1 de junio de 2022 12:24 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 1 de junio de 2022 3:03 pm

Confían a Virgen de Guadalupe a maestra que dio la vida por sus alumnos en masacre en Texas

Por Walter Sánchez Silva

Foto de Irma García y su esposo Joe en memorial en Uvalde. Crédito: David Ramos / ACI Prensa

El Arzobispo de San Antonio (Estados Unidos), Mons. Gustavo García-Siller, presidió este miércoles el funeral de Irma García, maestra que dio la vida por defender a sus alumnos en la masacre en Uvalde, Texas, y su esposo Joe, que murió algunos días después a causa de un ataque cardiaco.

Nuestra Señora de Guadalupe, ruega por Irma, Joe y las demás víctimas, da consuelo a sus familias y haz de nosotros constructores de paz”, dijo el Prelado en la homilía de la Misa que presidió en la Sacred Heart Catholic Church en la localidad de Uvalde, a unos 130 kilómetros de San Antonio, ante una multitud de fieles que llenaron la iglesia.

Salvador Ramos, de 18 años, ingresó con un fusil semiautomático la tarde del 24 de mayo a la escuela primaria Robb Elementary School en Uvalde, una pequeña ciudad con unos 15 mil habitantes, el 80% de los cuales son hispanos.

Ramos mató a al menos 19 niños y dos maestras, hiriendo a varios más, antes de ser abatido por las autoridades.

“Mientras toda la Iglesia conmemora la espera del Consolador, el Espíritu Santo, todos deseamos ser instrumentos a través de los cuales Él mismo traiga paz a los corazones de Liliana, Alysandra, José, Cristian, toda la familia García y las demás familias de las víctimas. Oramos para que así sea”, dijo el Arzobispo en referencia a los cuatro hijos de Irma y Joe.

“Su pérdida y su dolor son parte de nuestra propia tragedia como comunidad. Al vivir todos nosotros el duelo, también queremos comunicar nuestra esperanza en la resurrección a los que lloran y al mundo”, continuó.

“Con el don de la fe y por medio de nuestra cercanía a ustedes, podemos hacernos partícipes de su dolor, para que a través de la Iglesia sean fortalecidos en su propia fe y reciban el consuelo que solo Dios puede dar”, resaltó el Arzobispo de San Antonio.

Mons. García-Siller dijo además que “la fe de Irma y Joe dio frutos de amor. Fueron testigos del amor que viene de Dios. El amor entre ellos brilló y se expresó en su dedicación mutua, que se extendió a sus hijos y a su comunidad. Ella actuó por amor hasta su último aliento. El amor de él por ella fue tan fuerte que su corazón no pudo contenerlo”.

El Prelado refirió asimismo que “estamos aquí para proclamar nuestra fe en el Señor que es capaz de dar a nuestros seres queridos difuntos una alegría que supera con creces nuestro dolor”.

De hecho, “todos los honores que podemos ofrecerles palidecen en comparación con la gloria que confiamos que ya disfrutan. Les presentamos nuestros respetos con la dignidad que les corresponde, rezamos por su eterno descanso y esperamos también que puedan interceder por nosotros”, aseguró el Arzobispo de San Antonio.

Luego de concluir la Misa, Miguel Cardona, Secretario de Educación de Estados Unidos, dijo a los periodistas que acompaña a los maestros y familias, aunque evitó pronunciarse sobre el futuro de la Robb Elementary School, ante el pedido de algunos para que se demuela y se reconstruya, como se hizo tras la masacre de Sandy Hook en 2012 o en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en 2018

“Como padre estoy con los maestros, los familiares, acompaño sus sentimientos. Estoy aquí para apoyarlos. Sé que va a ser bastante difícil poder regresar al salón, pero los niños van a darle fuerza. Estamos orando por ellos”, dijo Cardona.

Colaboró con esta nota David Ramos, Editor en Jefe de ACI Prensa

Etiquetas: Estados Unidos, Niños, Familia, Virgen de Guadalupe, tiroteo, San Antonio, Uvalde, Masacre en Texas, Irma García