26 de marzo de 2022 11:12 am

Consagración a María será recordada como el “momento de la victoria”, dice Patriarca

Por Almudena Martínez-Bordiú

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk. Crédito: Daniel Ibañez/ACI Prensa

Los obispos de la Iglesia greco-católica ucraniana se unieron al Santo Padre en la consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María el 25 de marzo. 

Encabezados por Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, participaron en una celebración que tuvo lugar en la Catedral de la Madre de Dios de Zarvanytsia, un santuario mariano del oeste de Ucrania. 

Según informaron a través de una nota de prensa, también se celebró una sesión extraordinaria del Sínodo de Obispos, donde rezaron en la iglesia ante el icono milagroso de la Madre de Dios de Zarvanytsia, uniéndose al mismo tiempo al Santo Padre y al mundo entero a través de la transmisión en directo.  

Dirigiéndose a los fieles tras la consagración, el líder de la Iglesia greco-católica ucraniana dijo que se trataba de un momento histórico, y que "cada uno de vosotros, en su momento, contará a sus hijos, nietos y bisnietos que éste fue el momento de la victoria, cuando entregamos el destino de Ucrania en manos de la Santísima Virgen María". 

Su Beatitud Sviatoslav añadió que la guerra que libra hoy Rusia contra Ucrania es una lucha espiritual entre el bien y el mal. “La consagración de Rusia y Ucrania al Corazón Inmaculado de María es el momento en el que creemos que el bien vencerá gracias a la oración de la Madre de Dios”, defendió. 

A continuación, Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk explicó que “Rusia fue consagrada al Corazón Inmaculado de María porque la Madre de Dios pidió que se hiciera este Acto porque desde allí el mal se extendería por todo el mundo, destruyendo naciones, pueblos y trayendo sufrimiento a las personas”. 

“Rezamos por nuestros enemigos para que el Señor detenga su mano asesina. Mientras que nuestra Ucrania, junto con el Santo Padre, fue consagrada aquí, en Zarvanytsia, a la Protección de la Santísima Virgen María, su Corazón Inmaculado, porque sabemos que hoy Ella, la Madre de Dios, está con Ucrania, con nuestro pueblo que sufre”, señaló. 

Su Beatitud Sviatoslav afirmó estar unidos “con nuestros obispos de todo el mundo, en nuestros asentamientos en Europa Occidental, en América del Norte y del Sur, en Australia y con todos los obispos católicos del mundo”. 

Por último, aseguró sentir “que el mundo entero está hoy con nosotros. Nuestro agradecimiento hoy es para el Santo Padre Francisco, con quien hemos vivido estos momentos especiales y únicos".

Etiquetas: obispos de Ucrania, El Papa Francisco, Guerra en Ucrania, Consagración de Rusia y Ucrania