31 de marzo de 2020 5:04 pm

Coronavirus en México: Iglesia pide no dar sacramentos a enfermos sin protección adecuada

Imagen referencial. Crédito: James L.W / Unsplash.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) publicó este 30 de marzo su “Plan Emergente Nacional Sacerdotal COVID-19”, en el que da una serie de indicaciones para los presbíteros, como la de atender sacramentalmente a pacientes de coronavirus “sólo si cuenta con los medios de protección correspondiente”.

El documento fue preparado por la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios (CEVyM) y la Dimensión Episcopal del Clero.

Los obispos mexicanos señalaron en el documento que “debemos estar preparados ante la demanda que se nos hará de estar presente acompañando a los pacientes de COVID-19, es decir, proporcionarles los sacramentos de Unción de los Enfermos, Confesión y Viático”.

“¿Qué hacer ante esta circunstancia de la cual no podemos huir, pues está en nuestra realidad, pero que no podemos enfrentar como habitualmente sabemos y podemos hacer? Pueden ir a ver un paciente con estas características si y sólo si cuenta con los medios de protección correspondiente”, indicó la CEM.

Estos medios, detallaron los obispos, comprenden el uso de bata, guantes de látex, tapabocas N95, cubre zapatos, gorro y que el sacerdote “no tenga enfermedades preexistentes (diabetes, hipertensión, obesidad mórbida, o alguna otra que lo haga estar débil en sus defensas)”.

“Si no tiene esta protección, no se acerque al paciente, pues se va a contagiar, y será propagador del virus a más personas”, indicaron.

Los obispos mexicanos también aconsejaron a los presbíteros fortalecer su vida espiritual, pues “una sólida espiritualidad y madurez humana sacerdotal, nos permitirá́ hacer frente a los desafíos sacerdotales que trae consigo el COVID -19”.

En el ámbito psicológico, la CEM señaló a los sacerdotes que “cuidar tus acciones, pensamientos y sentimientos resultará de gran importancia para responder adecuadamente a los periodos en los que el ánimo pueda fallar y, la sensación de incertidumbre o desasosiego crezca, si es que se llega a dar el caso”.

La CEM animó también a los sacerdotes mexicanos a que “ante este escenario global hemos de contemplar con esperanza cristiana y un profundo sentido de fe, asumiendo con corazón de padres y hermanos esta oportunidad con una profunda confianza, más no con ingenuidad, sino con ojos de fe y corazón de pastores que han de conocer las necesidades del Pueblo cristiano, para involucrarse en ellas y potenciar todas aquellas iniciativas que favorezcan la presencia del Reino de Dios”.

Para leer el texto completo del Plan Emergente Nacional Sacerdotal COVID-19, puede ingresar AQUÍ.

Etiquetas: México, Obispos de México, Iglesia en México, coronavirus