’”.

Sin embargo, alertaron que “el actual proyecto de ley se concentra únicamente en el aborto como única alternativa para las mujeres víctimas de la violación y reduce al ser humano concebido a un simple producto sin ningún derecho humano”.

Los obispos ecuatorianos aseguran que el proyecto de ley parte de dos presupuestos “sin fundamento”; el primero es “que el aborto es un derecho” y el segundo “que la vida humana no comienza con la concepción”.

“Asimismo, señala que no es necesaria la denuncia del delito de aborto y atenta contra el derecho humano a la objeción de conciencia”, denunciaron.

El aborto no es un derecho en Ecuador

En su carta, la CEE recordó que la Constitución ecuatoriana protege la vida desde la concepción en su Art. 45, y, según la Ley Orgánica de Salud (Art. 259), “el aborto no es parte de los derechos sexuales y reproductivos, ni tampoco un método de planificación familiar”.

“Ninguna norma internacional, ni nacional, por lo tanto, reconoce al aborto como un derecho. La Corte Constitucional del Ecuador, en su sentencia, señala explícitamente que no se discute ‘la constitucionalidad o no del aborto consentido en el Ecuador’ (párr. 110), sino la proporcionalidad de la penalización al aborto voluntario en el caso de mujeres víctimas de violación”, precisaron los obispos.

Sobre los límites para practicar un aborto

La Corte Constitucional, en el párrafo 194 de su fallo, consideró que “la interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación requiere de una legislación que fije los límites objetivos y técnicos dentro de los cuales puede ser efectuada legalmente, lo que incluye la necesidad de fijación de un tiempo máximo de gestación permitido (semanas)”,

Los obispos criticaron que la fijación de límites “objetivos y técnicos” para la práctica del aborto “supone que la vida humana no comienza en la concepción, sino en una fase posterior”.

“No obstante sentencias o leyes en contrario, la vida humana comienza en la concepción, tal como la ciencia médica lo demuestra, y resulta subjetivo, arbitrario y contrario a todo hallazgo técnico-científico señalar una edad de gestación hasta la que se puede abortar. Después de la concepción, cualquier intervención quirúrgica, médica o química termina de manera sumaria y arbitraria con la vida de un ser humano”, recordaron.

Los prelados ecuatorianos dijeron que, sin lugar a dudas, “hay un mayor riesgo para la salud y la vida de la madre si el aborto se produce en las fases más avanzadas del embarazo (especialmente a partir de las 12 semanas o 3 meses de gestación), que en las primeras”.

“Igualmente, es más fácil, química y quirúrgicamente, terminar de manera sumaria y arbitraria con la vida de un ser humano inocente e indefenso en las primeras etapas que en las siguientes”.

Finalmente, acotaron que “esta observación sobre el riesgo de la salud y vida de la madre así como de la facilidad médica para abortar, nunca debe utilizarse como justificación para dar muerte de manera arbitraria y sumaria a un ser humano, aunque, en el caso de violación, no se impute ninguna pena legal a los autores del aborto”.

La necesidad de denunciar los delitos de violación

La violación, en todas sus formas, es un crimen o delito con una pena de 19 a 22 años de privación de libertad en Ecuador.

Los obispos alertaron que “la falta de denuncia e investigación de los delitos de violación, fomenta el sentido de impunidad e incentiva su repetición”.

“Por ello es indispensable la denuncia establecida en el Código Orgánico Integral Penal (Art. 422). La denuncia hace posible que la autoridad competente inicie la investigación y tome las medidas de protección en favor de la víctima de violación. Sin denuncia, por consiguiente, no hay justicia; en este caso, el violador queda en la impunidad y la mujer permanece desprotegida por parte del Estado”, acotaron.

Violación a la objeción de conciencia

“La objeción de conciencia es un derecho humano que también ha sido reconocido por la Constitución y no un privilegio de una minoría (Art. 66.12). El Estado, por lo tanto, tiene del deber de respetar las creencias y convicciones de cada persona; de no hacerlo, también vulnera otros derechos como la libertad de conciencia y opinión”, recordó la CEE.

En ese sentido, recordaron que “el personal médico, por lo tanto, no debe ser obligado a practicar un aborto en contra de sus convicciones médicas, éticas y morales, más aún bajo la amenaza de penas, como la cárcel o la multa”.

Etiquetas: Aborto, Ecuador, Aborto por violación, proyecto de ley, aborto en Ecuador, proyecto de aborto